Barber tiene esperanzas de aprobación de una reforma migratoria este año

El representante a la Cámara Ron Barber, junto a su esposa Nancy (i) y su hija Jenny (d), habla con la prensa en Tucson, Arizona (EEUU). EFE/Archivo El representante a la Cámara Ron Barber, junto a su esposa Nancy (i) y su hija Jenny (d), habla con la prensa en Tucson, Arizona (EEUU). EFE/Archivo

El representante a la Cámara Ron Barber, junto a su esposa Nancy (i) y su hija Jenny (d), habla con la prensa en Tucson, Arizona (EEUU). EFE/Archivo

El congresista demócrata por Arizona Ron Barber tiene esperanzas de que se pueda aprobar una reforma migratoria en los primeros meses de este año, aunque reconoce que el tema de la seguridad de la frontera podría jugar un papel decisivo."El tema de la reforma migratoria es de suma importancia para nuestro país", aseguró a Efe Barber, quien representa el distrito 2 de Arizona el cual abarca parte de la frontera con México.Indicó, a la vez, que aunque pasaron cerca de tres décadas desde que ambas cámaras tocaron este tema, todavía no se logró un cambio."No hay duda alguna que nuestro actual sistema no funciona, debemos aprobar una reforma", enfatizó.El congresista consideró que nuevamente el tema de la seguridad fronteriza puede convertirse en la "manzana de la discordia", pero manifestó estar convencido que existe el interés entre los legisladores en encontrar un punto de acuerdo en este tema y la aprobación de una reforma migratoria que permita a los millones de indocumentados que viven en Estados Unidos "salir de las sombras".El demócrata también opinó que es importante que una reforma migratoria incluya a los jóvenes estudiantes indocumentados que llegaron a este país siendo niños, mejor conocidos como "soñadores". Así como un programa de trabajadores que permita a los campos agrícolas y compañías estadounidenses tener la mano obra que requieren de una forma legal sin tener que quebrantar las leyes migratorias."Todo esto será de un gran beneficio para la economía de nuestro país, por lo que todavía tengo esperanzas que podamos lograr un acuerdo durante estos primeros meses del 2014", aseguró.A finales del mes de diciembre, Barber envió una invitación al nuevo secretario del Departamento de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, para dar un recorrido por la frontera de Arizona.En su opinión un recorrido por la frontera dará al nuevo secretario una idea de las condiciones en esta región.En este aspecto, Barber indicó que en lo últimos años se ha logrado un gran avance en  cuestión de seguridad fronteriza, aunque reconoció que aún hay mucho por hacer."El área de la frontera que yo represento en el sur de Arizona es uno de los más porosos por donde continuamente cruzan traficantes de drogas y continúa tendiendo uno de los porcentajes más altos de aprensiones de inmigrantes indocumentados", afirmó el legislador.No obstante, residentes de la zona como Gary Thrasher, un ranchero, de 42 años, viviendo en la frontera de Arizona con México, aseguró a Efe que es verdad que existe más seguridad en la franja fronteriza, pero opinó que esto ocurre solamente en los puertos de entrada y en las ciudades fronterizas."El mayor problema que vemos actualmente es en las zonas rurales, apartadas de las poblaciones. Existe menos seguridad y el cruce de indocumentados y tráfico de drogas ha cambiado hasta estos lugares", aseguró Thrasher."No hay mucha gente viviendo en estas zonas, pero yo vivo ahí, y a mí me preocupa. Todos los días puedes ver a un grupo de personas cruzando por mis tierras", dijo el ranchero.Indicó que el Gobierno federal puede "jugar" con las estadísticas, pero todas las personas que viven en estos lugares apartados en la frontera desean que exista una mayor seguridad.El futuro de una reforma migratoria se encuentra en manos del líder de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, quien se rumorea que actualmente trabaja en una lista de "principios" para impulsar una reforma migratoria en el 2014.Boehner fue fuertemente criticado por rehusar a llevar a votación ante el pleno un plan bipartidista aprobado el año pasado por el Senado que incluía un camino a la legalización y más fondos para la seguridad en la frontera.Por su parte una coalición de 20 organizaciones comunitarias en Arizona se encuentran trabajando en un plan para impulsar una reforma migratoria."Nuestro objetivo será el lograr una reforma y parar las deportaciones", dijo a Efe la directora ejecutiva de Promesa Arizona, Petra Falcón.La coalición de organizaciones de Arizona planea seguir tocando las puertas de los congresistas, especialmente del partido republicano, para pedir su apoyo a la reforma.También se llevarán a cabo una serie de acciones, entre las que se encuentran, firmar peticiones y hacer llamadas; pero, sobre todo el promover el voto y el registro de votantes hispanos.

El congresista demócrata por Arizona Ron Barber tiene esperanzas de que se pueda aprobar una reforma migratoria en los primeros meses de este año, aunque reconoce que el tema de la seguridad de la frontera podría jugar un papel decisivo."El tema de la reforma migratoria es de suma importancia para nuestro país", aseguró a Efe Barber, quien representa el distrito 2 de Arizona el cual abarca parte de la frontera con México.Indicó, a la vez, que aunque pasaron cerca de tres décadas desde que ambas cámaras tocaron este tema, todavía no se logró un cambio."No hay duda alguna que nuestro actual sistema no funciona, debemos aprobar una reforma", enfatizó.El congresista consideró que nuevamente el tema de la seguridad fronteriza puede convertirse en la "manzana de la discordia", pero manifestó estar convencido que existe el interés entre los legisladores en encontrar un punto de acuerdo en este tema y la aprobación de una reforma migratoria que permita a los millones de indocumentados que viven en Estados Unidos "salir de las sombras".El demócrata también opinó que es importante que una reforma migratoria incluya a los jóvenes estudiantes indocumentados que llegaron a este país siendo niños, mejor conocidos como "soñadores". Así como un programa de trabajadores que permita a los campos agrícolas y compañías estadounidenses tener la mano obra que requieren de una forma legal sin tener que quebrantar las leyes migratorias."Todo esto será de un gran beneficio para la economía de nuestro país, por lo que todavía tengo esperanzas que podamos lograr un acuerdo durante estos primeros meses del 2014", aseguró.A finales del mes de diciembre, Barber envió una invitación al nuevo secretario del Departamento de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, para dar un recorrido por la frontera de Arizona.En su opinión un recorrido por la frontera dará al nuevo secretario una idea de las condiciones en esta región.En este aspecto, Barber indicó que en lo últimos años se ha logrado un gran avance en  cuestión de seguridad fronteriza, aunque reconoció que aún hay mucho por hacer."El área de la frontera que yo represento en el sur de Arizona es uno de los más porosos por donde continuamente cruzan traficantes de drogas y continúa tendiendo uno de los porcentajes más altos de aprensiones de inmigrantes indocumentados", afirmó el legislador.No obstante, residentes de la zona como Gary Thrasher, un ranchero, de 42 años, viviendo en la frontera de Arizona con México, aseguró a Efe que es verdad que existe más seguridad en la franja fronteriza, pero opinó que esto ocurre solamente en los puertos de entrada y en las ciudades fronterizas."El mayor problema que vemos actualmente es en las zonas rurales, apartadas de las poblaciones. Existe menos seguridad y el cruce de indocumentados y tráfico de drogas ha cambiado hasta estos lugares", aseguró Thrasher."No hay mucha gente viviendo en estas zonas, pero yo vivo ahí, y a mí me preocupa. Todos los días puedes ver a un grupo de personas cruzando por mis tierras", dijo el ranchero.Indicó que el Gobierno federal puede "jugar" con las estadísticas, pero todas las personas que viven en estos lugares apartados en la frontera desean que exista una mayor seguridad.El futuro de una reforma migratoria se encuentra en manos del líder de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, quien se rumorea que actualmente trabaja en una lista de "principios" para impulsar una reforma migratoria en el 2014.Boehner fue fuertemente criticado por rehusar a llevar a votación ante el pleno un plan bipartidista aprobado el año pasado por el Senado que incluía un camino a la legalización y más fondos para la seguridad en la frontera.Por su parte una coalición de 20 organizaciones comunitarias en Arizona se encuentran trabajando en un plan para impulsar una reforma migratoria."Nuestro objetivo será el lograr una reforma y parar las deportaciones", dijo a Efe la directora ejecutiva de Promesa Arizona, Petra Falcón.La coalición de organizaciones de Arizona planea seguir tocando las puertas de los congresistas, especialmente del partido republicano, para pedir su apoyo a la reforma.También se llevarán a cabo una serie de acciones, entre las que se encuentran, firmar peticiones y hacer llamadas; pero, sobre todo el promover el voto y el registro de votantes hispanos.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios