La agresión contra la vicepresidenta opaca el informe de Pérez Molina sobre seguridad

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina (c), la vicepresidenta de Guatemala, Roxana Baldetti (i), y el nuevo Presidente del Congreso, Aristides Crespo (d), participan en el evento de presentación del informe del segundo año de Gobierno de Pérez Moli El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina (c), la vicepresidenta de Guatemala, Roxana Baldetti (i), y el nuevo Presidente del Congreso, Aristides Crespo (d), participan en el evento de presentación del informe del segundo año de Gobierno de Pérez Moli

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina (c), la vicepresidenta de Guatemala, Roxana Baldetti (i), y el nuevo Presidente del Congreso, Aristides Crespo (d), participan en el evento de presentación del informe del segundo año de Gobierno de Pérez Moli

La agresión que sufrió hoy la vicepresidenta de Guatemala, Roxana Baldetti, a quien una mujer le lanzó un polvo en el rostro, y su posterior traslado al hospital, opacó los resultados sobre seguridad que el presidente Otto Pérez Molina presentó en el informe sobre su segundo año de Gobierno.Una mujer, identificada como Daira Cristal Cotón Florián, quien justificó su acción como una manifestación de su "derecho a expresarse libremente" en contra del "circo" del Gobierno, agredió a Baldetti cuando, entre aplausos de los asistentes a la presentación oficial del informe, abandonaba el teatro donde tuvo lugar el acto.Aunque la misma agresora aseguró a los periodistas que el polvo blanco que lanzó fue "harina de trigo", Baldetti fue ingresada a un hospital privado del sur de la capital y los residuos del polvo enviados al laboratorio para establecer la verdadera naturaleza del mismo.El ministro guatemalteco del Interior, Mauricio López Bonilla, aseguró que la agresión en contra de la vicepresidenta fue "un ataque planificado" y que las fuerzas de seguridad capturaron a Cotón Florián y a tres supuestos cómplices, aunque no adelantó más información sobre el móvil."Fue planificado, estamos ante una acción de abuso, es una patanada, estamos ante una agresión a la vicepresidenta y debe ser censurado por todos", dijo el ministro.Minutos antes del incidente, Pérez Molina había asegurado, en la presentación del informe de su segundo año de Gobierno, ante los diputados al Parlamento, altos funcionarios de Estado, diplomáticos e invitados especiales que, durante su administración, se ha logrado reducir la tasa de criminalidad y que el país cuenta en la actualidad con el mejor equipo de seguridad, nunca antes visto.Como resultado de los esfuerzos realizados en materia de seguridad, su administración, aseguró el gobernante, ha logrado "reducir la tasa de homicidios de 39 a 34 por cada 100.000 habitantes" en los dos años que lleva de mandato.Aunque no precisó las fuentes en las que basó sus afirmaciones, sostuvo que en los 24 meses que lleva al frente del Gobierno ha logrado reducir en un 37 % los homicidios en los municipios del departamento de Guatemala, el más violento del país, y en un 20 % los de la capital.También aseguró haber reducido los secuestros en un 47 %, mientras el 95 % de los plagios fueron resueltos por las fuerzas de seguridad preservando la integridad física de las víctimas."Nuestra nación va por el camino de ser una nación más segura" que trabaja "con estrategias claras que ya están dando resultados", subrayó Pérez Molina, al jactarse de que Guatemala tiene en la actualidad "el mejor equipo" de investigadores criminales y la mejor agencia de inteligencia de toda su historia.Sin embargo, las autoridades no pudieron prevenir el ataque contra Baldetti.Asimismo, las cifras oficiales sobre violencia, divulgadas al cierre de 2013, contrastan con lo asegurado por el mandatario ya que, de acuerdo con las estadísticas del Instituto Nacional de Ciencias Forenses, el año pasado se registraron 6.072 homicidios, 47 más que los 6.025 de 2012.Pérez Molina, un general retirado de 63 años y el primer militar en ser elegido presidente después de que concluyera la guerra de 36 años que padeció este país centroamericano entre 1960 y 1996, también agradeció el apoyo "de casi el 60 % de los guatemaltecos" que aprobaron su gestión.Una encuesta publicada el lunes por la prensa local señaló que el presidente llega a la mitad de su mandato con una popularidad del 56 %, lo que según Pérez Molina, "le da fe en la capacidad de vencer los obstáculos" para lograr "un futuro mejor".El presidente aseveró que ha logrado reducir la tasa de letalidad por desnutrición crónica que afecta a uno de cada dos niños menores de cinco años, de 2,2 % al 0,68 %, y que 16.000 infantes afectados se han salvado de morir gracias a la intervención del Gobierno."El 98 % de niños con desnutrición atendidos en la red hospitalaria se han salvado y 255 municipios (de los 334 del país) no han registrado muertes infantiles por desnutrición aguda", aseguró.Pérez Molina, del derechista Partido Patriota, inició su período de cuatro años el 14 de enero de 2012, tras ser elegido en los comicios de diciembre del año anterior, con la promesa de gobernar con "mano dura" para combatir la criminalidad, que ha hecho de este país uno de los más violentos de América Latina."Puede decir con toda seguridad, que nuestra nación camina hacía el rumbo del progreso y la prosperidad con el esfuerzo de todos", anotó.

La agresión que sufrió hoy la vicepresidenta de Guatemala, Roxana Baldetti, a quien una mujer le lanzó un polvo en el rostro, y su posterior traslado al hospital, opacó los resultados sobre seguridad que el presidente Otto Pérez Molina presentó en el informe sobre su segundo año de Gobierno.Una mujer, identificada como Daira Cristal Cotón Florián, quien justificó su acción como una manifestación de su "derecho a expresarse libremente" en contra del "circo" del Gobierno, agredió a Baldetti cuando, entre aplausos de los asistentes a la presentación oficial del informe, abandonaba el teatro donde tuvo lugar el acto.Aunque la misma agresora aseguró a los periodistas que el polvo blanco que lanzó fue "harina de trigo", Baldetti fue ingresada a un hospital privado del sur de la capital y los residuos del polvo enviados al laboratorio para establecer la verdadera naturaleza del mismo.El ministro guatemalteco del Interior, Mauricio López Bonilla, aseguró que la agresión en contra de la vicepresidenta fue "un ataque planificado" y que las fuerzas de seguridad capturaron a Cotón Florián y a tres supuestos cómplices, aunque no adelantó más información sobre el móvil."Fue planificado, estamos ante una acción de abuso, es una patanada, estamos ante una agresión a la vicepresidenta y debe ser censurado por todos", dijo el ministro.Minutos antes del incidente, Pérez Molina había asegurado, en la presentación del informe de su segundo año de Gobierno, ante los diputados al Parlamento, altos funcionarios de Estado, diplomáticos e invitados especiales que, durante su administración, se ha logrado reducir la tasa de criminalidad y que el país cuenta en la actualidad con el mejor equipo de seguridad, nunca antes visto.Como resultado de los esfuerzos realizados en materia de seguridad, su administración, aseguró el gobernante, ha logrado "reducir la tasa de homicidios de 39 a 34 por cada 100.000 habitantes" en los dos años que lleva de mandato.Aunque no precisó las fuentes en las que basó sus afirmaciones, sostuvo que en los 24 meses que lleva al frente del Gobierno ha logrado reducir en un 37 % los homicidios en los municipios del departamento de Guatemala, el más violento del país, y en un 20 % los de la capital.También aseguró haber reducido los secuestros en un 47 %, mientras el 95 % de los plagios fueron resueltos por las fuerzas de seguridad preservando la integridad física de las víctimas."Nuestra nación va por el camino de ser una nación más segura" que trabaja "con estrategias claras que ya están dando resultados", subrayó Pérez Molina, al jactarse de que Guatemala tiene en la actualidad "el mejor equipo" de investigadores criminales y la mejor agencia de inteligencia de toda su historia.Sin embargo, las autoridades no pudieron prevenir el ataque contra Baldetti.Asimismo, las cifras oficiales sobre violencia, divulgadas al cierre de 2013, contrastan con lo asegurado por el mandatario ya que, de acuerdo con las estadísticas del Instituto Nacional de Ciencias Forenses, el año pasado se registraron 6.072 homicidios, 47 más que los 6.025 de 2012.Pérez Molina, un general retirado de 63 años y el primer militar en ser elegido presidente después de que concluyera la guerra de 36 años que padeció este país centroamericano entre 1960 y 1996, también agradeció el apoyo "de casi el 60 % de los guatemaltecos" que aprobaron su gestión.Una encuesta publicada el lunes por la prensa local señaló que el presidente llega a la mitad de su mandato con una popularidad del 56 %, lo que según Pérez Molina, "le da fe en la capacidad de vencer los obstáculos" para lograr "un futuro mejor".El presidente aseveró que ha logrado reducir la tasa de letalidad por desnutrición crónica que afecta a uno de cada dos niños menores de cinco años, de 2,2 % al 0,68 %, y que 16.000 infantes afectados se han salvado de morir gracias a la intervención del Gobierno."El 98 % de niños con desnutrición atendidos en la red hospitalaria se han salvado y 255 municipios (de los 334 del país) no han registrado muertes infantiles por desnutrición aguda", aseguró.Pérez Molina, del derechista Partido Patriota, inició su período de cuatro años el 14 de enero de 2012, tras ser elegido en los comicios de diciembre del año anterior, con la promesa de gobernar con "mano dura" para combatir la criminalidad, que ha hecho de este país uno de los más violentos de América Latina."Puede decir con toda seguridad, que nuestra nación camina hacía el rumbo del progreso y la prosperidad con el esfuerzo de todos", anotó.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios