Decenas de niños hispanos participan en un concurso de pesebres

Dos niñas observan un pesebre en la Iglesia de San Pio V, en Chicago, Illinois (EE.UU.). EFE Galería
Iker Piña observa su pesebre en la Iglesia de San Pio V, en Chicago, Illinois (EE.UU.). EFE Galería

Dos niñas observan un pesebre en la Iglesia de San Pio V, en Chicago, Illinois (EE.UU.). EFE

Cientos de niños hispanos acudieron hoy a la Iglesia San Pío V para participar en un concurso de pesebres elaborados con material reciclado, como parte de una actividad pastoral con motivo de la llegada de los reyes magos.La construcción de maquetas, hechas con materiales diversos como papel, cartón, cajas de zapatos, vasos de plástico y hasta cáscaras de huevo, se desarrolló para unir a las familias a través de las tradiciones religiosas, según señaló a Efe el sacerdote de la iglesia, Brendan Curran."Que más apropiado que (los niños) exploren maneras de (usar) materiales para crear la figurilla de Jesús, el niñito, y también José y María", señaló el párroco, quien explicó que muchos de los participantes provienen de familias de bajos recursos que no pueden comprar una figura navideña."Yo me imaginé que Jesús estaba en una cueva con sus papás y que ahí llegó un ángel, y luego le estaba diciendo a María que ella iba a tener un bebé. Fue cuando llegaron los reyes magos a darle regalos al niño Jesús", resaltó con emoción Carlos Galván, un niño de 8 años de edad que participó de la jornada.Entre los pesebres elaborados se pudo notar una variedad de tamaños y materiales, como fue el caso del nacimiento hecho por los hermanos Odalys y Zitlalic Castillo, quienes utilizaron cartón y anillas de botes de aluminio."Creo que es algo divertido, y en vez de tirar las cosas podemos utilizarlas para crear algo nuevo", explicó Zitlalic Castillo.Los niños participaron también de una escenificación del nacimiento de Jesús y la llegada de los reyes magos, una actividad que es ya una tradición en esta iglesia ubicada en el suroeste de Chicago.Tal como explicó el sacerdote, la recreación del nacimiento de Jesús se empezó a celebrar en la década de los años 70, promovida por la comunidad inmigrante mexicana de la ciudad, mientras que desde hace 23 años se inició el concurso de pesebres.Al término de la jornada, todos los niños recibieron una comida, además de regalos.

Cientos de niños hispanos acudieron hoy a la Iglesia San Pío V para participar en un concurso de pesebres elaborados con material reciclado, como parte de una actividad pastoral con motivo de la llegada de los reyes magos.La construcción de maquetas, hechas con materiales diversos como papel, cartón, cajas de zapatos, vasos de plástico y hasta cáscaras de huevo, se desarrolló para unir a las familias a través de las tradiciones religiosas, según señaló a Efe el sacerdote de la iglesia, Brendan Curran."Que más apropiado que (los niños) exploren maneras de (usar) materiales para crear la figurilla de Jesús, el niñito, y también José y María", señaló el párroco, quien explicó que muchos de los participantes provienen de familias de bajos recursos que no pueden comprar una figura navideña."Yo me imaginé que Jesús estaba en una cueva con sus papás y que ahí llegó un ángel, y luego le estaba diciendo a María que ella iba a tener un bebé. Fue cuando llegaron los reyes magos a darle regalos al niño Jesús", resaltó con emoción Carlos Galván, un niño de 8 años de edad que participó de la jornada.Entre los pesebres elaborados se pudo notar una variedad de tamaños y materiales, como fue el caso del nacimiento hecho por los hermanos Odalys y Zitlalic Castillo, quienes utilizaron cartón y anillas de botes de aluminio."Creo que es algo divertido, y en vez de tirar las cosas podemos utilizarlas para crear algo nuevo", explicó Zitlalic Castillo.Los niños participaron también de una escenificación del nacimiento de Jesús y la llegada de los reyes magos, una actividad que es ya una tradición en esta iglesia ubicada en el suroeste de Chicago.Tal como explicó el sacerdote, la recreación del nacimiento de Jesús se empezó a celebrar en la década de los años 70, promovida por la comunidad inmigrante mexicana de la ciudad, mientras que desde hace 23 años se inició el concurso de pesebres.Al término de la jornada, todos los niños recibieron una comida, además de regalos.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios