El BID abre líneas crédito para afrontar las crisis externas y los desastres naturales

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció hoy dos líneas de crédito para América Latina y el Caribe, una para ayudar a los países a hacer frente de manera anticipada a "las turbulencias provocadas por crisis financieras externas" y otra para encarar "las consecuencias de desastres naturales".La Línea de Crédito Contingente para la Sostenibilidad del Desarrollo (DSL, en inglés) pondrá 6.000 millones de dólares a disposición de los países miembros prestatarios del BID durante el período 2012-2014, con un máximo de 2.000 millones por año y con la posibilidad de transferir los recursos no usados de un año al otro, informó la entidad financiera en un comunicado."La nueva línea tiene por objeto ayudar a los países a proteger a sus ciudadanos más pobres ante variaciones pronunciadas de los precios de los productos básicos, crisis de liquidez globales y otros factores externos".Además de esta, el BID abrió una Línea de Crédito Contingente para Desastres Naturales (CCL, en inglés) "con el fin de ayudar a los países a atender las necesidades financieras urgentes después de un desastre natural".La cantidad total destinada a la CCL para el período 2012-2014 es de 2.000 millones de dólares."Muchos de los ciudadanos más pobres de América Latina y el Caribe han logrado un mayor bienestar en años recientes gracias a mejores programas sociales y una mejor gestión macroeconómica", dijo el presidente del BID, Luis Alberto Moreno."Los bancos de desarrollo como el nuestro deben ayudar a proteger esas políticas y programas sociales frente a sucesos que se encuentran fuera del control de nuestros gobiernos, como terremotos, inundaciones, variaciones de los precios de los productos básicos y crisis financieras externas", añadió.La DSL fue aprobada por los gobernadores del BID en una votación que terminó ayer.Tiene un límite máximo de 300 millones de dólares por país o 2 % de su producto interno bruto (PIB), lo que sea menor, y el plazo para el uso de los fondos es de tres años a partir de la entrada en vigencia del contrato de préstamo.La DSL tiene un período de gracia de tres años y un plazo de vencimiento de seis años.En el caso de la CCL, el límite es de 100 millones por país o el 1 % de su PIB, lo que sea menor.Este servicio se ofrece con un período de gracia de tres años, un plazo de vencimiento de 14 años y el interés está basado en LIBOR.La nueva CCL complementará la Facilidad de Crédito Contingente para Emergencias Causadas por Desastres Naturales (CCF) actualmente disponible, que es un mecanismo más restrictivo creado para ayudar a los países a hacer frente a los desastres naturales catastróficos.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció hoy dos líneas de crédito para América Latina y el Caribe, una para ayudar a los países a hacer frente de manera anticipada a "las turbulencias provocadas por crisis financieras externas" y otra para encarar "las consecuencias de desastres naturales".La Línea de Crédito Contingente para la Sostenibilidad del Desarrollo (DSL, en inglés) pondrá 6.000 millones de dólares a disposición de los países miembros prestatarios del BID durante el período 2012-2014, con un máximo de 2.000 millones por año y con la posibilidad de transferir los recursos no usados de un año al otro, informó la entidad financiera en un comunicado."La nueva línea tiene por objeto ayudar a los países a proteger a sus ciudadanos más pobres ante variaciones pronunciadas de los precios de los productos básicos, crisis de liquidez globales y otros factores externos".Además de esta, el BID abrió una Línea de Crédito Contingente para Desastres Naturales (CCL, en inglés) "con el fin de ayudar a los países a atender las necesidades financieras urgentes después de un desastre natural".La cantidad total destinada a la CCL para el período 2012-2014 es de 2.000 millones de dólares."Muchos de los ciudadanos más pobres de América Latina y el Caribe han logrado un mayor bienestar en años recientes gracias a mejores programas sociales y una mejor gestión macroeconómica", dijo el presidente del BID, Luis Alberto Moreno."Los bancos de desarrollo como el nuestro deben ayudar a proteger esas políticas y programas sociales frente a sucesos que se encuentran fuera del control de nuestros gobiernos, como terremotos, inundaciones, variaciones de los precios de los productos básicos y crisis financieras externas", añadió.La DSL fue aprobada por los gobernadores del BID en una votación que terminó ayer.Tiene un límite máximo de 300 millones de dólares por país o 2 % de su producto interno bruto (PIB), lo que sea menor, y el plazo para el uso de los fondos es de tres años a partir de la entrada en vigencia del contrato de préstamo.La DSL tiene un período de gracia de tres años y un plazo de vencimiento de seis años.En el caso de la CCL, el límite es de 100 millones por país o el 1 % de su PIB, lo que sea menor.Este servicio se ofrece con un período de gracia de tres años, un plazo de vencimiento de 14 años y el interés está basado en LIBOR.La nueva CCL complementará la Facilidad de Crédito Contingente para Emergencias Causadas por Desastres Naturales (CCF) actualmente disponible, que es un mecanismo más restrictivo creado para ayudar a los países a hacer frente a los desastres naturales catastróficos.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios