Concejo listo para elegir a su nuevo líder que podría ser una latina

Melissa Mark-Viverito, habla el 30 de mayo 2013, durante una protesta de puertorriqueños en las afueras de un almacén que Miller Coors tiene en el barrio de El Bronx, en Nueva York. EFE/Archivo Melissa Mark-Viverito, habla el 30 de mayo 2013, durante una protesta de puertorriqueños en las afueras de un almacén que Miller Coors tiene en el barrio de El Bronx, en Nueva York. EFE/Archivo

Melissa Mark-Viverito, habla el 30 de mayo 2013, durante una protesta de puertorriqueños en las afueras de un almacén que Miller Coors tiene en el barrio de El Bronx, en Nueva York. EFE/Archivo

El Concejo de Nueva York se reúne mañana para elegir su presidente por los próximos cuatro años, en una enconada contienda entre Melissa Mark Viverito, de origen puertorriqueño y a quien muchos dan por ganadora, y su rival Daniel Garodnick.Mark Viverito, en su último periodo en el Concejo y que cuenta con el apoyo del alcalde Bill de Blasio, asegura contar con los votos de 31 de los 51 concejales, cinco más de los necesarios para lograr el segundo puesto más importante del gobierno de la ciudad después del alcalde.Garodnick contaría con el apoyo de los restantes 20 concejales, entre éstos siete de los ocho miembros de la delegación de El Bronx donde sólo el nuevo concejal Ritchie Pérez ha comprometido su voto con Mark Viverito.Los restantes miembros latinos de El Bronx: Annabel Palma, que aspiró a la presidencia del Concejo; Fernando Cabrera y María del Carmen Arroyo, así como Rosie Méndez, de Manhattan, todos demócratas y de origen puertorriqueño, mantienen su respaldo a Garodnick."Al día de hoy, Melissa mantiene los 31 votos que hizo públicos para ser electa mañana como la primera latina en el segundo puesto más importante de la ciudad", aseguró a Efe el concejal Ydanis Rodríguez, que el lunes participó de una reunión en Brooklyn del grupo que apoya a la concejal.Mark Viverito, que representa El Barrio latino de Harlem y el sur de El Bronx, fue la primera de los concejales en apoyar a De Blasio desde el principio de la contienda por la alcaldía, cuando los números lo colocaban rezagado en las primarias, y ahora el nuevo alcalde le ha devuelto el espaldarazo abogando a su favor entre los concejales, a quienes pidió que le respalden.De Blasio se ha mantenido al tanto de la contienda en su empeño de que Mark Viverito se alce con la victoria al punto que el domingo se reunió con los concejales de El Bronx en un intento de persuadirlos para que apoyen a su elegida.La posibilidad de que Mark Viverito se convierta en el primer miembro de la comunidad hispana en ocupar ese cargo ha movilizado a líderes de ese grupo en la política, uniones y organizaciones comunitarias para impulsar su aspiración.La coalición aseguró que haría todo lo posible porque la comunidad latina tenga a uno de los suyos en ese importante cargo, apoyo que junto a los integrantes del llamado Caucus Progresista -que componen 12 concejales, cinco de ellos latinos- se ha traducido en que diariamente aumente el número de organizaciones, políticos, activistas y hasta miembros de la farándula que la apoyan como Cynthia Nixon, estrella de "Sex and the City", que el lunes se unió a las voces de la comunidad LGBT que respaldan a Mark Viverito.La concejal ha estado en medio de la tormenta además por varios asuntos como el hecho de no haber reportado a la Junta Electoral sus ingresos por concepto de alquiler del edificio de tres pisos donde vive, y de presunto conflicto de interés por haber recibido asesoramiento gratis de un cabildero, lo que podría luego pasarle factura.Según Rodríguez, ya llegó "el momento de que la ciudad entienda que los números de nosotros no son iguales a los del Censo de 1900 cuando el 96 por ciento de la población era anglo, el 2 por ciento era afroamericano, y los latinos no éramos contados"."En el 2014 la población de Nueva York es 35 por ciento anglo, 28 por ciento de latinos y 25 por ciento de afroamericanos. Es un derecho nuestro lograr que nuestros números se traduzcan en representación política", argumentó.Sin embargo, la concejal Annabel Palma ha denunciado a medios de comunicación que los que mantienen su apoyo a Garodnick, electo por el condado de Manhattan, han sido objeto de amenazas y manipulación para que cambien su voto."Gente ha llamado y dicho que cuando venga el presupuesto no van a obtener ayuda para sus distritos" por no apoyarla, dijo la concejal a la edición digital del diario Capital, y agregó que el proceso que involucra a la coalición es "una falta de respeto" al Concejo.La batalla por la presidencia del Concejo se ha traducido además en la división de las organizaciones del Partido Demócrata en los condados de El Bronx y Queens, que apoyan a Garodnick, y Brooklyn que se alineó con Mark Viverito.Sin embargo, en Queens, un grupo de concejales se ha aliado a Mark Viverito, entre ellos Julissa Ferreras, en contra de la posición del presidente del Partido Demócrata, el congresista Joe Crowley, quienes representan el mismo distrito 14, con amplia población latina, que representa Crowley en el Congreso."Melissa es una concejal progresista, con una historia probada de servicio para el desarrollo de la ciudad. Estamos seguros de que haremos historia eligiendo a la primera latina" a la presidencia del Concejo, afirmó Rodríguez.

El Concejo de Nueva York se reúne mañana para elegir su presidente por los próximos cuatro años, en una enconada contienda entre Melissa Mark Viverito, de origen puertorriqueño y a quien muchos dan por ganadora, y su rival Daniel Garodnick.Mark Viverito, en su último periodo en el Concejo y que cuenta con el apoyo del alcalde Bill de Blasio, asegura contar con los votos de 31 de los 51 concejales, cinco más de los necesarios para lograr el segundo puesto más importante del gobierno de la ciudad después del alcalde.Garodnick contaría con el apoyo de los restantes 20 concejales, entre éstos siete de los ocho miembros de la delegación de El Bronx donde sólo el nuevo concejal Ritchie Pérez ha comprometido su voto con Mark Viverito.Los restantes miembros latinos de El Bronx: Annabel Palma, que aspiró a la presidencia del Concejo; Fernando Cabrera y María del Carmen Arroyo, así como Rosie Méndez, de Manhattan, todos demócratas y de origen puertorriqueño, mantienen su respaldo a Garodnick."Al día de hoy, Melissa mantiene los 31 votos que hizo públicos para ser electa mañana como la primera latina en el segundo puesto más importante de la ciudad", aseguró a Efe el concejal Ydanis Rodríguez, que el lunes participó de una reunión en Brooklyn del grupo que apoya a la concejal.Mark Viverito, que representa El Barrio latino de Harlem y el sur de El Bronx, fue la primera de los concejales en apoyar a De Blasio desde el principio de la contienda por la alcaldía, cuando los números lo colocaban rezagado en las primarias, y ahora el nuevo alcalde le ha devuelto el espaldarazo abogando a su favor entre los concejales, a quienes pidió que le respalden.De Blasio se ha mantenido al tanto de la contienda en su empeño de que Mark Viverito se alce con la victoria al punto que el domingo se reunió con los concejales de El Bronx en un intento de persuadirlos para que apoyen a su elegida.La posibilidad de que Mark Viverito se convierta en el primer miembro de la comunidad hispana en ocupar ese cargo ha movilizado a líderes de ese grupo en la política, uniones y organizaciones comunitarias para impulsar su aspiración.La coalición aseguró que haría todo lo posible porque la comunidad latina tenga a uno de los suyos en ese importante cargo, apoyo que junto a los integrantes del llamado Caucus Progresista -que componen 12 concejales, cinco de ellos latinos- se ha traducido en que diariamente aumente el número de organizaciones, políticos, activistas y hasta miembros de la farándula que la apoyan como Cynthia Nixon, estrella de "Sex and the City", que el lunes se unió a las voces de la comunidad LGBT que respaldan a Mark Viverito.La concejal ha estado en medio de la tormenta además por varios asuntos como el hecho de no haber reportado a la Junta Electoral sus ingresos por concepto de alquiler del edificio de tres pisos donde vive, y de presunto conflicto de interés por haber recibido asesoramiento gratis de un cabildero, lo que podría luego pasarle factura.Según Rodríguez, ya llegó "el momento de que la ciudad entienda que los números de nosotros no son iguales a los del Censo de 1900 cuando el 96 por ciento de la población era anglo, el 2 por ciento era afroamericano, y los latinos no éramos contados"."En el 2014 la población de Nueva York es 35 por ciento anglo, 28 por ciento de latinos y 25 por ciento de afroamericanos. Es un derecho nuestro lograr que nuestros números se traduzcan en representación política", argumentó.Sin embargo, la concejal Annabel Palma ha denunciado a medios de comunicación que los que mantienen su apoyo a Garodnick, electo por el condado de Manhattan, han sido objeto de amenazas y manipulación para que cambien su voto."Gente ha llamado y dicho que cuando venga el presupuesto no van a obtener ayuda para sus distritos" por no apoyarla, dijo la concejal a la edición digital del diario Capital, y agregó que el proceso que involucra a la coalición es "una falta de respeto" al Concejo.La batalla por la presidencia del Concejo se ha traducido además en la división de las organizaciones del Partido Demócrata en los condados de El Bronx y Queens, que apoyan a Garodnick, y Brooklyn que se alineó con Mark Viverito.Sin embargo, en Queens, un grupo de concejales se ha aliado a Mark Viverito, entre ellos Julissa Ferreras, en contra de la posición del presidente del Partido Demócrata, el congresista Joe Crowley, quienes representan el mismo distrito 14, con amplia población latina, que representa Crowley en el Congreso."Melissa es una concejal progresista, con una historia probada de servicio para el desarrollo de la ciudad. Estamos seguros de que haremos historia eligiendo a la primera latina" a la presidencia del Concejo, afirmó Rodríguez.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios