La "confesión" de Flores da un nuevo giro a la investigación de las donaciones taiwanesas

Fotografía tomada en abril de 2006 en la que se registró al expresidente salvadoreño Francisco Flores, quien gobernó entre 1999 y 2004 por el ahora partido opositor Alianza Republicana Nacionalista (ARENA). EFE/Archivo Galería
Fotografia tomada el pasado 7 de enero y cedida por la Asamblea Legislativa de El Salvador en la que se registró al expresidente salvadoreño Francisco Flores (i) ante una comisión investigadora del parlamento salvadoreño. EFE Galería

Fotografía tomada en abril de 2006 en la que se registró al expresidente salvadoreño Francisco Flores, quien gobernó entre 1999 y 2004 por el ahora partido opositor Alianza Republicana Nacionalista (ARENA). EFE/Archivo

La investigación de donaciones de Taiwán al expresidente salvadoreño Francisco Flores dio un nuevo giro tras reconocer el exmandatario que sí recibió ese dinero, algo que diversas fuentes ven como una "confesión" o una "incriminación".Para el actual presidente salvadoreño, Mauricio Funes, ese reconocimiento que Flores hizo ante una comisión investigadora de la Asamblea Legislativa es una "confesión extrajudicial o admisión de hechos delictivos".Políticos salvadoreños coincidieron, en declaraciones a la prensa, en que Flores se incriminó al admitir ante los diputados que recibió el dinero taiwanés en cheques a su nombre, lo que podría dar lugar a que se configuren delitos en su contra.Flores gobernó El Salvador en 1999-2004 por el ahora partido opositor Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) y actualmente es asesor de la campaña de su candidato presidencial para las elecciones del 2 de febrero próximo, Norman Quijano.Funes hizo público el caso hace meses, basándose en un informe confidencial del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, y ha denunciado que Flores recibió 10 millones de dólares de Taiwán entre octubre del 2003 y abril del 2004 y que se desconoce su paradero.Pero Flores, aunque no se refirió a esos 10 millones, sorprendió al ir más allá y revelar ante los diputados que recibió dinero taiwanés "en numerosas ocasiones".Tras el testimonio de Flores, el Parlamento envió a la Fiscalía salvadoreña, a petición de ésta, que también investiga el caso, las grabaciones de las declaraciones de "todas" las personas que han comparecido, informó el presidente de la comisión, Francisco Merino."Él mismo (Flores) nos ha puesto en una situación nueva" en las investigaciones, remarcó Merino, del Partido de Conciliación Nacional, un colectivo minoritario de derecha aliado del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).Exaltos cargos del Gobierno de Flores, entre ellos el exvicepresidente del país, Carlos Quintanilla; la excanciller María Eugenia Brizuela y el exsecretario privado, Aldo Parducci, dijeron ante la comisión que no conocían las donaciones directas de Taiwán al exmandatario, sólo las canalizadas por conductos oficiales.Flores reconoció que recibió millonarias sumas de su entonces homólogo de Taiwán, Chen Shui-bian, cuyo mandato fue en 2000-2008 y quien está preso por corrupción desde 2009.Esos dineros "simple y sencillamente los recibí de parte de una persona que era el presidente de Taiwán y me los entregaba a mí", admitió Flores, y reveló que sólo en ayuda por los terremotos de 2001 fueron "unos 15 a 20 millones" de dólares.Pero esos fondos no fueron "para ninguna cuenta pública, no los recibí adentro de ningún convenio de cooperación", reconoció Flores, pero aseguró que no los depositó en cuentas personales, sino que los entregó para ayuda gubernamental.Las declaraciones de Flores "son incriminatorias para él mismo", expresó el candidato presidencial del FMLN y vicepresidente del país, Salvador Sánchez Cerén."Él (Flores) vino a incriminarse", comentó un miembro de la comisión legislativa, Guillermo Gallegos, de Gran Alianza por la Unidad Nacional, partido minoritario de derecha también aliado del oficialismo.Otro miembro de la comisión, Benito Lara, del FMLN, consideró que "a partir de la confesión de él" las autoridades judiciales podrían fundamentar algunos delitos contra Flores.Por su parte, el expresidente salvadoreño Armando Calderón Sol, de ARENA y quien fue el predecesor de Flores, en el mandato 1994-1999, señaló que "el hecho de que la Asamblea haya nombrado una comisión" significa que "no es una investigación transparente".Quijano, el candidato de ARENA, afirmó que la intención del Parlamento es "generar un escándalo político en tiempo electoral" e insistió en que "la comisión tiene una finalidad de tipo político".Flores apuntó que el dinero que recibió era producto de una "forma muy peculiar de cooperación", ya que el Gobierno taiwanés "le entregaba fondos directos a aquellos mandatarios, gobiernos, fundaciones, organizaciones políticas, que estaban de acuerdo en apoyarle en sus aspiraciones de independencia".El caso de Flores evidencia "la diplomacia del dólar" de Taiwán, de dar ayuda económica a cambio de apoyo político, aseveró Funes.El Salvador es uno de los 22 aliados diplomáticos de Taiwán, que reconocen a la isla como un Estado y apoyan su ingreso en Naciones Unidas.Funes comentó que Flores "es el primer presidente de América Latina o del club de amigos del Gobierno de Taiwán que confirma que Chen acostumbraba o que los presidentes de Taiwán acostumbraban a pagar ese tipo de favores a los presidentes de ese entonces".Luis Alfredo Martínez

La investigación de donaciones de Taiwán al expresidente salvadoreño Francisco Flores dio un nuevo giro tras reconocer el exmandatario que sí recibió ese dinero, algo que diversas fuentes ven como una "confesión" o una "incriminación".Para el actual presidente salvadoreño, Mauricio Funes, ese reconocimiento que Flores hizo ante una comisión investigadora de la Asamblea Legislativa es una "confesión extrajudicial o admisión de hechos delictivos".Políticos salvadoreños coincidieron, en declaraciones a la prensa, en que Flores se incriminó al admitir ante los diputados que recibió el dinero taiwanés en cheques a su nombre, lo que podría dar lugar a que se configuren delitos en su contra.Flores gobernó El Salvador en 1999-2004 por el ahora partido opositor Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) y actualmente es asesor de la campaña de su candidato presidencial para las elecciones del 2 de febrero próximo, Norman Quijano.Funes hizo público el caso hace meses, basándose en un informe confidencial del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, y ha denunciado que Flores recibió 10 millones de dólares de Taiwán entre octubre del 2003 y abril del 2004 y que se desconoce su paradero.Pero Flores, aunque no se refirió a esos 10 millones, sorprendió al ir más allá y revelar ante los diputados que recibió dinero taiwanés "en numerosas ocasiones".Tras el testimonio de Flores, el Parlamento envió a la Fiscalía salvadoreña, a petición de ésta, que también investiga el caso, las grabaciones de las declaraciones de "todas" las personas que han comparecido, informó el presidente de la comisión, Francisco Merino."Él mismo (Flores) nos ha puesto en una situación nueva" en las investigaciones, remarcó Merino, del Partido de Conciliación Nacional, un colectivo minoritario de derecha aliado del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).Exaltos cargos del Gobierno de Flores, entre ellos el exvicepresidente del país, Carlos Quintanilla; la excanciller María Eugenia Brizuela y el exsecretario privado, Aldo Parducci, dijeron ante la comisión que no conocían las donaciones directas de Taiwán al exmandatario, sólo las canalizadas por conductos oficiales.Flores reconoció que recibió millonarias sumas de su entonces homólogo de Taiwán, Chen Shui-bian, cuyo mandato fue en 2000-2008 y quien está preso por corrupción desde 2009.Esos dineros "simple y sencillamente los recibí de parte de una persona que era el presidente de Taiwán y me los entregaba a mí", admitió Flores, y reveló que sólo en ayuda por los terremotos de 2001 fueron "unos 15 a 20 millones" de dólares.Pero esos fondos no fueron "para ninguna cuenta pública, no los recibí adentro de ningún convenio de cooperación", reconoció Flores, pero aseguró que no los depositó en cuentas personales, sino que los entregó para ayuda gubernamental.Las declaraciones de Flores "son incriminatorias para él mismo", expresó el candidato presidencial del FMLN y vicepresidente del país, Salvador Sánchez Cerén."Él (Flores) vino a incriminarse", comentó un miembro de la comisión legislativa, Guillermo Gallegos, de Gran Alianza por la Unidad Nacional, partido minoritario de derecha también aliado del oficialismo.Otro miembro de la comisión, Benito Lara, del FMLN, consideró que "a partir de la confesión de él" las autoridades judiciales podrían fundamentar algunos delitos contra Flores.Por su parte, el expresidente salvadoreño Armando Calderón Sol, de ARENA y quien fue el predecesor de Flores, en el mandato 1994-1999, señaló que "el hecho de que la Asamblea haya nombrado una comisión" significa que "no es una investigación transparente".Quijano, el candidato de ARENA, afirmó que la intención del Parlamento es "generar un escándalo político en tiempo electoral" e insistió en que "la comisión tiene una finalidad de tipo político".Flores apuntó que el dinero que recibió era producto de una "forma muy peculiar de cooperación", ya que el Gobierno taiwanés "le entregaba fondos directos a aquellos mandatarios, gobiernos, fundaciones, organizaciones políticas, que estaban de acuerdo en apoyarle en sus aspiraciones de independencia".El caso de Flores evidencia "la diplomacia del dólar" de Taiwán, de dar ayuda económica a cambio de apoyo político, aseveró Funes.El Salvador es uno de los 22 aliados diplomáticos de Taiwán, que reconocen a la isla como un Estado y apoyan su ingreso en Naciones Unidas.Funes comentó que Flores "es el primer presidente de América Latina o del club de amigos del Gobierno de Taiwán que confirma que Chen acostumbraba o que los presidentes de Taiwán acostumbraban a pagar ese tipo de favores a los presidentes de ese entonces".Luis Alfredo Martínez

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios