El Supremo no logra definición sobre tres reos del 'juicio del siglo' en Brasil

El Tribunal Supremo de Brasil registró hoy un empate en votos con respecto a la situación de un exministro de Transporte y de dos exdiputados que forman el grupo de 37 reos del juicio referido a corruptelas denunciadas en 2005.La indefinición se dio en los casos de Anderson Adauto, actual alcalde de la ciudad de Uberaba y ministro de Transporte durante el primer mandato de Luiz Inácio Lula da Silva, y de los exdiputados Pualo Rocha y Joao Magno, ambos del Partido de los Trabajadores (PT).En el llamado "juicio del siglo", referido a una supuesta red de corrupción que operó entre 2003 y 2005, los tres fueron acusados de lavado de dinero y cinco de los jueces de la corte los consideraron culpables pero otros cinco los declararon inocentes.El empate, según decidió hoy el tribunal, será discutido una vez que concluya todo el proceso, lo cual está previsto que ocurra antes de fin de mes.En el penúltimo capítulo de este proceso, dedicado exclusivamente a acusaciones de lavado de dinero, el Supremo también se inclinó por declarar inocentes al exdiputado del PT Luiz Carlos da Silva, más conocido como "Profesor Luizinho", y al exfuncionario del Ministerio de Transporte José Luiz Alves.Asimismo, fue declarada inocente de lavado de dinero Anita Leocadia, una antigua asesora del PT en la Cámara de Diputados.Concluida esta penúltima fase, que ha quedado pendiente de definición en los tres casos citados, los jueces comenzarán ahora a estudiar el último capítulo, que estará centrado en acusaciones de asociación ilícita.Por ese cargo responden el exministro de la Presidencia José Dirceu, el expresidente del PT José Genoino, el antiguo tesorero de esa formación Delúbio Soares y otros diez acusados.Dirceu, como Genoino y Soares ya han sido hallados culpables del delito de corrupción activa, por lo cual una nueva condena puede aumentar aún más las penas que les serán impuestas una vez que concluya la totalidad del proceso.El juez instructor, Joaquim Barbosa, comenzó a presentar hoy mismo su parecer sobre este último capítulo, pero por su complejidad y extensión aclaró que solo podrá concluir en la sesión prevista para mañana.

El Tribunal Supremo de Brasil registró hoy un empate en votos con respecto a la situación de un exministro de Transporte y de dos exdiputados que forman el grupo de 37 reos del juicio referido a corruptelas denunciadas en 2005.La indefinición se dio en los casos de Anderson Adauto, actual alcalde de la ciudad de Uberaba y ministro de Transporte durante el primer mandato de Luiz Inácio Lula da Silva, y de los exdiputados Pualo Rocha y Joao Magno, ambos del Partido de los Trabajadores (PT).En el llamado "juicio del siglo", referido a una supuesta red de corrupción que operó entre 2003 y 2005, los tres fueron acusados de lavado de dinero y cinco de los jueces de la corte los consideraron culpables pero otros cinco los declararon inocentes.El empate, según decidió hoy el tribunal, será discutido una vez que concluya todo el proceso, lo cual está previsto que ocurra antes de fin de mes.En el penúltimo capítulo de este proceso, dedicado exclusivamente a acusaciones de lavado de dinero, el Supremo también se inclinó por declarar inocentes al exdiputado del PT Luiz Carlos da Silva, más conocido como "Profesor Luizinho", y al exfuncionario del Ministerio de Transporte José Luiz Alves.Asimismo, fue declarada inocente de lavado de dinero Anita Leocadia, una antigua asesora del PT en la Cámara de Diputados.Concluida esta penúltima fase, que ha quedado pendiente de definición en los tres casos citados, los jueces comenzarán ahora a estudiar el último capítulo, que estará centrado en acusaciones de asociación ilícita.Por ese cargo responden el exministro de la Presidencia José Dirceu, el expresidente del PT José Genoino, el antiguo tesorero de esa formación Delúbio Soares y otros diez acusados.Dirceu, como Genoino y Soares ya han sido hallados culpables del delito de corrupción activa, por lo cual una nueva condena puede aumentar aún más las penas que les serán impuestas una vez que concluya la totalidad del proceso.El juez instructor, Joaquim Barbosa, comenzó a presentar hoy mismo su parecer sobre este último capítulo, pero por su complejidad y extensión aclaró que solo podrá concluir en la sesión prevista para mañana.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios