Brahimi inicia en Arabia Saudí una nueva gira regional para abordar la crisis siria

El representante especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Lajdar Brahimi, arrancó hoy en Arabia Saudí una nueva gira por diferentes países de la región para seguir ejerciendo su labor de mediación en el conflicto sirio.Brahimi aterrizó en la ciudad saudí de Jeddah para reunirse con las autoridades y mantener un diálogo "amplio" sobre la "prolongada" crisis en Siria, indicó el portavoz del representante especial, Ahmad Fawzi, en un escueto comunicado.La oficina del representante especial no ha querido confirmar el resto de países que visitará Brahimi "por motivos de seguridad", aunque fuentes diplomáticas detallaron a Efe que también mantendrá contactos en Turquía y Egipto.Posteriormente, el representante especial viajará a Damasco para entrevistarse con el presidente sirio, Bachar al Asad, según adelantó este martes en París el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.El máximo responsable de Naciones Unidas confirmó que Brahimi emprenderá una nueva gira por la región, la segunda que hace desde que asumió su cargo el pasado 1 de septiembre, antes de visitar "pronto" Damasco para entrevistarse con Al Asad.Según Ban, la prioridad del mediador internacional durante sus encuentros es lograr que se ponga fin a una situación de violencia que calificó de "inaceptable", así como ofrecer la asistencia humanitaria que necesitan los sirios de forma "inmediata".El secretario general condenó este martes la última ola de atentados terroristas en Damasco que dejaron varios muertos y heridos y expresó su "honda preocupación" por la espiral de violencia en la que vive el país.Esta nueva gira de Brahimi se produce en medio de una escalada de las tensiones entre Siria y Turquía, después de que la semana pasada cayera un obús en territorio turco que había sido lanzado desde la frontera siria y que dejó cinco civiles muertos.Precisamente hoy el jefe del Estado Mayor turco, Necdet Özel, advirtió de que la respuesta de Turquía será "más dura" si siguen cayendo obuses en su territorio, según declaró desde la localidad donde cayó el proyectil la semana pasada.Mientras, el régimen sirio rechazó hoy la propuesta del secretario general de la ONU de declarar un alto el fuego unilateral y supeditó una eventual tregua a que los rebeldes cesen sus acciones de violencia.En declaraciones a la agencia oficial siria, Sana, el portavoz del Ministerio sirio de Exteriores, Yihad Maqdesi, denunció que en las treguas anteriores cumplidas por el régimen, la insurgencia aprovechó para "ampliar su despliegue armado en algunas regiones".El conflicto que se vive en Siria desde marzo de 2011 ha causado ya unos 25.000 muertos, mientras que 2,5 millones de personas necesitan ayuda humanitaria y más de 250.000 se han refugiado en los países vecinos, según Naciones Unidas.

El representante especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Lajdar Brahimi, arrancó hoy en Arabia Saudí una nueva gira por diferentes países de la región para seguir ejerciendo su labor de mediación en el conflicto sirio.Brahimi aterrizó en la ciudad saudí de Jeddah para reunirse con las autoridades y mantener un diálogo "amplio" sobre la "prolongada" crisis en Siria, indicó el portavoz del representante especial, Ahmad Fawzi, en un escueto comunicado.La oficina del representante especial no ha querido confirmar el resto de países que visitará Brahimi "por motivos de seguridad", aunque fuentes diplomáticas detallaron a Efe que también mantendrá contactos en Turquía y Egipto.Posteriormente, el representante especial viajará a Damasco para entrevistarse con el presidente sirio, Bachar al Asad, según adelantó este martes en París el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.El máximo responsable de Naciones Unidas confirmó que Brahimi emprenderá una nueva gira por la región, la segunda que hace desde que asumió su cargo el pasado 1 de septiembre, antes de visitar "pronto" Damasco para entrevistarse con Al Asad.Según Ban, la prioridad del mediador internacional durante sus encuentros es lograr que se ponga fin a una situación de violencia que calificó de "inaceptable", así como ofrecer la asistencia humanitaria que necesitan los sirios de forma "inmediata".El secretario general condenó este martes la última ola de atentados terroristas en Damasco que dejaron varios muertos y heridos y expresó su "honda preocupación" por la espiral de violencia en la que vive el país.Esta nueva gira de Brahimi se produce en medio de una escalada de las tensiones entre Siria y Turquía, después de que la semana pasada cayera un obús en territorio turco que había sido lanzado desde la frontera siria y que dejó cinco civiles muertos.Precisamente hoy el jefe del Estado Mayor turco, Necdet Özel, advirtió de que la respuesta de Turquía será "más dura" si siguen cayendo obuses en su territorio, según declaró desde la localidad donde cayó el proyectil la semana pasada.Mientras, el régimen sirio rechazó hoy la propuesta del secretario general de la ONU de declarar un alto el fuego unilateral y supeditó una eventual tregua a que los rebeldes cesen sus acciones de violencia.En declaraciones a la agencia oficial siria, Sana, el portavoz del Ministerio sirio de Exteriores, Yihad Maqdesi, denunció que en las treguas anteriores cumplidas por el régimen, la insurgencia aprovechó para "ampliar su despliegue armado en algunas regiones".El conflicto que se vive en Siria desde marzo de 2011 ha causado ya unos 25.000 muertos, mientras que 2,5 millones de personas necesitan ayuda humanitaria y más de 250.000 se han refugiado en los países vecinos, según Naciones Unidas.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios