La ley de Arizona SB1070 afecta a víctimas de violencia doméstica

Las inmigrantes indocumentadas que son víctimas de violencia doméstica podrían estar entre los más afectados por la entrada en vigor de una ley en Arizona que permite a la Policía cuestionar el estatus migratorio de los detenidos."Tengo varios casos de mujeres que tienen 'terror' de hablarle a la policía, están aterrorizadas, tienen miedo de que las puedan separar de sus hijos que son ciudadanos de este país y ellas ser deportadas a sus países de origen, lugares que muchas veces no conocen porque fueron traídas siendo muy pequeñas a los EE.UU", dijo a Efe, Martha Ángel Castillo, voluntaria con la Coalición del 1 de Mayo, en Tucson."Considero que es inconcebible que en nombre de una ley se separen familias enteras y se violen los derechos más básicos y fundamentales de los individuos y de los niños", agregó la activista.El pasado mes de septiembre entró en vigor en Arizona la sección 2(b) de la ley estatal SB1070, también conocida como "muéstrame tus papeles".Esta legislación permite a todos los departamentos policiacos a nivel estatal y local cuestionar el estatus migratorio de todas las personas que son detenidas, incluyendo aquellas por infracciones menores de tráfico.Por primera vez en la historia del estado, la policía tiene la autoridad de verificar el estatus migratorio de aquellas personas que "sospeche" se encuentran de manera ilegal en EE.UU."No entiendo por qué hay tanto odio en contra de nuestra comunidad, en contra de los latinos", dijo Castillo.A pesar de que los departamentos policiacos han asegurado que las víctimas o los testigos de un crimen no serán cuestionados sobre su estatus migratorio, la activista asegura que esto no es verdad.Castillo puso como ejemplo el caso de María Estela Calderón Valdez, una inmigrante indocumentada originaria del estado mexicano de Sonora.La activista asegura que Castillo fue detenida por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) en junio de 2011 después de que ésta solicitara ayuda al Departamento de Policía de Tucson (TPD) porque su esposo la estaba golpeando nuevamente."Su esposo, un ciudadano de EE.UU, de inmediato dijo a los oficiales que ella era indocumentada, estos le pidieron a María Estela que saliera de la casa y contactaron al ICE, que en menos de 10 minutos llegó a detenerla", relató la activista.Desde entonces, Calderón Valdez se encuentra en un centro de detenciones de indocumentados en Arizona y lucha para frenar su deportación y solicitar una visa "U" para víctimas de violencia doméstica.Castillo asegura que este caso refleja lo que deben de soportar las mujeres indocumentadas víctimas de violencia doméstica."María Estela tenía varios años siendo una víctima, y ésta no era la primera vez que pedía ayuda a las autoridades", dijo la activista.Al contactar a TPD, la policía dijo a Efe tener récord de dos llamadas relacionadas con violencia doméstica en la vivienda de Calderón Valdez en 2005 y 2007, pero aseguró no tener ningún registro sobre el incidente de 2011, cuando supuestamente la inmigrante indocumentada fue entregada a ICE.Aunque TPD no hizo comentaros sobre este caso en particular, afirmó que las víctimas de un crimen no deben de tener miedo de contactar a las autoridades.Por su parte Castillo asegura que este tipo de caso refleja los alcances de tantas leyes en contra de la inmigración indocumentada que se han aprobado en Arizona en los últimos años.Aclaró que aunque la sección "muéstrame tus papeles" no se encontraba en vigor cuando Calderón Valdez fue arrestada, otras secciones de la ley estatal SB1070 ya se habían convertido en ley.

Las inmigrantes indocumentadas que son víctimas de violencia doméstica podrían estar entre los más afectados por la entrada en vigor de una ley en Arizona que permite a la Policía cuestionar el estatus migratorio de los detenidos."Tengo varios casos de mujeres que tienen 'terror' de hablarle a la policía, están aterrorizadas, tienen miedo de que las puedan separar de sus hijos que son ciudadanos de este país y ellas ser deportadas a sus países de origen, lugares que muchas veces no conocen porque fueron traídas siendo muy pequeñas a los EE.UU", dijo a Efe, Martha Ángel Castillo, voluntaria con la Coalición del 1 de Mayo, en Tucson."Considero que es inconcebible que en nombre de una ley se separen familias enteras y se violen los derechos más básicos y fundamentales de los individuos y de los niños", agregó la activista.El pasado mes de septiembre entró en vigor en Arizona la sección 2(b) de la ley estatal SB1070, también conocida como "muéstrame tus papeles".Esta legislación permite a todos los departamentos policiacos a nivel estatal y local cuestionar el estatus migratorio de todas las personas que son detenidas, incluyendo aquellas por infracciones menores de tráfico.Por primera vez en la historia del estado, la policía tiene la autoridad de verificar el estatus migratorio de aquellas personas que "sospeche" se encuentran de manera ilegal en EE.UU."No entiendo por qué hay tanto odio en contra de nuestra comunidad, en contra de los latinos", dijo Castillo.A pesar de que los departamentos policiacos han asegurado que las víctimas o los testigos de un crimen no serán cuestionados sobre su estatus migratorio, la activista asegura que esto no es verdad.Castillo puso como ejemplo el caso de María Estela Calderón Valdez, una inmigrante indocumentada originaria del estado mexicano de Sonora.La activista asegura que Castillo fue detenida por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) en junio de 2011 después de que ésta solicitara ayuda al Departamento de Policía de Tucson (TPD) porque su esposo la estaba golpeando nuevamente."Su esposo, un ciudadano de EE.UU, de inmediato dijo a los oficiales que ella era indocumentada, estos le pidieron a María Estela que saliera de la casa y contactaron al ICE, que en menos de 10 minutos llegó a detenerla", relató la activista.Desde entonces, Calderón Valdez se encuentra en un centro de detenciones de indocumentados en Arizona y lucha para frenar su deportación y solicitar una visa "U" para víctimas de violencia doméstica.Castillo asegura que este caso refleja lo que deben de soportar las mujeres indocumentadas víctimas de violencia doméstica."María Estela tenía varios años siendo una víctima, y ésta no era la primera vez que pedía ayuda a las autoridades", dijo la activista.Al contactar a TPD, la policía dijo a Efe tener récord de dos llamadas relacionadas con violencia doméstica en la vivienda de Calderón Valdez en 2005 y 2007, pero aseguró no tener ningún registro sobre el incidente de 2011, cuando supuestamente la inmigrante indocumentada fue entregada a ICE.Aunque TPD no hizo comentaros sobre este caso en particular, afirmó que las víctimas de un crimen no deben de tener miedo de contactar a las autoridades.Por su parte Castillo asegura que este tipo de caso refleja los alcances de tantas leyes en contra de la inmigración indocumentada que se han aprobado en Arizona en los últimos años.Aclaró que aunque la sección "muéstrame tus papeles" no se encontraba en vigor cuando Calderón Valdez fue arrestada, otras secciones de la ley estatal SB1070 ya se habían convertido en ley.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios