Un alegato de la libertad de prensa y la ética abren la asamblea de la SIP

Periodistas y expertos coincidieron hoy en defender la libertad de prensa como garantía democrática y apelaron a la responsabilidad del informador para evitar violaciones de la intimidad en el comienzo de los debates preliminares de la 68 Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).El encuentro, en el que se dan cita académicos y responsables de destacados medios del continente americano, dio inicio hoy en Sao Paulo con un seminario en el que se analizó el eterno debate entre la libertad informativa y sus límites, con especial atención al derecho a la intimidad, honor e imagen pública.La conferencia contó con la presencia de Ellyn Angelotti, experta en tendencias digitales y medios de comunicación social del Poynter Institute, centro de formación de periodismo de Florida (EE.UU.), quien destacó que los avances tecnológicos han modificado el panorama informativo, ya que permiten que el propio consumidor capte y difunda imágenes y noticias.En ese nuevo contexto surge el riesgo de que la batalla por la rapidez ponga en peligro el trabajo de comprobación de la veracidad del material, la seguridad de que no haya sido manipulado o la fidelidad de los hechos que relata y aseguró que "la verdad" es la herramienta más valiosa del oficio periodístico.Angelotti desgranó cuestiones vitales en el periodismo como valorar el interés público de una noticia y su contribución al servicio de la ciudadanía por encima de las demandas de la audiencia y planteó como interrogante hasta qué punto el público debe influir en las decisiones de un editor en el complejo proceso de selección de la noticia.En declaraciones a Efe, la profesora explicó que "es importante" que los medios de comunicación elaboren unas guías y establezcan valores para que la toma de "decisiones destaque esos valores" y comprueben si las piezas informativas "dañan la reputación" del medio.Para Angelotti actuar con fidelidad a ese código de valores contribuirá a apuntalar el prestigio y la credibilidad de la organización informativa.También participó en la conferencia el director de la edición brasileña de la revista del corazón "Caras", Edgardo Martolio, quien llenó su intervención de ejemplos curiosos a partir de su experiencia en la crónica social de celebridades.Martolio dijo que el universo de la información sobre personajes famosos está lleno de "traiciones" y aseguró que, como en el póquer, todos se sientan a la mesa "sabiendo que un poco de mentira forma parte del juego".En el ámbito del respeto a la intimidad y la libertad de prensa, Martolio abogó por tratar cada caso de forma individual y dijo que "con la misma arcilla" se puede fabricar una piedra con la que matar o una "escultura" que ocupe una sala en el Louvre.Mientras, la veterana actriz brasileña Regina Duarte, conocida por su participación en telenovelas como la exitosa "Roque Santeiro", expresó su "apoyo total e incondicional" a la libertad de prensa y su oposición a la censura, que consideró aliada de las dictaduras.Sin embargo, opinó que se está viviendo una situación de "falta de ética" en casos de vulneración de la privacidad con el argumento de que un personaje es público y se encuentre en un lugar público.Mientras, la abogada Taís Gasparian destacó que la legislación brasileña excluye la aplicación de censura previa, manifestó la importancia de evitar prohibiciones y abogó por la práctica de un periodismo responsable y ético.La segunda actividad académica del día consistió en un taller sobre infografía multimedia en el que los participantes destacaron que ese tipo de piezas no se deben considerar complementos de la información sino que constituyen una noticia con entidad independiente.En la asamblea, que será oficialmente inaugurada el lunes y cerrará sus puertas el día 16, se han programado debates sobre las vías de financiación de los medios, las garantías de los informadores para realizar su trabajo y la SIP presentará el informe anual sobre libertad de prensa en el continente.

Periodistas y expertos coincidieron hoy en defender la libertad de prensa como garantía democrática y apelaron a la responsabilidad del informador para evitar violaciones de la intimidad en el comienzo de los debates preliminares de la 68 Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).El encuentro, en el que se dan cita académicos y responsables de destacados medios del continente americano, dio inicio hoy en Sao Paulo con un seminario en el que se analizó el eterno debate entre la libertad informativa y sus límites, con especial atención al derecho a la intimidad, honor e imagen pública.La conferencia contó con la presencia de Ellyn Angelotti, experta en tendencias digitales y medios de comunicación social del Poynter Institute, centro de formación de periodismo de Florida (EE.UU.), quien destacó que los avances tecnológicos han modificado el panorama informativo, ya que permiten que el propio consumidor capte y difunda imágenes y noticias.En ese nuevo contexto surge el riesgo de que la batalla por la rapidez ponga en peligro el trabajo de comprobación de la veracidad del material, la seguridad de que no haya sido manipulado o la fidelidad de los hechos que relata y aseguró que "la verdad" es la herramienta más valiosa del oficio periodístico.Angelotti desgranó cuestiones vitales en el periodismo como valorar el interés público de una noticia y su contribución al servicio de la ciudadanía por encima de las demandas de la audiencia y planteó como interrogante hasta qué punto el público debe influir en las decisiones de un editor en el complejo proceso de selección de la noticia.En declaraciones a Efe, la profesora explicó que "es importante" que los medios de comunicación elaboren unas guías y establezcan valores para que la toma de "decisiones destaque esos valores" y comprueben si las piezas informativas "dañan la reputación" del medio.Para Angelotti actuar con fidelidad a ese código de valores contribuirá a apuntalar el prestigio y la credibilidad de la organización informativa.También participó en la conferencia el director de la edición brasileña de la revista del corazón "Caras", Edgardo Martolio, quien llenó su intervención de ejemplos curiosos a partir de su experiencia en la crónica social de celebridades.Martolio dijo que el universo de la información sobre personajes famosos está lleno de "traiciones" y aseguró que, como en el póquer, todos se sientan a la mesa "sabiendo que un poco de mentira forma parte del juego".En el ámbito del respeto a la intimidad y la libertad de prensa, Martolio abogó por tratar cada caso de forma individual y dijo que "con la misma arcilla" se puede fabricar una piedra con la que matar o una "escultura" que ocupe una sala en el Louvre.Mientras, la veterana actriz brasileña Regina Duarte, conocida por su participación en telenovelas como la exitosa "Roque Santeiro", expresó su "apoyo total e incondicional" a la libertad de prensa y su oposición a la censura, que consideró aliada de las dictaduras.Sin embargo, opinó que se está viviendo una situación de "falta de ética" en casos de vulneración de la privacidad con el argumento de que un personaje es público y se encuentre en un lugar público.Mientras, la abogada Taís Gasparian destacó que la legislación brasileña excluye la aplicación de censura previa, manifestó la importancia de evitar prohibiciones y abogó por la práctica de un periodismo responsable y ético.La segunda actividad académica del día consistió en un taller sobre infografía multimedia en el que los participantes destacaron que ese tipo de piezas no se deben considerar complementos de la información sino que constituyen una noticia con entidad independiente.En la asamblea, que será oficialmente inaugurada el lunes y cerrará sus puertas el día 16, se han programado debates sobre las vías de financiación de los medios, las garantías de los informadores para realizar su trabajo y la SIP presentará el informe anual sobre libertad de prensa en el continente.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios