El Consejo de Seguridad de la ONU empezará a analizar el jueves el despliegue militar en Mali

El Consejo de Seguridad de la ONU analizará el jueves por primera vez la petición de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao) para que autorice el despliegue en Mali de una fuerza militar de esas naciones para ayudar al Gobierno a recuperar el control del norte del país.Así lo anunció ante la prensa el presidente de turno del máximo órgano internacional de seguridad, el embajador guatemalteco Gert Rosenthal, quien detalló que los quince dedicarán una sesión inicial de consultas a esa petición este jueves, 4 de octubre, pero que serán necesarias varias reuniones más antes de apoyar a la Cedeao.Rosenthal explicó que, pese a la petición formal presentada por el organismo regional, los miembros del Consejo todavía no tienen claro cómo debe funcionar la operación militar para arrebatar a los radicales islámicos el control del norte del país."No se sabe quién hace qué, cuál es la escala de la operación (militar) ni las implicaciones presupuestarias. Una sola reunión no resolverá esas dudas", explicó el diplomático guatemalteco en su primera comparecencia ante la prensa tras asumir el lunes la presidencia del Consejo de Seguridad.Según el embajador guatemalteco, "los miembros del Consejo de Seguridad deben debatir mucho entre ellos antes de reunirse con la Cedeao para tratar el asunto"."En principio parece que hay un entendimiento sobre el hecho de que la situación en Mali no puede continuar así. Se debe hacer algo, pero no se han dejado claras las cosas", explicó Rosenthal, quien destacó que la aprobación de la fuerza militar deberá ir acompañada de una resolución del máximo órgano de decisión de la ONU.El Gobierno de Mali y Francia urgieron la semana pasada al Consejo de Seguridad a autorizar el despliegue de una fuerza militar de la Cedeao, después de que la organización se garantizara el respaldo de las autoridades de Mali.Bamako y la Cedeao acordaron al fin que el centro de operaciones del contingente africano que se quiere desplegar esté en la capital, como pedía la organización y a lo que inicialmente se oponían las autoridades malienses, y desde ahí se coordine el ataque a las fuerzas que controlan el norte.La grave crisis política y social que vive Mali comenzó en marzo con el golpe de Estado militar, que aprovecharon semanas después los rebeldes tuareg del Movimiento Nacional para la Liberación de Azawed (MNLA) para avanzar y proclamar la independencia de esa región del norte del país.En junio, grupos extremistas islámicos como Muyao o Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), este último considerado la principal amenaza terrorista en la región del Sahel, se enfrentaron a los rebeldes tuareg y les arrebataron el control de la principales ciudades septentrionales, como Gao, Kidal y Tombuctú.En su comparecencia ante la prensa, el embajador guatemalteco destacó que, además de Mali, en octubre el Consejo estudiará también la situación entre Sudán y Sudán del Sur, en Somalia, Sierra Leona, Costa de Marfil y la situación general en Oriente Medio.El miércoles se analizará el trabajo de la Misión de la ONU para la Estabilización de Haití (Minustah), en una sesión que estará presidida por el canciller guatemalteco, Harold Caballeros, quien también estará en el debate abierto sobre el Estado de derecho previsto para el 17 de octubre.El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, prevé presidir por su parte el debate que la presidencia de turno ha diseñado para el 29 de octubre sobre la mujer, la paz y la seguridad, anunció el embajador guatemalteco.

El Consejo de Seguridad de la ONU analizará el jueves por primera vez la petición de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao) para que autorice el despliegue en Mali de una fuerza militar de esas naciones para ayudar al Gobierno a recuperar el control del norte del país.Así lo anunció ante la prensa el presidente de turno del máximo órgano internacional de seguridad, el embajador guatemalteco Gert Rosenthal, quien detalló que los quince dedicarán una sesión inicial de consultas a esa petición este jueves, 4 de octubre, pero que serán necesarias varias reuniones más antes de apoyar a la Cedeao.Rosenthal explicó que, pese a la petición formal presentada por el organismo regional, los miembros del Consejo todavía no tienen claro cómo debe funcionar la operación militar para arrebatar a los radicales islámicos el control del norte del país."No se sabe quién hace qué, cuál es la escala de la operación (militar) ni las implicaciones presupuestarias. Una sola reunión no resolverá esas dudas", explicó el diplomático guatemalteco en su primera comparecencia ante la prensa tras asumir el lunes la presidencia del Consejo de Seguridad.Según el embajador guatemalteco, "los miembros del Consejo de Seguridad deben debatir mucho entre ellos antes de reunirse con la Cedeao para tratar el asunto"."En principio parece que hay un entendimiento sobre el hecho de que la situación en Mali no puede continuar así. Se debe hacer algo, pero no se han dejado claras las cosas", explicó Rosenthal, quien destacó que la aprobación de la fuerza militar deberá ir acompañada de una resolución del máximo órgano de decisión de la ONU.El Gobierno de Mali y Francia urgieron la semana pasada al Consejo de Seguridad a autorizar el despliegue de una fuerza militar de la Cedeao, después de que la organización se garantizara el respaldo de las autoridades de Mali.Bamako y la Cedeao acordaron al fin que el centro de operaciones del contingente africano que se quiere desplegar esté en la capital, como pedía la organización y a lo que inicialmente se oponían las autoridades malienses, y desde ahí se coordine el ataque a las fuerzas que controlan el norte.La grave crisis política y social que vive Mali comenzó en marzo con el golpe de Estado militar, que aprovecharon semanas después los rebeldes tuareg del Movimiento Nacional para la Liberación de Azawed (MNLA) para avanzar y proclamar la independencia de esa región del norte del país.En junio, grupos extremistas islámicos como Muyao o Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), este último considerado la principal amenaza terrorista en la región del Sahel, se enfrentaron a los rebeldes tuareg y les arrebataron el control de la principales ciudades septentrionales, como Gao, Kidal y Tombuctú.En su comparecencia ante la prensa, el embajador guatemalteco destacó que, además de Mali, en octubre el Consejo estudiará también la situación entre Sudán y Sudán del Sur, en Somalia, Sierra Leona, Costa de Marfil y la situación general en Oriente Medio.El miércoles se analizará el trabajo de la Misión de la ONU para la Estabilización de Haití (Minustah), en una sesión que estará presidida por el canciller guatemalteco, Harold Caballeros, quien también estará en el debate abierto sobre el Estado de derecho previsto para el 17 de octubre.El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, prevé presidir por su parte el debate que la presidencia de turno ha diseñado para el 29 de octubre sobre la mujer, la paz y la seguridad, anunció el embajador guatemalteco.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios