Se duplica hasta 8.000 el número de familias bolivianas afectadas por lluvias

La temporada de lluvias, que comenzó en noviembre pasado, ha provocado la muerte de 29 personas, unas cifra que se mantiene desde la última semana de diciembre, según los datos oficiales. EFE/Archivo La temporada de lluvias, que comenzó en noviembre pasado, ha provocado la muerte de 29 personas, unas cifra que se mantiene desde la última semana de diciembre, según los datos oficiales. EFE/Archivo

La temporada de lluvias, que comenzó en noviembre pasado, ha provocado la muerte de 29 personas, unas cifra que se mantiene desde la última semana de diciembre, según los datos oficiales. EFE/Archivo

El número de familias afectadas por las lluvias en Bolivia se ha duplicado en pocos días hasta situarse en 8.213, mientras que la cifra de víctimas mortales desde noviembre se mantiene en 29, informó hoy una fuente oficial.El viceministro de Defensa Civil, Óscar Cabrera, informó a los medios sobre ese incremento de las familias damnificadas, principalmente en los departamentos de Cochabamba (centro), La Paz (oeste), Chuquisaca (sureste) y en parte de Beni (noreste).La temporada de lluvias, que comenzó en noviembre pasado, ha provocado la muerte de 29 personas, unas cifra que se mantiene desde la última semana de diciembre, según los datos oficiales.Además, resultaron dañadas 433 viviendas y más de 2.400 hectáreas de diversos cultivos, cifras que van en ascenso porque las lluvias seguirán provocando riadas, advirtió el funcionario, que pidió a la población que permanezca atenta a las alertas del Gobierno.La región de Cochabamba analiza declarar estos días emergencia regional por los numerosos municipios afectados por las lluvias, entre ellos Omereque, que está inundado con lodo y tiene a centenares de personas sufriendo pérdidas agrícolas y de viviendas.

El número de familias afectadas por las lluvias en Bolivia se ha duplicado en pocos días hasta situarse en 8.213, mientras que la cifra de víctimas mortales desde noviembre se mantiene en 29, informó hoy una fuente oficial.El viceministro de Defensa Civil, Óscar Cabrera, informó a los medios sobre ese incremento de las familias damnificadas, principalmente en los departamentos de Cochabamba (centro), La Paz (oeste), Chuquisaca (sureste) y en parte de Beni (noreste).La temporada de lluvias, que comenzó en noviembre pasado, ha provocado la muerte de 29 personas, unas cifra que se mantiene desde la última semana de diciembre, según los datos oficiales.Además, resultaron dañadas 433 viviendas y más de 2.400 hectáreas de diversos cultivos, cifras que van en ascenso porque las lluvias seguirán provocando riadas, advirtió el funcionario, que pidió a la población que permanezca atenta a las alertas del Gobierno.La región de Cochabamba analiza declarar estos días emergencia regional por los numerosos municipios afectados por las lluvias, entre ellos Omereque, que está inundado con lodo y tiene a centenares de personas sufriendo pérdidas agrícolas y de viviendas.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios