Clinton defiende en el Congreso que diplomacia implica riesgos "inevitables"

La exsecretaria de Estado y aspirante a la candidatura presidencial demócrata para 2016, Hillary Clinton, testifica ante el Comité de la Cámara de Representantes que investiga el ataque al consulado estadounidense en Bengasi (Libia), en el Capitolio de Wa La exsecretaria de Estado y aspirante a la candidatura presidencial demócrata para 2016, Hillary Clinton, testifica ante el Comité de la Cámara de Representantes que investiga el ataque al consulado estadounidense en Bengasi (Libia), en el Capitolio de Wa

La exsecretaria de Estado y aspirante a la candidatura presidencial demócrata para 2016, Hillary Clinton, testifica ante el Comité de la Cámara de Representantes que investiga el ataque al consulado estadounidense en Bengasi (Libia), en el Capitolio de Wa

La ex secretaria de Estado Hillary Clinton aseguró hoy que la diplomacia tiene riesgos "inevitables" y no puede hacerse desde "búnkers", ante el comité de la Cámara de Representantes que investiga las muertes del embajador de EEUU en Libia y tres compatriotas en Bengasi (Libia) en 2012.En su comparecencia, Clinton, que ha criticado al comité por buscar un objetivo político, que el ataque en Bengasi muestra el "inevitable nivel de riegos que debemos aceptar para proteger nuestro país y avanzar en nuestros intereses y valores" en lugares peligrosos.El embajador Chris Stevens y otros tres estadounidenses fallecieron el 11 de septiembre de 2012 en un ataque contra el consulado estadounidense en Bengasi, sede del Gobierno de transición tras la caída del dictador Muamar al Gadafi.Clinton, que se encuentra en plena campaña de primarias para ser candidata demócrata a la Presidencia en 2016, aprovechó la audiencia para resaltar su perfil más duro al afirmar: "hemos aprendido de la manera más dura que cuando Estados Unidos se ausenta de zonas inestables hay consecuencias".Asimismo, dijo que asume "toda la responsabilidad" de haber mandado a Stevens a Libia en un momento de gran inestabilidad en la región, al tiempo que recordó que el diplomático era un "amigo de los libios" y un apasionado de Oriente Medio que sabía los riesgos a que se exponía.La exsecretaria de Estado, que fue jefa de la diplomacia de EEUU entre 2009 y 2013, aseguró que abogó por intervenir en la revolución libia contra las cuatro décadas de gobierno de Gadafi, frente a las objeciones del vicepresidente, Joe Biden, y el entonces secretario de Defensa, Robert Gates.Asimismo, detalló que cuando conoció el ataque contra el consulado en Bengasi consideró el envío de fuerzas especiales, pero hubo divisiones entre "los asesores" del presidente, Barack Obama, y en última instancia -subrayó- esa decisión recaía en el mandatario.El presidente del comité, el congresista republicano Trey Gowdy, rechazó desde el comienzo de la audiencia que la investigación tenga como fin principal dañar las opciones políticas de Clinton y aseguró que la razón es conocer la verdad sobre "la muerte de cuatro funcionarios estadounidenses, incluido nuestro embajador, asesinados por terroristas en territorio extranjero".Clinton respondió que su objetivo, tras comparecer por segunda vez ante el comité, es "honrar a los que perdimos y seguir sirviendo en lo que pueda a mi país"."Los estadounidenses esperan que aprendamos las lecciones y pasemos del partidismo a la razón de Estado", añadió la aspirante demócrata.

La ex secretaria de Estado Hillary Clinton aseguró hoy que la diplomacia tiene riesgos "inevitables" y no puede hacerse desde "búnkers", ante el comité de la Cámara de Representantes que investiga las muertes del embajador de EEUU en Libia y tres compatriotas en Bengasi (Libia) en 2012.En su comparecencia, Clinton, que ha criticado al comité por buscar un objetivo político, que el ataque en Bengasi muestra el "inevitable nivel de riegos que debemos aceptar para proteger nuestro país y avanzar en nuestros intereses y valores" en lugares peligrosos.El embajador Chris Stevens y otros tres estadounidenses fallecieron el 11 de septiembre de 2012 en un ataque contra el consulado estadounidense en Bengasi, sede del Gobierno de transición tras la caída del dictador Muamar al Gadafi.Clinton, que se encuentra en plena campaña de primarias para ser candidata demócrata a la Presidencia en 2016, aprovechó la audiencia para resaltar su perfil más duro al afirmar: "hemos aprendido de la manera más dura que cuando Estados Unidos se ausenta de zonas inestables hay consecuencias".Asimismo, dijo que asume "toda la responsabilidad" de haber mandado a Stevens a Libia en un momento de gran inestabilidad en la región, al tiempo que recordó que el diplomático era un "amigo de los libios" y un apasionado de Oriente Medio que sabía los riesgos a que se exponía.La exsecretaria de Estado, que fue jefa de la diplomacia de EEUU entre 2009 y 2013, aseguró que abogó por intervenir en la revolución libia contra las cuatro décadas de gobierno de Gadafi, frente a las objeciones del vicepresidente, Joe Biden, y el entonces secretario de Defensa, Robert Gates.Asimismo, detalló que cuando conoció el ataque contra el consulado en Bengasi consideró el envío de fuerzas especiales, pero hubo divisiones entre "los asesores" del presidente, Barack Obama, y en última instancia -subrayó- esa decisión recaía en el mandatario.El presidente del comité, el congresista republicano Trey Gowdy, rechazó desde el comienzo de la audiencia que la investigación tenga como fin principal dañar las opciones políticas de Clinton y aseguró que la razón es conocer la verdad sobre "la muerte de cuatro funcionarios estadounidenses, incluido nuestro embajador, asesinados por terroristas en territorio extranjero".Clinton respondió que su objetivo, tras comparecer por segunda vez ante el comité, es "honrar a los que perdimos y seguir sirviendo en lo que pueda a mi país"."Los estadounidenses esperan que aprendamos las lecciones y pasemos del partidismo a la razón de Estado", añadió la aspirante demócrata.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios