Abogados de Tamayo demandan a Junta de Perdones y al gobernador de Texas

La cámara de la muerte donde los presos fallecen por inyección letal, en la Unidad Paredes en Huntsville (Texas), EE.UU. EFE/archivo La cámara de la muerte donde los presos fallecen por inyección letal, en la Unidad Paredes en Huntsville (Texas), EE.UU. EFE/archivo

La cámara de la muerte donde los presos fallecen por inyección letal, en la Unidad Paredes en Huntsville (Texas), EE.UU. EFE/archivo

Los abogados del reo mexicano condenado a muerte Edgar Tamayo han interpuesto hoy una demanda ante cortes federales en contra de la Junta de Perdones de Texas y del gobernador Rick Perry, a los que acusan de "Procedimientos de Clemencia Inadecuados"."El proceso de Clemencia de la Junta de Perdones de Texas está rodeado de secrecía. Sus miembros se han negado incluso a reunirse para discutir la petición de Clemencia de nuestro cliente", denunció Sandra Babcock, abogada de Tamayo y profesora de la Escuela de Leyes en "Northwestern University" .La demanda interpuesta hoy por la defensa del mexicano, a la cual tuvo acceso Efe, estipula que la Junta de Perdones de Texas ha violado sus propias reglas de "un proceso justo" y acusa específicamente al organismo de negarse en ocasiones repetidas a dar acceso a la defensa a los argumentos y evidencias presentadas por el fiscal que se opone a la clemencia de Tamayo.Las abogadas de Tamayo entregaron una petición de Clemencia Ejecutiva a la Junta de Perdones el 11 de diciembre del 2013, con el propósito de detener la ejecución de su cliente programada para el 22 de enero. Hasta ahora los siete miembros de la Junta no han emitido un voto.La defensa pide a la Junta o una suspensión de 150 días o la conmutación de la sentencia de muerte por cadena perpetua.Babcock señaló que el proceso de Clemencia es ya el único foro que puede reivindicar a Tamayo su derecho a revisar las consecuencias ocasionadas por "la negligencia del estado de Texas" al no informarle al momento de su detención en 1994 de su derecho a buscar asistencia consular.Este punto es también el único foro que puede considerar la evidencia de su retraso mental, dijo la abogada.Edgar Tamayo fue arrestado en 1994 por el asesinato del agente policial Guy Gaddis en Houston, Texas. El expediente indica que el mexicano disparó contra el oficial desde la parte trasera de una patrulla, en la que era trasladado esposado a la cárcel, tras ser detenido por asalto. Después habría escapado por una ventana de la unidad."El Señor Tamayo nunca fue informado de su derecho a contactar a su consulado, como lo estipula la Convención de Viena en Relaciones Consulares; y a diferencia de otros mexicanos ya ejecutados, no ha contado con ninguna revisión judicial en absoluto, en relación a la poderosa evidencia que demuestra que el apoyo consular hubiese resultado en una cadena perpetua en lugar de una sentencia de muerte", aseguró la abogada.Indicó que además, tanto el procurador como el gobernador Perry habían prometido permitir una revisión en casos como el de Tamayo, pero "a la fecha no lo han cumplido su promesa".La demanda archivada hoy en corte busca impedir que los siete miembros de la Junta de Perdones emitan una votación, sin haber compartido antes con la defensa los argumentos y evidencias presentadas por el fiscal en el caso como objeción a que se otorgue el beneficio de la suspensión al mexicano.Busca también impedir al gobernador emitir una decisión basada en una recomendación de la Junta, adoptada a consecuencia de "un procedimiento arbitrario"."Para proteger la santidad y la dignidad de la vida humana, la Constitución requiere que antes de que un estado extinga una vida humana, debe asegurar que al menos se aplican las medidas básicas de equidad en los procedimientos de clemencia", expuso Babcock."La Clemencia es un remedio histórico destinado a prevenir la mala aplicación de la justicia cuando el proceso judicial ha sido agotado", agregó.Por su parte, el Colegio de Abogados ha indicado en un reporte, cuya copia fue entregada a la corte, que el proceso de Clemencia en Texas provee menos oportunidades a los solicitantes que en cualquier otro estado."En un caso de esta magnitud y en un estado en el que se ejecuta a un mayor número de reos en comparación a cualquier otro, es tiempo de que Texas provea al menos los procedimientos mínimos bajo la Constitución y los estándares de decencia que ofrecen otros estados que implementan la pena de muerte", afirmó la también abogada de Tamayo, Maurie Levin."Le estamos pidiendo a la corte que ordene a la Junta de Perdones y al gobernador Perry que se detengan de decidir la solicitud de Clemencia de Tamayo hasta que ofrezcan un proceso justo", añadió.Las abogadas de Tamayo basan su petición de Clemencia Ejecutiva, sometida ante la Junta de Perdones, en la promesa incumplida del gobernador de Texas y del Procurador que en el 2008 se comprometieron a permitir la revisión de los casos de condenados a muerte cuyo derecho a la notificación consular fue ignorado.Defienden la violación a la notificación consular y el retraso mental y daño cerebral que el mexicano sufre desde su adolescencia y que de acuerdo a una ley emitida por la Suprema Corte de Justicia en el 2002, lo haría no elegible para ser ejecutado.Tamayo sería el tercer mexicano en ser ejecutado después de ser emitido el Fallo Avena en el 2004, en el que la Corte Internacional de Justicia ordenaba a Estados Unidos la revisión de los casos de los mexicanos condenados a muerte cuyo derecho a la notificación consular fue violado, para determinar el daño ocasionado debido a ello.El Fallo Avena fue el resultado de un litigio de México contra Estados Unidos en cortes internacionales, en el que México fue representado por la propia abogada de Tamayo, Sandra Babcock.La familia de Tamayo, padres y hermanos viajaron esta semana de Morelos, México, a Texas y se reunieron ya con Edgar Tamayo en la Unidad penitenciaria Polunsky.

Los abogados del reo mexicano condenado a muerte Edgar Tamayo han interpuesto hoy una demanda ante cortes federales en contra de la Junta de Perdones de Texas y del gobernador Rick Perry, a los que acusan de "Procedimientos de Clemencia Inadecuados"."El proceso de Clemencia de la Junta de Perdones de Texas está rodeado de secrecía. Sus miembros se han negado incluso a reunirse para discutir la petición de Clemencia de nuestro cliente", denunció Sandra Babcock, abogada de Tamayo y profesora de la Escuela de Leyes en "Northwestern University" .La demanda interpuesta hoy por la defensa del mexicano, a la cual tuvo acceso Efe, estipula que la Junta de Perdones de Texas ha violado sus propias reglas de "un proceso justo" y acusa específicamente al organismo de negarse en ocasiones repetidas a dar acceso a la defensa a los argumentos y evidencias presentadas por el fiscal que se opone a la clemencia de Tamayo.Las abogadas de Tamayo entregaron una petición de Clemencia Ejecutiva a la Junta de Perdones el 11 de diciembre del 2013, con el propósito de detener la ejecución de su cliente programada para el 22 de enero. Hasta ahora los siete miembros de la Junta no han emitido un voto.La defensa pide a la Junta o una suspensión de 150 días o la conmutación de la sentencia de muerte por cadena perpetua.Babcock señaló que el proceso de Clemencia es ya el único foro que puede reivindicar a Tamayo su derecho a revisar las consecuencias ocasionadas por "la negligencia del estado de Texas" al no informarle al momento de su detención en 1994 de su derecho a buscar asistencia consular.Este punto es también el único foro que puede considerar la evidencia de su retraso mental, dijo la abogada.Edgar Tamayo fue arrestado en 1994 por el asesinato del agente policial Guy Gaddis en Houston, Texas. El expediente indica que el mexicano disparó contra el oficial desde la parte trasera de una patrulla, en la que era trasladado esposado a la cárcel, tras ser detenido por asalto. Después habría escapado por una ventana de la unidad."El Señor Tamayo nunca fue informado de su derecho a contactar a su consulado, como lo estipula la Convención de Viena en Relaciones Consulares; y a diferencia de otros mexicanos ya ejecutados, no ha contado con ninguna revisión judicial en absoluto, en relación a la poderosa evidencia que demuestra que el apoyo consular hubiese resultado en una cadena perpetua en lugar de una sentencia de muerte", aseguró la abogada.Indicó que además, tanto el procurador como el gobernador Perry habían prometido permitir una revisión en casos como el de Tamayo, pero "a la fecha no lo han cumplido su promesa".La demanda archivada hoy en corte busca impedir que los siete miembros de la Junta de Perdones emitan una votación, sin haber compartido antes con la defensa los argumentos y evidencias presentadas por el fiscal en el caso como objeción a que se otorgue el beneficio de la suspensión al mexicano.Busca también impedir al gobernador emitir una decisión basada en una recomendación de la Junta, adoptada a consecuencia de "un procedimiento arbitrario"."Para proteger la santidad y la dignidad de la vida humana, la Constitución requiere que antes de que un estado extinga una vida humana, debe asegurar que al menos se aplican las medidas básicas de equidad en los procedimientos de clemencia", expuso Babcock."La Clemencia es un remedio histórico destinado a prevenir la mala aplicación de la justicia cuando el proceso judicial ha sido agotado", agregó.Por su parte, el Colegio de Abogados ha indicado en un reporte, cuya copia fue entregada a la corte, que el proceso de Clemencia en Texas provee menos oportunidades a los solicitantes que en cualquier otro estado."En un caso de esta magnitud y en un estado en el que se ejecuta a un mayor número de reos en comparación a cualquier otro, es tiempo de que Texas provea al menos los procedimientos mínimos bajo la Constitución y los estándares de decencia que ofrecen otros estados que implementan la pena de muerte", afirmó la también abogada de Tamayo, Maurie Levin."Le estamos pidiendo a la corte que ordene a la Junta de Perdones y al gobernador Perry que se detengan de decidir la solicitud de Clemencia de Tamayo hasta que ofrezcan un proceso justo", añadió.Las abogadas de Tamayo basan su petición de Clemencia Ejecutiva, sometida ante la Junta de Perdones, en la promesa incumplida del gobernador de Texas y del Procurador que en el 2008 se comprometieron a permitir la revisión de los casos de condenados a muerte cuyo derecho a la notificación consular fue ignorado.Defienden la violación a la notificación consular y el retraso mental y daño cerebral que el mexicano sufre desde su adolescencia y que de acuerdo a una ley emitida por la Suprema Corte de Justicia en el 2002, lo haría no elegible para ser ejecutado.Tamayo sería el tercer mexicano en ser ejecutado después de ser emitido el Fallo Avena en el 2004, en el que la Corte Internacional de Justicia ordenaba a Estados Unidos la revisión de los casos de los mexicanos condenados a muerte cuyo derecho a la notificación consular fue violado, para determinar el daño ocasionado debido a ello.El Fallo Avena fue el resultado de un litigio de México contra Estados Unidos en cortes internacionales, en el que México fue representado por la propia abogada de Tamayo, Sandra Babcock.La familia de Tamayo, padres y hermanos viajaron esta semana de Morelos, México, a Texas y se reunieron ya con Edgar Tamayo en la Unidad penitenciaria Polunsky.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios