La balanza del Supremo se empieza a inclinar contra el "escudero" de Lula

La balanza del Tribunal Supremo de Brasil se empezó a inclinar hoy en contra del exministro José Dirceu, uno de los hombres más poderosos en el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva y principal acusado de las corruptelas denunciadas en 2005.Dos de los diez magistrados de la corte se sumaron hoy al juez instructor Joaquim Barbosa y se pronunciaron sobre la culpabilidad de Dirceu, quien hasta ahora sólo ha sido hallado inocente por el revisor del caso, Ricardo Lewandowski.La misma mayoría parcial se consolidó hoy contra el expresidente del Partido de los Trabajadores (PT) José Genoino, actual asesor del Ministerio de Defensa, y el antiguo tesorero de la formación Delubio Soares.Dirceu, considerado en la época el "hombre fuerte" del Gobierno de Lula, se desempeñó como ministro de la Presidencia entre 2003 y 2005, período en que ocurrieron los escándalos que juzga el Tribunal Supremo en el llamado "juicio del siglo", que tiene 37 reos, de los cuales 22 ya han sido declarados culpables.El caso se refiere a una red de corruptelas supuestamente tejida por el gobernante Partido de los Trabajadores (PT) después de que Lula ganó las elecciones de 2002, la cual sirvió para "comprar" la mayoría parlamentaria que los votos les habían negado.Entre los 22 acusados que ya han sido declarados culpables están diez dirigentes y diputados de cuatro partidos que, según estableció la corte, fueron sobornados por el PT, en una trama que, de acuerdo a la fiscalía, dirigía personalmente José Dirceu.El revisor Lewandowski hizo hoy una encendida defensa de la supuesta inocencia de Dirceu y aseguró que la acusación en su contra "se restringe a meras suposiciones", se apoya en "testimonios", no en "hechos", y además "carece de al menos una prueba pericial" que la sustente.Admitió, sin embargo, que "hasta podría ser que (Dirceu) haya manejado los hilos de ese teatro de fantoches", pero sostuvo que eso es "una posibilidad" y "no una realidad dentro del proceso".En opinión de Lewandowski, el único responsable en el PT por toda esta trama, que se alimentó sobre todo de recursos públicos, fue el extesorero Delubio Soares, que era quien "cuidaba de las finanzas" del partido y quien, a su juicio, actuaba con "absoluta libertad".Esas tesis, contraria a la posición del relator, no fue aceptada por los magistrados Rosa Weber y Luiz Fux, quienes la consideraron simplemente "fantasiosa".Según Weber, una vez que la corte comprobó que hubo diputados sobornados por el PT, se debe concluir que "sin corruptor no hay corrompido" y aceptar que "las pruebas revelan una promiscuidad inaceptable" alentada por el partido gobernante."El tesorero no podría haber actuado solo, sin conocimiento del presidente del partido (José Genoino)" y del ministro responsable del área política del Gobierno, dijo en alusión a Dirceu, figura que para la magistrada es "la que cierra todo el rompecabezas".Concluida esta audiencia, el Supremo ya tiene tres votos por la culpabilidad de Dirceu, Genoino y Soares, los tres líderes del PT incluidos en esta fase del proceso. Los dos primeros, sin embargo, fueron considerados inocentes por el revisor.Asimismo, los cuatro magistrados que han votado pidieron condenar al publicista Marcos Valerio Fernandes, a sus tres socios y a un exdirectivo de sus empresas, que se pusieron al servicio del PT para obtener, blanquear y distribuir luego el dinero de la corrupción.De la misma manera, los cuatro jueces exculparon al exministro de Transporte Anderson Adauto, del extinto Partido Liberal (PL), y a Geisa Dias, antigua directora de las empresas de Fernandes.Los seis magistrados que aún no se han pronunciado en esta fase del proceso, limitada a las acusaciones de corrupción activa, lo harán en una nueva audiencia convocada para el próximo martes, en la que podría quedar definida la suerte de estos diez reos. Eduardo Davis

La balanza del Tribunal Supremo de Brasil se empezó a inclinar hoy en contra del exministro José Dirceu, uno de los hombres más poderosos en el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva y principal acusado de las corruptelas denunciadas en 2005.Dos de los diez magistrados de la corte se sumaron hoy al juez instructor Joaquim Barbosa y se pronunciaron sobre la culpabilidad de Dirceu, quien hasta ahora sólo ha sido hallado inocente por el revisor del caso, Ricardo Lewandowski.La misma mayoría parcial se consolidó hoy contra el expresidente del Partido de los Trabajadores (PT) José Genoino, actual asesor del Ministerio de Defensa, y el antiguo tesorero de la formación Delubio Soares.Dirceu, considerado en la época el "hombre fuerte" del Gobierno de Lula, se desempeñó como ministro de la Presidencia entre 2003 y 2005, período en que ocurrieron los escándalos que juzga el Tribunal Supremo en el llamado "juicio del siglo", que tiene 37 reos, de los cuales 22 ya han sido declarados culpables.El caso se refiere a una red de corruptelas supuestamente tejida por el gobernante Partido de los Trabajadores (PT) después de que Lula ganó las elecciones de 2002, la cual sirvió para "comprar" la mayoría parlamentaria que los votos les habían negado.Entre los 22 acusados que ya han sido declarados culpables están diez dirigentes y diputados de cuatro partidos que, según estableció la corte, fueron sobornados por el PT, en una trama que, de acuerdo a la fiscalía, dirigía personalmente José Dirceu.El revisor Lewandowski hizo hoy una encendida defensa de la supuesta inocencia de Dirceu y aseguró que la acusación en su contra "se restringe a meras suposiciones", se apoya en "testimonios", no en "hechos", y además "carece de al menos una prueba pericial" que la sustente.Admitió, sin embargo, que "hasta podría ser que (Dirceu) haya manejado los hilos de ese teatro de fantoches", pero sostuvo que eso es "una posibilidad" y "no una realidad dentro del proceso".En opinión de Lewandowski, el único responsable en el PT por toda esta trama, que se alimentó sobre todo de recursos públicos, fue el extesorero Delubio Soares, que era quien "cuidaba de las finanzas" del partido y quien, a su juicio, actuaba con "absoluta libertad".Esas tesis, contraria a la posición del relator, no fue aceptada por los magistrados Rosa Weber y Luiz Fux, quienes la consideraron simplemente "fantasiosa".Según Weber, una vez que la corte comprobó que hubo diputados sobornados por el PT, se debe concluir que "sin corruptor no hay corrompido" y aceptar que "las pruebas revelan una promiscuidad inaceptable" alentada por el partido gobernante."El tesorero no podría haber actuado solo, sin conocimiento del presidente del partido (José Genoino)" y del ministro responsable del área política del Gobierno, dijo en alusión a Dirceu, figura que para la magistrada es "la que cierra todo el rompecabezas".Concluida esta audiencia, el Supremo ya tiene tres votos por la culpabilidad de Dirceu, Genoino y Soares, los tres líderes del PT incluidos en esta fase del proceso. Los dos primeros, sin embargo, fueron considerados inocentes por el revisor.Asimismo, los cuatro magistrados que han votado pidieron condenar al publicista Marcos Valerio Fernandes, a sus tres socios y a un exdirectivo de sus empresas, que se pusieron al servicio del PT para obtener, blanquear y distribuir luego el dinero de la corrupción.De la misma manera, los cuatro jueces exculparon al exministro de Transporte Anderson Adauto, del extinto Partido Liberal (PL), y a Geisa Dias, antigua directora de las empresas de Fernandes.Los seis magistrados que aún no se han pronunciado en esta fase del proceso, limitada a las acusaciones de corrupción activa, lo harán en una nueva audiencia convocada para el próximo martes, en la que podría quedar definida la suerte de estos diez reos. Eduardo Davis

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios