Defensa de mexicano condenado a muerte pide a procurador de EEUU revisar caso

El presidente del Colegio de Abogados de Estados Unidos, James R Silkenat, dijo a su vez en una misiva que la organización considera que no hay nada de especulativo acerca de la asistencia que el consulado pudo ofrecer a la defensa en el juicio del mexica El presidente del Colegio de Abogados de Estados Unidos, James R Silkenat, dijo a su vez en una misiva que la organización considera que no hay nada de especulativo acerca de la asistencia que el consulado pudo ofrecer a la defensa en el juicio del mexica

El presidente del Colegio de Abogados de Estados Unidos, James R Silkenat, dijo a su vez en una misiva que la organización considera que no hay nada de especulativo acerca de la asistencia que el consulado pudo ofrecer a la defensa en el juicio del mexica

La defensa del mexicano Edgar Tamayo, condenado a muerte en Texas, y el Colegio de Abogados de EE.UU. urgieron hoy al Procurador de Texas permitir que una corte de revisión analice el caso, al que no le notificaron que tenía derecho a contactar al consulado de su país cuando fue detenido en 1994.Los abogados se pronunciaron así hoy en una carta dirigida al Procurador, a tan solo 16 días de la fecha programada para la ejecución de Tamayo (22 de enero), en respuesta a la notificación del fiscal que les hizo saber que no permitirá que el caso sea revisado en cortes estatales o federales."Ha sido para nosotros un revés el recibir una carta en la que se nos informa que usted (el fiscal Abbott) no tiene intención de cumplir con la promesa que hizo a la Suprema Corte de Estados Unidos, de apoyar una revisión a los reclamos relacionados a la violación de los derechos a la Convención de Viena que las cortes se han cerrado a revisar", dicen en la misiva los abogados del mexicano, encabezados por Sandra Babcock.La defensa recuerda al procurador, que en el 2008 ofreció a la Corte Suprema que de fallar a favor de la ejecución del mexicano José Ernesto Medellín, el estado de Texas tomaría ciertas medidas en casos futuros mencionados en el Fallo Avena -que incluye a Tamayo-, que no han recibido una revisión de sus quejas relacionadas al perjuicio ocasionado por la violación de la Convención de Viena.Babcock indicó que su cliente, quien fue detenido en 1994 por el asesinato de un agente policial en Houston, nunca fue informado de su derecho, contenido en la Convención de Viena, a contactar a representantes del consulado de su país, para obtener un apoyo en la lucha por su vida en las cortes en las que fue juzgado.En el 2004 la Corte Internacional de Justicia determinó que EE.UU. había violado los derechos que otorga el artículo 36 de la Convención de Viena en Notificación Consular de 51 nacionales mexicanos incluyendo Tamayo, y emitió el "Fallo Avena" ordenando la revisión de cada uno de estos casos para determinar si la notificación pudiese haberlos librado de la sentencia de muerte.Babcock señaló que en el caso de Tamayo ninguna corte ha revisado el impacto que tuvo en su proceso la ausencia de notificación y que dice, pudo haber sido vital para llevar a la corte elementos mitigantes como lo son el abuso que sufrió por parte de sus padres en la niñez en Morelos, México, así como el daño cerebral y retraso mental que sufre desde la infancia.El presidente del Colegio de Abogados de Estados Unidos, James R Silkenat, dijo a su vez en una misiva que la organización considera que no hay nada de especulativo acerca de la asistencia que el consulado pudo ofrecer a la defensa en el juicio del mexicano.Señaló que cuando eventualmente el consulado mexicano tuvo conocimiento del caso, otorgó los fondos para una evaluación mental integral que estableció que Tamayo sufre de dos desórdenes mentales reconocidos y sufridos a consecuencia de golpes en la cabeza que afectaron su habilidad de controlar impulsos y de regular su comportamiento agresivo. Otros estudios revelaron un bajo coeficiente intelectual que sugiere retraso.Babcock recordó al procurador su compromiso a que en casos como el de Tamayo el estado no solo se frenaría de objetar, sino que se uniría a la defensa en la solicitud de otorgar las revisiones en corte de las quejas de prejuicio de méritos.Tamayo sería el tercer mexicano ejecutado después de haber sido emitido el Fallo Avena y el primero en no recibir ningún tipo de revisión a sus quejas relacionadas a la no notificación consular en ser encaminado a la cámara de la muerte.Al mexicano, que es uno de los siete condenados a muerte programados para ejecución entre enero y abril, lo antecede el cubano Edgardo Cubas cuya ejecución está programada para el 16 de enero.

La defensa del mexicano Edgar Tamayo, condenado a muerte en Texas, y el Colegio de Abogados de EE.UU. urgieron hoy al Procurador de Texas permitir que una corte de revisión analice el caso, al que no le notificaron que tenía derecho a contactar al consulado de su país cuando fue detenido en 1994.Los abogados se pronunciaron así hoy en una carta dirigida al Procurador, a tan solo 16 días de la fecha programada para la ejecución de Tamayo (22 de enero), en respuesta a la notificación del fiscal que les hizo saber que no permitirá que el caso sea revisado en cortes estatales o federales."Ha sido para nosotros un revés el recibir una carta en la que se nos informa que usted (el fiscal Abbott) no tiene intención de cumplir con la promesa que hizo a la Suprema Corte de Estados Unidos, de apoyar una revisión a los reclamos relacionados a la violación de los derechos a la Convención de Viena que las cortes se han cerrado a revisar", dicen en la misiva los abogados del mexicano, encabezados por Sandra Babcock.La defensa recuerda al procurador, que en el 2008 ofreció a la Corte Suprema que de fallar a favor de la ejecución del mexicano José Ernesto Medellín, el estado de Texas tomaría ciertas medidas en casos futuros mencionados en el Fallo Avena -que incluye a Tamayo-, que no han recibido una revisión de sus quejas relacionadas al perjuicio ocasionado por la violación de la Convención de Viena.Babcock indicó que su cliente, quien fue detenido en 1994 por el asesinato de un agente policial en Houston, nunca fue informado de su derecho, contenido en la Convención de Viena, a contactar a representantes del consulado de su país, para obtener un apoyo en la lucha por su vida en las cortes en las que fue juzgado.En el 2004 la Corte Internacional de Justicia determinó que EE.UU. había violado los derechos que otorga el artículo 36 de la Convención de Viena en Notificación Consular de 51 nacionales mexicanos incluyendo Tamayo, y emitió el "Fallo Avena" ordenando la revisión de cada uno de estos casos para determinar si la notificación pudiese haberlos librado de la sentencia de muerte.Babcock señaló que en el caso de Tamayo ninguna corte ha revisado el impacto que tuvo en su proceso la ausencia de notificación y que dice, pudo haber sido vital para llevar a la corte elementos mitigantes como lo son el abuso que sufrió por parte de sus padres en la niñez en Morelos, México, así como el daño cerebral y retraso mental que sufre desde la infancia.El presidente del Colegio de Abogados de Estados Unidos, James R Silkenat, dijo a su vez en una misiva que la organización considera que no hay nada de especulativo acerca de la asistencia que el consulado pudo ofrecer a la defensa en el juicio del mexicano.Señaló que cuando eventualmente el consulado mexicano tuvo conocimiento del caso, otorgó los fondos para una evaluación mental integral que estableció que Tamayo sufre de dos desórdenes mentales reconocidos y sufridos a consecuencia de golpes en la cabeza que afectaron su habilidad de controlar impulsos y de regular su comportamiento agresivo. Otros estudios revelaron un bajo coeficiente intelectual que sugiere retraso.Babcock recordó al procurador su compromiso a que en casos como el de Tamayo el estado no solo se frenaría de objetar, sino que se uniría a la defensa en la solicitud de otorgar las revisiones en corte de las quejas de prejuicio de méritos.Tamayo sería el tercer mexicano ejecutado después de haber sido emitido el Fallo Avena y el primero en no recibir ningún tipo de revisión a sus quejas relacionadas a la no notificación consular en ser encaminado a la cámara de la muerte.Al mexicano, que es uno de los siete condenados a muerte programados para ejecución entre enero y abril, lo antecede el cubano Edgardo Cubas cuya ejecución está programada para el 16 de enero.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios