Daimler, satisfecha con la negativa del Supremo EE.UU. en un litigio con argentinos

Imagen de archivo que muestra a empleados de Daimler Chrysler saliendo de la planta de Mercedes en Sindelfingen. EFE/Archivo Imagen de archivo que muestra a empleados de Daimler Chrysler saliendo de la planta de Mercedes en Sindelfingen. EFE/Archivo

Imagen de archivo que muestra a empleados de Daimler Chrysler saliendo de la planta de Mercedes en Sindelfingen. EFE/Archivo

La empresa alemana Daimler, acusada por un grupo de trabajadores de supuesta complicidad con la dictadura argentina en los años setenta, mostró hoy su satisfacción tras la decisión de la Corte Suprema de EE.UU., que consideró que los tribunales estadounidenses no tienen competencia sobre el caso.Daimler, fabricantes de vehículos marca Mercedes y con central en Stuttgart (Alemania), tiene una filial en California cuyos beneficios generados en territorio estadounidense fueron considerados por los litigantes como suficiente conexión con la Justicia de EE.UU., argumento rechazado por el alto tribunal."Estamos muy contentos con la decisión de la Corte Suprema estadounidense y con esto concluye el prolongado litigio en los EE.UU. Por otra parte, siempre hemos considerado las acusaciones como infundadas", dijo hoy a Efe por correo electrónico un portavoz de la empresa alemana.La decisión del Supremo, que tuvo lugar este martes, contradice la del tribunal de apelaciones del noveno circuito, que consideró en 2011 que la producción de coches por la marca Mercedes en este país era una conexión suficiente entre EE.UU. y lo sucedido en Argentina, y justificaba que los tribunales estadounidenses se pronunciaran sobre este asunto.Sin embargo, el Supremo dictaminó por unanimidad que los tribunales de EE.UU. no son competentes para abordar esta demanda puesto que la sede principal de la empresa no se encuentra en este país.Esta decisión judicial está en la línea de otras sentencias que en los últimos años han restringido el papel de los tribunales de EE.UU. para entender en disputas legales en las que multinacionales están involucradas en presuntas violaciones de derechos humanos ocurridas en el extranjero.La demanda contra Daimler la presentó hace tres años un grupo de antiguos empleados de la filial argentina de la empresa, así como familiares de otros trabajadores ya fallecidos, con el argumento de que la firma alemana había denunciado a varios miembros del sindicato ante el régimen del dictador Jorge Rafael Videla.

La empresa alemana Daimler, acusada por un grupo de trabajadores de supuesta complicidad con la dictadura argentina en los años setenta, mostró hoy su satisfacción tras la decisión de la Corte Suprema de EE.UU., que consideró que los tribunales estadounidenses no tienen competencia sobre el caso.Daimler, fabricantes de vehículos marca Mercedes y con central en Stuttgart (Alemania), tiene una filial en California cuyos beneficios generados en territorio estadounidense fueron considerados por los litigantes como suficiente conexión con la Justicia de EE.UU., argumento rechazado por el alto tribunal."Estamos muy contentos con la decisión de la Corte Suprema estadounidense y con esto concluye el prolongado litigio en los EE.UU. Por otra parte, siempre hemos considerado las acusaciones como infundadas", dijo hoy a Efe por correo electrónico un portavoz de la empresa alemana.La decisión del Supremo, que tuvo lugar este martes, contradice la del tribunal de apelaciones del noveno circuito, que consideró en 2011 que la producción de coches por la marca Mercedes en este país era una conexión suficiente entre EE.UU. y lo sucedido en Argentina, y justificaba que los tribunales estadounidenses se pronunciaran sobre este asunto.Sin embargo, el Supremo dictaminó por unanimidad que los tribunales de EE.UU. no son competentes para abordar esta demanda puesto que la sede principal de la empresa no se encuentra en este país.Esta decisión judicial está en la línea de otras sentencias que en los últimos años han restringido el papel de los tribunales de EE.UU. para entender en disputas legales en las que multinacionales están involucradas en presuntas violaciones de derechos humanos ocurridas en el extranjero.La demanda contra Daimler la presentó hace tres años un grupo de antiguos empleados de la filial argentina de la empresa, así como familiares de otros trabajadores ya fallecidos, con el argumento de que la firma alemana había denunciado a varios miembros del sindicato ante el régimen del dictador Jorge Rafael Videla.

Más noticias

0 Comentarios