Clérigos de Denver se movilizan a favor de derechos humanos para inmigrantes

Decenas religiosos de distintas denominaciones iniciarán hoy en la capital de Colorado una semana de movilizaciones para pedir que se respeten los derechos humanos de los inmigrantes y de los trabajadores agrícolas.Esta noche, los clérigos realizarán una vigilia frente al centro de detención de inmigrantes en Aurora, al este de Denver, "para expresar nuestra oposición a la detención de inmigrantes por motivos de lucro y para mostrar nuestra solidaridad con las familias que también expresan esa oposición", dijo Jennifer Piper, directora de relaciones interreligiosas del Comité de Servicio de Amigos Americanos (AFSC, en inglés).Tras la vigilia frente a la cárcel privada, los religiosos se dirigirán a Casa de Paz, una organización que ofrece alojamiento a las personas que vienen a visitar a familiares recluidos en esa cárcel.El miércoles, en el marco del debate presidencial a realizarse en la Universidad de Denver, los religiosos se concentrarán cerca de esa universidad para pedir que se termine con el arresto y deportación injustos de inmigrantes."Usaremos marionetas y mariposas para demostrar el dolor de la detención y de la deportación", indicó Piper. La razón, dijo, es que las mariposas monarca migran entre México y Canadá según las estaciones del año, representando así un ejemplo de migraciones naturales."Nuestro mensaje es que la inmigración no es un crimen y, por lo tanto, no debería haber gente condenada. La migración es un derecho humano. Y obtener ganancia del dolor es inhumano", sostuvo la dirigente.Los clérigos, dijo Piper, "expresarán su posición y no dirán nada más".El sábado, los religiosos marcharán hasta el Parque de la Ciudad en Denver, donde se realizará el Festival del Cultivo de Chipotle, organizado por la empresa de comidas rápidas del mismo nombre, que tiene sus oficinas centrales en esta ciudad.Los religiosos respaldarán el pedido de los trabajadores del campo para que Chipotle les pague un centavo más por cada libra de tomate que cosechen, algo a lo que ya han accedido otras grandes cadenas de comidas rápidas."No se puede hablar legítimamente de integridad, sustentabilidad o responsabilidad social cuando los trabajadores del campo no participan de la comida y cuando no se respetan sus derechos humanos fundamentales", dijo en un comunicado Oscar Otzoy, de la Coalición de Trabajadores Agrícolas de Immokalee (CIW, en inglés), una organización no lucrativa basada en Immokalee, Florida.Otzoy y otros representantes de CIW están en Colorado desde la semana para promover su causa entre las iglesias hispanas locales.La marcha del próximo sábado, enfatizó Otzoy, será una "procesión pacífica" para indicar que "los trabajadores estamos peleando por nuestros derechos".

Decenas religiosos de distintas denominaciones iniciarán hoy en la capital de Colorado una semana de movilizaciones para pedir que se respeten los derechos humanos de los inmigrantes y de los trabajadores agrícolas.Esta noche, los clérigos realizarán una vigilia frente al centro de detención de inmigrantes en Aurora, al este de Denver, "para expresar nuestra oposición a la detención de inmigrantes por motivos de lucro y para mostrar nuestra solidaridad con las familias que también expresan esa oposición", dijo Jennifer Piper, directora de relaciones interreligiosas del Comité de Servicio de Amigos Americanos (AFSC, en inglés).Tras la vigilia frente a la cárcel privada, los religiosos se dirigirán a Casa de Paz, una organización que ofrece alojamiento a las personas que vienen a visitar a familiares recluidos en esa cárcel.El miércoles, en el marco del debate presidencial a realizarse en la Universidad de Denver, los religiosos se concentrarán cerca de esa universidad para pedir que se termine con el arresto y deportación injustos de inmigrantes."Usaremos marionetas y mariposas para demostrar el dolor de la detención y de la deportación", indicó Piper. La razón, dijo, es que las mariposas monarca migran entre México y Canadá según las estaciones del año, representando así un ejemplo de migraciones naturales."Nuestro mensaje es que la inmigración no es un crimen y, por lo tanto, no debería haber gente condenada. La migración es un derecho humano. Y obtener ganancia del dolor es inhumano", sostuvo la dirigente.Los clérigos, dijo Piper, "expresarán su posición y no dirán nada más".El sábado, los religiosos marcharán hasta el Parque de la Ciudad en Denver, donde se realizará el Festival del Cultivo de Chipotle, organizado por la empresa de comidas rápidas del mismo nombre, que tiene sus oficinas centrales en esta ciudad.Los religiosos respaldarán el pedido de los trabajadores del campo para que Chipotle les pague un centavo más por cada libra de tomate que cosechen, algo a lo que ya han accedido otras grandes cadenas de comidas rápidas."No se puede hablar legítimamente de integridad, sustentabilidad o responsabilidad social cuando los trabajadores del campo no participan de la comida y cuando no se respetan sus derechos humanos fundamentales", dijo en un comunicado Oscar Otzoy, de la Coalición de Trabajadores Agrícolas de Immokalee (CIW, en inglés), una organización no lucrativa basada en Immokalee, Florida.Otzoy y otros representantes de CIW están en Colorado desde la semana para promover su causa entre las iglesias hispanas locales.La marcha del próximo sábado, enfatizó Otzoy, será una "procesión pacífica" para indicar que "los trabajadores estamos peleando por nuestros derechos".

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios