El Centro del clima estadounidense no espera un fuerte fenómeno de "El Niño"

El Centro de Predicciones Climáticas (CPC) de Estados Unidos dijo hoy que espera que el fenómeno del "El Niño" sea "débil" durante el invierno del hemisferio norte, aunque no descarta la posibilidad de que se fortalezca."Las temperaturas de la superficie del mar ecuatorial se mantienen elevadas a través del Océano Pacifico, aunque las anomalías han disminuido", indicó en un comunicado el CPC, que no descarta aún que "El Niño" emerja con fuerza en los próximos meses."El Niño", un fenómeno que se produce por el calentamiento de las aguas ecuatoriales del Pacífico, es temido por desatar sequías en Asia, Australia y partes de África, y provocar un alza en los precios de determinados alimentos en todo el mundo.El fenómeno también puede provocar el efecto contrario, fuertes lluvias, en otras partes del globo y desestabilizar el clima mundial."En comparación con los últimos meses, la posibilidad de que se desarrolle El Niño durante el otoño/invierno 2012-13 del hemisferio norte ha disminuido", según CPC, que califica el fenómeno como "débil" por el momento.Los climatólogos temen que se repitan los efectos de 2009, cuando se agravaron las sequías en Asia, un importante productor de arroz, caña de azúcar y otro tipo de cereales.

El Centro de Predicciones Climáticas (CPC) de Estados Unidos dijo hoy que espera que el fenómeno del "El Niño" sea "débil" durante el invierno del hemisferio norte, aunque no descarta la posibilidad de que se fortalezca."Las temperaturas de la superficie del mar ecuatorial se mantienen elevadas a través del Océano Pacifico, aunque las anomalías han disminuido", indicó en un comunicado el CPC, que no descarta aún que "El Niño" emerja con fuerza en los próximos meses."El Niño", un fenómeno que se produce por el calentamiento de las aguas ecuatoriales del Pacífico, es temido por desatar sequías en Asia, Australia y partes de África, y provocar un alza en los precios de determinados alimentos en todo el mundo.El fenómeno también puede provocar el efecto contrario, fuertes lluvias, en otras partes del globo y desestabilizar el clima mundial."En comparación con los últimos meses, la posibilidad de que se desarrolle El Niño durante el otoño/invierno 2012-13 del hemisferio norte ha disminuido", según CPC, que califica el fenómeno como "débil" por el momento.Los climatólogos temen que se repitan los efectos de 2009, cuando se agravaron las sequías en Asia, un importante productor de arroz, caña de azúcar y otro tipo de cereales.

Más noticias

0 Comentarios