Tribunal absuelve a Montesinos pero concluye que si hubo un ejecutado en 1997

Un tribunal peruano absolvió hoy al ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos y a dos exmilitares de la acusación de haber ordenado la supuesta ejecución extrajudicial en 1997 de tres miembros del grupo MRTA tras un rescate de rehenes en la residencia del embajador japonés en Lima, pero concluyó que sí hubo una ejecución.La Tercera Sala Penal Liquidadora de la Corte Superior de Lima determinó hoy que no existen las pruebas que demuestren que Montesinos, el ex jefe del Ejército Nicolás Hermoza y el exmilitar Roberto Huamán ejercieron una cadena de mando en las supuestas ejecuciones de los "emerretistas" durante la operación militar de rescate conocida como "Chavín de Huántar".La sala se reservó la sentencia para el exmilitar Jesús Zamudio, quien no asistió a la audiencia, realizada en la prisión de la Base Naval del puerto limeño del Callao, por lo que dictó una orden de detención e impedimento de salida del país en su contra.Los cuatro estaban acusados de haber ordenado las ejecuciones extrajudiciales de tres subversivos del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) en la operación "Chavín de Huántar", que permitió el rescate con vida de 71 de las 72 personas tomadas como rehenes durante casi cuatro meses y en la que murieron 14 de los secuestradores y el magistrado Carlos Giusti.De acuerdo con la acusación, los "emerretistas" Eduardo Cruz Sánchez "Tito", Víctor Peceros Pedraza y Luz Meléndez Cueva fueron capturados vivos y luego ejecutados.El caso de las presuntas ejecuciones extrajudiciales después del rescate en la residencia del entonces embajador japonés, Morihisha Aoki, ha llegado incluso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), donde el Estado peruano niega que se hayan cometido y afirma que todos los subversivos murieron en combate.La Tercera Sala Penal Liquidadora aclaró hoy, sin embargo, que si bien no se determinó la cadena de mando, sí se ha confirmado la ejecución de "Tito", por lo que dispuso que la Fiscalía Suprema en lo Penal ordene una investigación para esclarecer su muerte.La abogada Gloria Cano, representante de la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh), dijo a Efe que el tribunal señaló que está probado que "Tito" fue capturado vivo y luego fue víctima de una "ejecución arbitraria".Según la sentencia, este delito fue cometido luego de que el subversivo fuera entregado a Zamudio y, al parecer, fue ejecutado por miembros del desaparecido Servicio de Inteligencia Nacional (SIN)."La sala ha emitido una sentencia bastante contradictoria, en principio, por lo que han señalado, ya que incluso indicó que la fiscalía ha llevado mal el caso, que el fiscal se ha contradicho al emitir su alegato oral y el escrito", comentó Cano.El fiscal del caso, Hugo Turriate, había solicitado que los acusados fueran condenados a 20 años de cárcel por la presunta autoría mediata (por cadena de mando) del delito de homicidio calificado.Cano añadió, sin embargo, que la decisión del tribunal "abona en favor" de la demanda que afronta Perú por este caso en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH).Anunció, además, que impugnarán la resolución emitida hoy por el tribunal porque discrepan con el argumento de que los absueltos no tenían mando directo, sino comando, y "por tanto, no podían disponer ni estaban en las cercanías para ordenar algún tipo de acción" en ese sentido.La decisión de la sala fue adoptada por mayoría y solo la jueza Carolina Lizárraga votó en contra de la absolución y se mostró a favor de la posibilidad de que los otros dos "emerretistas" también fueran capturados vivos y luego ejecutados.El pasado 16 de agosto, otro tribunal absolvió al exbsuboficial del Ejército Manuel Túllume de haber participado en la presunta ejecución extrajudicial.La lectura de la sentencia estuvo programada para primera hora del lunes, luego el tribunal la postergó para la tarde y duró cerca de diez horas.

Un tribunal peruano absolvió hoy al ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos y a dos exmilitares de la acusación de haber ordenado la supuesta ejecución extrajudicial en 1997 de tres miembros del grupo MRTA tras un rescate de rehenes en la residencia del embajador japonés en Lima, pero concluyó que sí hubo una ejecución.La Tercera Sala Penal Liquidadora de la Corte Superior de Lima determinó hoy que no existen las pruebas que demuestren que Montesinos, el ex jefe del Ejército Nicolás Hermoza y el exmilitar Roberto Huamán ejercieron una cadena de mando en las supuestas ejecuciones de los "emerretistas" durante la operación militar de rescate conocida como "Chavín de Huántar".La sala se reservó la sentencia para el exmilitar Jesús Zamudio, quien no asistió a la audiencia, realizada en la prisión de la Base Naval del puerto limeño del Callao, por lo que dictó una orden de detención e impedimento de salida del país en su contra.Los cuatro estaban acusados de haber ordenado las ejecuciones extrajudiciales de tres subversivos del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) en la operación "Chavín de Huántar", que permitió el rescate con vida de 71 de las 72 personas tomadas como rehenes durante casi cuatro meses y en la que murieron 14 de los secuestradores y el magistrado Carlos Giusti.De acuerdo con la acusación, los "emerretistas" Eduardo Cruz Sánchez "Tito", Víctor Peceros Pedraza y Luz Meléndez Cueva fueron capturados vivos y luego ejecutados.El caso de las presuntas ejecuciones extrajudiciales después del rescate en la residencia del entonces embajador japonés, Morihisha Aoki, ha llegado incluso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), donde el Estado peruano niega que se hayan cometido y afirma que todos los subversivos murieron en combate.La Tercera Sala Penal Liquidadora aclaró hoy, sin embargo, que si bien no se determinó la cadena de mando, sí se ha confirmado la ejecución de "Tito", por lo que dispuso que la Fiscalía Suprema en lo Penal ordene una investigación para esclarecer su muerte.La abogada Gloria Cano, representante de la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh), dijo a Efe que el tribunal señaló que está probado que "Tito" fue capturado vivo y luego fue víctima de una "ejecución arbitraria".Según la sentencia, este delito fue cometido luego de que el subversivo fuera entregado a Zamudio y, al parecer, fue ejecutado por miembros del desaparecido Servicio de Inteligencia Nacional (SIN)."La sala ha emitido una sentencia bastante contradictoria, en principio, por lo que han señalado, ya que incluso indicó que la fiscalía ha llevado mal el caso, que el fiscal se ha contradicho al emitir su alegato oral y el escrito", comentó Cano.El fiscal del caso, Hugo Turriate, había solicitado que los acusados fueran condenados a 20 años de cárcel por la presunta autoría mediata (por cadena de mando) del delito de homicidio calificado.Cano añadió, sin embargo, que la decisión del tribunal "abona en favor" de la demanda que afronta Perú por este caso en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH).Anunció, además, que impugnarán la resolución emitida hoy por el tribunal porque discrepan con el argumento de que los absueltos no tenían mando directo, sino comando, y "por tanto, no podían disponer ni estaban en las cercanías para ordenar algún tipo de acción" en ese sentido.La decisión de la sala fue adoptada por mayoría y solo la jueza Carolina Lizárraga votó en contra de la absolución y se mostró a favor de la posibilidad de que los otros dos "emerretistas" también fueran capturados vivos y luego ejecutados.El pasado 16 de agosto, otro tribunal absolvió al exbsuboficial del Ejército Manuel Túllume de haber participado en la presunta ejecución extrajudicial.La lectura de la sentencia estuvo programada para primera hora del lunes, luego el tribunal la postergó para la tarde y duró cerca de diez horas.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios