El mayor empresario de alimentos de Venezuela es señalado por traición a la patria

La fiscal general de la república Luisa Ortega (d) escucha al diputado Pedro Carreño (i), este 21 de octubre, en la ciudad de Caracas (Venezuela). EFE La fiscal general de la república Luisa Ortega (d) escucha al diputado Pedro Carreño (i), este 21 de octubre, en la ciudad de Caracas (Venezuela). EFE

La fiscal general de la república Luisa Ortega (d) escucha al diputado Pedro Carreño (i), este 21 de octubre, en la ciudad de Caracas (Venezuela). EFE

El empresario Lorenzo Mendoza, dueño del conglomerado Polar, fue denunciado hoy, junto al economista Ricardo Hausmann, por varios delitos luego de que el chavismo lo acusara de lo que, aseguran, fue un intento de "vender a la patria".La denuncia tiene que ver con una conversación telefónica que Mendoza, considerado uno de los hombres más ricos del país, y Hausmann, director del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard y exministro de Planificación del Gobierno de Carlos Andrés Pérez en 1992 y 1993, sostuvieron recientemente.En esta conversación, difundida por el presidente del Parlamento venezolano, el oficialista Diosdado Cabello, la semana pasada, Mendoza avala el planteamiento de Hausmann sobre la necesidad de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) conceda un préstamo de 40.000 a 50.000 millones de dólares para destrabar la economía de la nación petrolera.El jefe de la bancada chavista del Parlamento, Pedro Carreño, explicó que en la denuncia, suscrita por 101 diputados, se contempla que Mendoza podría haber incurrido en delitos "como usurpación de funciones y delitos contra la independencia, la soberanía y la seguridad de la nación, como el delito de traición a la patria".La denuncia fue recibida por la fiscal general, Luisa Ortega, quien, según Carreño, aseguró a los parlamentarios que procesaría la denuncia "de manera expedita".Carreño salió al paso a la pregunta de periodistas sobre el hecho de que una conversación telefónica privada sea escuchada, grabada y difundida al señalar que la determinación sobre si esta acción es o no ilegal es facultad del Ministerio Público (MP)."Los parlamentarios no tenemos la facultad de investigar, de indagar cuál es el origen de la conversación, cómo fue obtenida, solo que allí está en juego la soberanía, la paz y la independencia de la república", dijo el legislador.La grabación, que se desconoce cómo fue obtenida y que ha sido difundida durante la última semana por varios voceros del Gobierno a través de la televisión estatal, ha atizado el debate entre quienes consideran que es una muestra de la "guerra económica" contra el Gobierno, y quienes consideran que es una estrategia electoral.El secretario ejecutivo de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, aseguró hoy que la denuncia presentada por diputados chavistas contra Mendoza busca "polarizar" la sociedad con un objetivo "electorero"."Este es un régimen absurdo y su lógica es absurda, esto lo hacen por un mero afán politiquero y electorero, el señor (presidente de Venezuela, Nicolás) Maduro está desesperado por repolarizar al país como estaba hace (...) diez años", dijo Torrealba en su programa audiovisual "La Fuerza es la Unión", transmitido por la red social Periscope.El vocero de la MUD calificó de "agresión" contra Mendoza esta denuncia, que se presenta a solo semanas de las elecciones parlamentarias del próximo 6 de diciembre."Ese es el cálculo primario, básico, que está haciendo Maduro, creer que la ofensiva contra Lorenzo Mendoza, que la agresión contra el presidente de empresas Polar, puede recolocar en Venezuela aquella vieja polarización entre ricos y pobres", comentó.Torrealba agregó que esta denuncia "tiene que ver con una manipulación hacia el país" y agregó: "Ojalá que este Gobierno tuviera la mitad de la eficiencia que ha demostrado, generando alimentos, generando bienestar, empresas Polar".El pasado 16 de octubre, Mendoza salió al paso a las acusaciones del chavismo emanadas de la conversación con el economista en un comunicado en el que manifestó su rechazo "contundente" a los "intentos de manipular a la opinión pública" con intención, dijo, de querer utilizársele "en la política venezolana".Mendoza, acusado por Maduro del desabastecimiento y escasez de alimentos que el país afronta en la actualidad, dijo en su texto que regularmente conversa con economistas de distintas tendencias y puntos de vista para conocer sus opiniones sobre la situación económica del país.El FMI aseguró hoy a Efe que "no hay negociaciones para un programa de apoyo financiero para Venezuela", en respuesta a los señalamientos del chavismo de que la institución está diseñando un plan de ajuste económico.

El empresario Lorenzo Mendoza, dueño del conglomerado Polar, fue denunciado hoy, junto al economista Ricardo Hausmann, por varios delitos luego de que el chavismo lo acusara de lo que, aseguran, fue un intento de "vender a la patria".La denuncia tiene que ver con una conversación telefónica que Mendoza, considerado uno de los hombres más ricos del país, y Hausmann, director del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard y exministro de Planificación del Gobierno de Carlos Andrés Pérez en 1992 y 1993, sostuvieron recientemente.En esta conversación, difundida por el presidente del Parlamento venezolano, el oficialista Diosdado Cabello, la semana pasada, Mendoza avala el planteamiento de Hausmann sobre la necesidad de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) conceda un préstamo de 40.000 a 50.000 millones de dólares para destrabar la economía de la nación petrolera.El jefe de la bancada chavista del Parlamento, Pedro Carreño, explicó que en la denuncia, suscrita por 101 diputados, se contempla que Mendoza podría haber incurrido en delitos "como usurpación de funciones y delitos contra la independencia, la soberanía y la seguridad de la nación, como el delito de traición a la patria".La denuncia fue recibida por la fiscal general, Luisa Ortega, quien, según Carreño, aseguró a los parlamentarios que procesaría la denuncia "de manera expedita".Carreño salió al paso a la pregunta de periodistas sobre el hecho de que una conversación telefónica privada sea escuchada, grabada y difundida al señalar que la determinación sobre si esta acción es o no ilegal es facultad del Ministerio Público (MP)."Los parlamentarios no tenemos la facultad de investigar, de indagar cuál es el origen de la conversación, cómo fue obtenida, solo que allí está en juego la soberanía, la paz y la independencia de la república", dijo el legislador.La grabación, que se desconoce cómo fue obtenida y que ha sido difundida durante la última semana por varios voceros del Gobierno a través de la televisión estatal, ha atizado el debate entre quienes consideran que es una muestra de la "guerra económica" contra el Gobierno, y quienes consideran que es una estrategia electoral.El secretario ejecutivo de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, aseguró hoy que la denuncia presentada por diputados chavistas contra Mendoza busca "polarizar" la sociedad con un objetivo "electorero"."Este es un régimen absurdo y su lógica es absurda, esto lo hacen por un mero afán politiquero y electorero, el señor (presidente de Venezuela, Nicolás) Maduro está desesperado por repolarizar al país como estaba hace (...) diez años", dijo Torrealba en su programa audiovisual "La Fuerza es la Unión", transmitido por la red social Periscope.El vocero de la MUD calificó de "agresión" contra Mendoza esta denuncia, que se presenta a solo semanas de las elecciones parlamentarias del próximo 6 de diciembre."Ese es el cálculo primario, básico, que está haciendo Maduro, creer que la ofensiva contra Lorenzo Mendoza, que la agresión contra el presidente de empresas Polar, puede recolocar en Venezuela aquella vieja polarización entre ricos y pobres", comentó.Torrealba agregó que esta denuncia "tiene que ver con una manipulación hacia el país" y agregó: "Ojalá que este Gobierno tuviera la mitad de la eficiencia que ha demostrado, generando alimentos, generando bienestar, empresas Polar".El pasado 16 de octubre, Mendoza salió al paso a las acusaciones del chavismo emanadas de la conversación con el economista en un comunicado en el que manifestó su rechazo "contundente" a los "intentos de manipular a la opinión pública" con intención, dijo, de querer utilizársele "en la política venezolana".Mendoza, acusado por Maduro del desabastecimiento y escasez de alimentos que el país afronta en la actualidad, dijo en su texto que regularmente conversa con economistas de distintas tendencias y puntos de vista para conocer sus opiniones sobre la situación económica del país.El FMI aseguró hoy a Efe que "no hay negociaciones para un programa de apoyo financiero para Venezuela", en respuesta a los señalamientos del chavismo de que la institución está diseñando un plan de ajuste económico.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios