Anuncian protesta contra deportación de gay que lo separaría de su pareja

Detalle de la decoración de unos zapatos de un integrante de la comunidad de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales (LGTB). EFE/archivo Detalle de la decoración de unos zapatos de un integrante de la comunidad de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales (LGTB). EFE/archivo

Detalle de la decoración de unos zapatos de un integrante de la comunidad de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales (LGTB). EFE/archivo

Activistas en defensa de los inmigrantes protestarán mañana en Los Ángeles para pedir que no deporten a un guatemalteco gay que ha vivido más de 20 años en Estados Unidos, 12 de ellos con su pareja, un ciudadano estadounidense.Según informó hoy la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA), Pascual, un indocumentado de 41 años que no suministró a los medios su apellido, enfrenta la deportación a Guatemala debido a una infracción menor.La coalición dijo que realizará la protesta frente al edificio federal de inmigración en Los Ángeles, y señaló que Pascual corre peligro de muerte en Guatemala debido a su orientación sexual."Miles y miles de familias son separadas cruelmente por las leyes de inmigración de este país diariamente mientras que los políticos en Washington siguen renuentes a implementar soluciones justas y humanas", declaró hoy a Efe Jorge-Mario Cabrera, director de comunicaciones de CHIRLA.Pascual, mecánico certificado, ha vivido 12 años con Dennis Hernández, un ciudadano estadounidense con quien tiene una relación estable.El inmigrante, según la coalición, "posee una reputación de buen samaritano entre sus amigos y vecinos" por la ayuda económica que ha enviado a familiares en Guatemala para que logren una educación superior."La  gran mayoría de los inmigrantes indocumentados que son deportados no han cometido faltas graves y sin embargo sufren el peor castigo que es desraizarlos del país que es ahora su hogar", reclamó Cabrera.Hernández, quien no ha podido procesar una solicitud formal de visa para Pascual, pidió que le permitan a su pareja continuar viviendo en el país con su respaldo como ciudadano estadounidense.Según informó Hernández, hace cuatro meses Pascual cometió una infracción menor, está actualmente detenido por las autoridades de inmigración, enfrenta la deportación y tiene programada este miércoles una audiencia ante un juez de LA. "Muchas familias sufren en silencio esta separación y es por eso que con este caso queremos gritar que no es justicia deportar a un ser humano que cuenta con familia y comunidad que lo apoyan en Estados Unidos", dijo Cabrera.CHIRLA destacó que debido a su orientación sexual, Pascual tiene miedo de que su vida corra peligro en Guatemala en caso de ser deportado.De acuerdo con la Oficina de Seguridad Diplomática del Departamento de Estado de Estados Unidos, "Guatemala tiene uno de los más altos índices de violencia criminal de Centroamérica", calificado como "crítico" en 2012 por el Departamento de Estado.Según cifras oficiales del gobierno guatemalteco, entre enero y junio de 2013 ocurrieron en el país 2.736 asesinatos, un incremento del 11% con respecto al mismo período de 2012.Basada en estas cifras, la oficina de asuntos consulares de Estados Unidos clasifica a Guatemala como "uno de los países más peligrosos del mundo", aunque no hay disponibles cifras sobre asesinatos debido a homosexualidad.Las protestas programadas para mañana -en las que también participarán parejas del mismo sexo- buscan que las autoridades consideren el aporte positivo que este inmigrante ha hecho a la sociedad y no lo deporten a un país y una sociedad con los que ya no está familiarizado."Hacemos un llamado urgente al Servicio de Inmigración de Estados Unidos para que utilice su amplia discreción y permita que este hombre, que teme por su seguridad en Guatemala y que no ha hecho nada malo en Estados Unidos, pueda quedarse y seguir haciendo el bien por los demás", dijo el activista de CHIRLA.

Activistas en defensa de los inmigrantes protestarán mañana en Los Ángeles para pedir que no deporten a un guatemalteco gay que ha vivido más de 20 años en Estados Unidos, 12 de ellos con su pareja, un ciudadano estadounidense.Según informó hoy la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA), Pascual, un indocumentado de 41 años que no suministró a los medios su apellido, enfrenta la deportación a Guatemala debido a una infracción menor.La coalición dijo que realizará la protesta frente al edificio federal de inmigración en Los Ángeles, y señaló que Pascual corre peligro de muerte en Guatemala debido a su orientación sexual."Miles y miles de familias son separadas cruelmente por las leyes de inmigración de este país diariamente mientras que los políticos en Washington siguen renuentes a implementar soluciones justas y humanas", declaró hoy a Efe Jorge-Mario Cabrera, director de comunicaciones de CHIRLA.Pascual, mecánico certificado, ha vivido 12 años con Dennis Hernández, un ciudadano estadounidense con quien tiene una relación estable.El inmigrante, según la coalición, "posee una reputación de buen samaritano entre sus amigos y vecinos" por la ayuda económica que ha enviado a familiares en Guatemala para que logren una educación superior."La  gran mayoría de los inmigrantes indocumentados que son deportados no han cometido faltas graves y sin embargo sufren el peor castigo que es desraizarlos del país que es ahora su hogar", reclamó Cabrera.Hernández, quien no ha podido procesar una solicitud formal de visa para Pascual, pidió que le permitan a su pareja continuar viviendo en el país con su respaldo como ciudadano estadounidense.Según informó Hernández, hace cuatro meses Pascual cometió una infracción menor, está actualmente detenido por las autoridades de inmigración, enfrenta la deportación y tiene programada este miércoles una audiencia ante un juez de LA. "Muchas familias sufren en silencio esta separación y es por eso que con este caso queremos gritar que no es justicia deportar a un ser humano que cuenta con familia y comunidad que lo apoyan en Estados Unidos", dijo Cabrera.CHIRLA destacó que debido a su orientación sexual, Pascual tiene miedo de que su vida corra peligro en Guatemala en caso de ser deportado.De acuerdo con la Oficina de Seguridad Diplomática del Departamento de Estado de Estados Unidos, "Guatemala tiene uno de los más altos índices de violencia criminal de Centroamérica", calificado como "crítico" en 2012 por el Departamento de Estado.Según cifras oficiales del gobierno guatemalteco, entre enero y junio de 2013 ocurrieron en el país 2.736 asesinatos, un incremento del 11% con respecto al mismo período de 2012.Basada en estas cifras, la oficina de asuntos consulares de Estados Unidos clasifica a Guatemala como "uno de los países más peligrosos del mundo", aunque no hay disponibles cifras sobre asesinatos debido a homosexualidad.Las protestas programadas para mañana -en las que también participarán parejas del mismo sexo- buscan que las autoridades consideren el aporte positivo que este inmigrante ha hecho a la sociedad y no lo deporten a un país y una sociedad con los que ya no está familiarizado."Hacemos un llamado urgente al Servicio de Inmigración de Estados Unidos para que utilice su amplia discreción y permita que este hombre, que teme por su seguridad en Guatemala y que no ha hecho nada malo en Estados Unidos, pueda quedarse y seguir haciendo el bien por los demás", dijo el activista de CHIRLA.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios