El 64 por ciento de colombianos cree que la Ley de Justicia y Paz favorece la reconciliación

El 64 % de los colombianos considera que la Ley de Justicia y Paz aprobada por el Gobierno de Álvaro Uribe en 2005 favorece la reconciliación del país, según resultados de la encuesta "¿Qué piensan los colombianos después de siete años de Justicia y Paz?", presentada hoy por el Centro de Memoria Histórica.Este marco legislativo, que otorga a quienes entregan las armas el estatus de reinsertados y castiga con penas de ocho años a los acusados de delitos atroces, fue aprobado después de 18 meses de debates parlamentarios y numerosas críticas dentro y fuera de Colombia que denunciaban la impunidad de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y la infiltración de narcotraficantes.La encuesta, que hoy hicieron pública en rueda de prensa el gestor del proyecto, Iván Orozco, y la directora del Programa de Investigación sobre Conflictos Armados de la Universidad de los Andes, Angelika Rettberg, refleja que un 64 % de la población considera que la Ley de Justicia y Paz favorece la reconciliación.Mientras, el 7 % de los encuestados la califica de "obstáculo" y un 19 % no le atribuye ninguna relación.El estudio recoge una muestra representativa con 1.843 entrevistas, representativas de 8.514.987 hogares, que se realizaron a hombres y mujeres mayores de 18 años procedentes de los seis estratos y residentes en las seis principales regiones urbanas del país durante el mes de enero.El sondeo dedicó un capítulo a una eventual negociación entre el Gobierno y la guerrilla, y antes de conocer el proceso que les sentará en Oslo a partir del próximo 17 de octubre, más de la mitad de los encuestados se mostraron partidarios de condenar a sus líderes aunque se dañaran los diálogos.Orozco advirtió de que una vez conocida la agenda y condiciones del acuerdo entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Gobierno, estas valoraciones han podido cambiar.La encuesta distingue la opinión de la población general, dividida entre afectados (víctimas) y no afectados por el conflicto, la de víctimas asociadas, así como las percepciones de 144 expertos.Los resultados obtenidos reflejan que más de la mitad de la población considera positiva la desmovilización de 31.671 paramilitares y la entrega de 18.025 armas, mientras cerca del 50 % considera que la Ley de Justicia y Paz ayudó a ello.Una opinión que contrasta frontalmente con la de expertos y organizaciones de víctimas, según los cuales, en más de la mitad de los casos tienen "una impresión negativa" del proceso de desmovilización.Aún así, los datos de la encuesta reflejan que un 70 % de la población piensa que la Fiscalía no ha investigado lo suficiente, y cerca del 60 % valora que "no hay que creer" a los exparamilitares que se han acogido al proceso.De hecho, más de la mitad de la población cree que los paramilitares se están reorganizando, se han fortalecido o conservan el mismo poder que hace tres años.Estas cifras manifiestan, según Orozco, que "la población en general es muy consciente de las limitaciones que en la práctica tuvo Justicia y Paz", pero avala su existencia a través de "los altos porcentajes favorables a la rebaja de pena, la verdad y la reconciliación, que es el corazón de Justicia y Paz"."La gente aprendió a pensar en justicia transicional en Colombia a través de siete años de Justicia y Paz", sostuvo Orozco.La presentación de este informe se enmarca en la V Semana por la Memoria que se celebra en Colombia.

El 64 % de los colombianos considera que la Ley de Justicia y Paz aprobada por el Gobierno de Álvaro Uribe en 2005 favorece la reconciliación del país, según resultados de la encuesta "¿Qué piensan los colombianos después de siete años de Justicia y Paz?", presentada hoy por el Centro de Memoria Histórica.Este marco legislativo, que otorga a quienes entregan las armas el estatus de reinsertados y castiga con penas de ocho años a los acusados de delitos atroces, fue aprobado después de 18 meses de debates parlamentarios y numerosas críticas dentro y fuera de Colombia que denunciaban la impunidad de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y la infiltración de narcotraficantes.La encuesta, que hoy hicieron pública en rueda de prensa el gestor del proyecto, Iván Orozco, y la directora del Programa de Investigación sobre Conflictos Armados de la Universidad de los Andes, Angelika Rettberg, refleja que un 64 % de la población considera que la Ley de Justicia y Paz favorece la reconciliación.Mientras, el 7 % de los encuestados la califica de "obstáculo" y un 19 % no le atribuye ninguna relación.El estudio recoge una muestra representativa con 1.843 entrevistas, representativas de 8.514.987 hogares, que se realizaron a hombres y mujeres mayores de 18 años procedentes de los seis estratos y residentes en las seis principales regiones urbanas del país durante el mes de enero.El sondeo dedicó un capítulo a una eventual negociación entre el Gobierno y la guerrilla, y antes de conocer el proceso que les sentará en Oslo a partir del próximo 17 de octubre, más de la mitad de los encuestados se mostraron partidarios de condenar a sus líderes aunque se dañaran los diálogos.Orozco advirtió de que una vez conocida la agenda y condiciones del acuerdo entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Gobierno, estas valoraciones han podido cambiar.La encuesta distingue la opinión de la población general, dividida entre afectados (víctimas) y no afectados por el conflicto, la de víctimas asociadas, así como las percepciones de 144 expertos.Los resultados obtenidos reflejan que más de la mitad de la población considera positiva la desmovilización de 31.671 paramilitares y la entrega de 18.025 armas, mientras cerca del 50 % considera que la Ley de Justicia y Paz ayudó a ello.Una opinión que contrasta frontalmente con la de expertos y organizaciones de víctimas, según los cuales, en más de la mitad de los casos tienen "una impresión negativa" del proceso de desmovilización.Aún así, los datos de la encuesta reflejan que un 70 % de la población piensa que la Fiscalía no ha investigado lo suficiente, y cerca del 60 % valora que "no hay que creer" a los exparamilitares que se han acogido al proceso.De hecho, más de la mitad de la población cree que los paramilitares se están reorganizando, se han fortalecido o conservan el mismo poder que hace tres años.Estas cifras manifiestan, según Orozco, que "la población en general es muy consciente de las limitaciones que en la práctica tuvo Justicia y Paz", pero avala su existencia a través de "los altos porcentajes favorables a la rebaja de pena, la verdad y la reconciliación, que es el corazón de Justicia y Paz"."La gente aprendió a pensar en justicia transicional en Colombia a través de siete años de Justicia y Paz", sostuvo Orozco.La presentación de este informe se enmarca en la V Semana por la Memoria que se celebra en Colombia.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios