El College Board promueve la preparación temprana para la universidad

Elegir la universidad adecuada es una de las tareas más difíciles para miles de estudiantes y sus padres, proceso que debe comenzar temprano en la escuela secundaria, de acuerdo con el College Board.Para muchos jóvenes, el College Board es sinónimo de la prueba que toman de ingreso a una universidad, que mide las habilidades del estudiante en lectura crítica, escritura y razonamiento matemático, conocida como SAT (Scholarship Aptitude Test)."El College Board es una organización internacional líder en educación y tenemos un sinnúmero de programas para ayudar los estudiantes a ser exitosos e ir a la universidad. El SAT es uno de ellos y el que más se conoce", dijo a Efe la puertorriqueña Ileana Rodríguez, vicepresidente de Estrategia y Operaciones de la entidad.Destacó que muchas familias latinas pueden encontrar información en español sobre los programas en www.collegeboard.org/espanol, en la que padres e hijos encontrarán datos sobre los exámenes que ofrecen, cómo prepararse para el SAT, e incluso descargar una versión del examen para saber qué debe estudiar, cómo buscar y pagar una universidad, becas disponibles, entre otros temas relacionados.Otro recurso importante es la nueva página web "Big Future" (https://bigfuture.collegeboard.org), en su mayoría en inglés "para ayudar a los estudiantes a explorar el proceso de elegir una universidad"."Es importante que los jóvenes entiendan que sus calificaciones en la secundaria van a tener un impacto grande en las universidades que elijan y las becas que obtengan", afirmó Rodríguez y exhortó a los jóvenes desde primer año de secundaria a explorar las páginas del College Board para orientarse sobre los beneficios y el porqué deben aplicarse en sus estudios.Destacó que entre otros recursos disponibles en las escuelas está el programa Advance Placement (AP), una serie de clases de nivel universitario en un gran número de temas y asignaturas que los estudiantes pueden tomar cuando todavía se encuentran en escuela superior."El programa les permite empezar a ganar créditos universitarios y les ahorra costos de matrícula. El examen final, que también se ofrece en español, tiene una puntuación del 1 al 5. El estudiante que obtenga entre 3 a 5 puntos se le convalidan los créditos del curso en la universidad", indicó.El College Board prepara a los profesores para impartir estos cursos, que no son obligatorios y están disponibles en más de 14.000 escuelas superiores en EE.UU.Datos de la institución muestran que de los 527.914 estudiantes latinos que se graduaron de la escuelas de educación pública secundaria en EE.UU en 2011, menos del 30 por ciento, (153.407) tomaron los cursos."Sabemos que muchos de nuestros estudiantes latinos entran sin esa preparación, que necesitan para persistir en un ambiente académico", agregó Rodríguez."Los cursos de AP están en constante desarrollo para asegurarnos que los estudiantes se están preparando para ser exitosos en la universidad. Hay estudios que confirman que los que toman estos cursos tienen mayor probabilidad de graduarse de universidad", destacó.De acuerdo con el College Board, este aspecto "es de suma importancia" si se toma en cuenta que sólo el 19,2 % de los latinos entre 25 y 34 años de edad han logrado obtener un grado de estudios post secundarios de dos años o más.Rodríguez recordó además en entrevista con Efe que los exámenes de preingreso a la universidad (PSAT), que se recomienda se tomen dos veces (los resultados del primero les deja saber en qué deben mejorar para el examen final), con un costo de 14 dólares, y el SAT, de 50 dólares, podrían ser gratis para estudiantes de bajos ingresos.Los estudiantes latinos que adquieren las mejores puntuaciones en el PSAT, hasta 5.000 cada año en el país, pasan a ser parte del programa nacional de reconocimiento para hispanos del College Board, lo que pueden destacar en su solicitud de ingreso a la universidad porque les ayuda a conseguir becas.Rodríguez alertó a las familias latinas que esta época de otoño es una oportunidad para tomar el PSAT, que se ofrecerá el próximo 17 de octubre en las escuelas participantes, mientras el SAT se brindará en octubre, noviembre y diciembre.

Elegir la universidad adecuada es una de las tareas más difíciles para miles de estudiantes y sus padres, proceso que debe comenzar temprano en la escuela secundaria, de acuerdo con el College Board.Para muchos jóvenes, el College Board es sinónimo de la prueba que toman de ingreso a una universidad, que mide las habilidades del estudiante en lectura crítica, escritura y razonamiento matemático, conocida como SAT (Scholarship Aptitude Test)."El College Board es una organización internacional líder en educación y tenemos un sinnúmero de programas para ayudar los estudiantes a ser exitosos e ir a la universidad. El SAT es uno de ellos y el que más se conoce", dijo a Efe la puertorriqueña Ileana Rodríguez, vicepresidente de Estrategia y Operaciones de la entidad.Destacó que muchas familias latinas pueden encontrar información en español sobre los programas en www.collegeboard.org/espanol, en la que padres e hijos encontrarán datos sobre los exámenes que ofrecen, cómo prepararse para el SAT, e incluso descargar una versión del examen para saber qué debe estudiar, cómo buscar y pagar una universidad, becas disponibles, entre otros temas relacionados.Otro recurso importante es la nueva página web "Big Future" (https://bigfuture.collegeboard.org), en su mayoría en inglés "para ayudar a los estudiantes a explorar el proceso de elegir una universidad"."Es importante que los jóvenes entiendan que sus calificaciones en la secundaria van a tener un impacto grande en las universidades que elijan y las becas que obtengan", afirmó Rodríguez y exhortó a los jóvenes desde primer año de secundaria a explorar las páginas del College Board para orientarse sobre los beneficios y el porqué deben aplicarse en sus estudios.Destacó que entre otros recursos disponibles en las escuelas está el programa Advance Placement (AP), una serie de clases de nivel universitario en un gran número de temas y asignaturas que los estudiantes pueden tomar cuando todavía se encuentran en escuela superior."El programa les permite empezar a ganar créditos universitarios y les ahorra costos de matrícula. El examen final, que también se ofrece en español, tiene una puntuación del 1 al 5. El estudiante que obtenga entre 3 a 5 puntos se le convalidan los créditos del curso en la universidad", indicó.El College Board prepara a los profesores para impartir estos cursos, que no son obligatorios y están disponibles en más de 14.000 escuelas superiores en EE.UU.Datos de la institución muestran que de los 527.914 estudiantes latinos que se graduaron de la escuelas de educación pública secundaria en EE.UU en 2011, menos del 30 por ciento, (153.407) tomaron los cursos."Sabemos que muchos de nuestros estudiantes latinos entran sin esa preparación, que necesitan para persistir en un ambiente académico", agregó Rodríguez."Los cursos de AP están en constante desarrollo para asegurarnos que los estudiantes se están preparando para ser exitosos en la universidad. Hay estudios que confirman que los que toman estos cursos tienen mayor probabilidad de graduarse de universidad", destacó.De acuerdo con el College Board, este aspecto "es de suma importancia" si se toma en cuenta que sólo el 19,2 % de los latinos entre 25 y 34 años de edad han logrado obtener un grado de estudios post secundarios de dos años o más.Rodríguez recordó además en entrevista con Efe que los exámenes de preingreso a la universidad (PSAT), que se recomienda se tomen dos veces (los resultados del primero les deja saber en qué deben mejorar para el examen final), con un costo de 14 dólares, y el SAT, de 50 dólares, podrían ser gratis para estudiantes de bajos ingresos.Los estudiantes latinos que adquieren las mejores puntuaciones en el PSAT, hasta 5.000 cada año en el país, pasan a ser parte del programa nacional de reconocimiento para hispanos del College Board, lo que pueden destacar en su solicitud de ingreso a la universidad porque les ayuda a conseguir becas.Rodríguez alertó a las familias latinas que esta época de otoño es una oportunidad para tomar el PSAT, que se ofrecerá el próximo 17 de octubre en las escuelas participantes, mientras el SAT se brindará en octubre, noviembre y diciembre.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios