Aaron Hernández sufría severo daño cerebral antes de morir

Aaron Hernández Aaron Hernández

Aaron Hernández

El exjugador de Patriots, Aaron Hernández, sufría severos daños cerebrales de acuerdo a lo dado a conocer por su abogado.  

Aaron Hernández, quien se suicidó en la celda de la prisión de Massachusetts, donde cumplía condena de cadena perpetua por asesinato, sufría de un "severo" CTE (Encefalopatía Traumática Crónica, por sus siglas en inglés) cuando decidió quitarse la vida.

La información sobre Hernández se dio a conocer en un informe de la policía estatal, que recogía las aportaciones del abogado del exjugador de origen puertorriqueño.

El cerebro de Hernández fue donado por sus familiares luego de su muerte para que lo examinase la doctora especialista Ann McKee en la universidad de Boston.

El diagnóstico de McKee fue etapa 3 de CTE (la máxima es 4), además mostró imágenes del cerebro donde se muestra una atrofia cerebral temprana, poco común a la edad de los 27 años, que era los que tenía Hernández cuando se suicidó

Hernández se colgó a sí mismo en la prisión donde servía una sentencia de por vida sin posibilidad de salir en libertad debido al asesinato de Odin Lloyd, un exjugador semiprofesional.

Sin embargo, se le había encontrado no culpable en el doble homicidio de Daniel de Abreu y Safiro Furtado en 2012, lo que le daba opciones legales a que pudiese buscar un nuevo juicio del caso anterior.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios