Documentos muestran la indiferencia de los funcionarios pero no implican a Christie

El gobernador Chris Christie (c) pidió disculpas, un día después de que se divulgaran una serie de correos que mostraban que su jefa adjunta de gabinete, Bridget Anne Kelly, y algunos directivos de la Autoridad Portuaria de Nueva Jersey y Nueva York (PA) El gobernador Chris Christie (c) pidió disculpas, un día después de que se divulgaran una serie de correos que mostraban que su jefa adjunta de gabinete, Bridget Anne Kelly, y algunos directivos de la Autoridad Portuaria de Nueva Jersey y Nueva York (PA)

El gobernador Chris Christie (c) pidió disculpas, un día después de que se divulgaran una serie de correos que mostraban que su jefa adjunta de gabinete, Bridget Anne Kelly, y algunos directivos de la Autoridad Portuaria de Nueva Jersey y Nueva York (PA)

Nuevos documentos divulgados hoy en el "Bridgegate", el escándalo del cierre parcial de un puente en Nueva Jersey por represalia política, muestran la indiferencia de los funcionarios relacionados con la maniobra pero no implican por ahora al gobernador del estado, Chris Christie.La comisión de Transporte y Obras Públicas de la Asamblea legislativa estatal divulgó hoy más de 2.000 páginas de documentos sobre el cierre en septiembre y durante cuatro días de dos carriles del puente George Washington, que une Fort Lee (Nueva Jersey) con el Alto Manhattan (Nueva York).Los cierres, por represalia política contra el alcalde demócrata de Fort Lee, crearon enormes atascos en este puente, el más transitado del mundo con un total de 102 millones de vehículos al año, que llegaron además a colapsar el tráfico en esa localidad.Los cierres fueron una represalia política contra el alcalde de Fort Lee, el demócrata Mark Sokolich, porque éste no había apoyado la campaña de reelección del gobernador de cara a los pasados comicios de noviembre.Christie pidió el jueves disculpas a los ciudadanos, un día después de que se divulgara una serie de correos que mostraban que la jefa adjunta de su gabinete, Bridget Anne Kelly, y algunos directivos de la Autoridad Portuaria de Nueva Jersey y Nueva York (PA) planearon y ejecutaron el cierre, y luego se burlaron de sus consecuencias.Además, Christie, quien dijo sentirse "humillado y avergonzado", anunció el cese de Kelly y medidas contra su asesor político y director de la campaña de su reelección, Bill Stepien, después de que dos directivos de la Autoridad Portuaria, Bill Baroni y David Wildstein, ya dimitieron en diciembre.Es "hora de que haya algunos problemas de tráfico en Fort Lee", señaló en agosto Kelly a Wildstein en uno de los primeros mensajes divulgados el miércoles. "De acuerdo", fue la respuesta.El gobernador, un republicano moderado, sopesa presentarse a las elecciones presidenciales de 2016, por lo que si este escándalo le salpica o no -por ahora no lo ha hecho- puede tener repercusiones nacionales.Los documentos divulgados hoy no implican, por ahora, al gobernador, pero sí ofrecen una imagen más precisa de cómo los responsables del cierre hicieron oídos sordos a las quejas de ciudadanos y otros funcionarios sobre las consecuencias potencialmente peligrosas.Entre los mensajes divulgados hoy figura un mensaje del director del puente, Robert Durando, quien señala desde el primer día que la congestión impide la adecuada circulación de los vehículos de servicios de urgencias.Otro funcionario de la PA, Tino Lado, señala en otro correo que una responsable municipal se quejó de que los vehículos de policía y ambulancias habían tenido problemas para atender dos casos.Una mujer de 91 años falleció después de que la ambulancia tardó aproximadamente el doble de lo habitual en llegar a su domicilio debido a los trastornos del tráfico.Otro mensaje de correo electrónico, en este caso de Patrick Foye, director ejecutivo de la Autoridad Portuaria nombrado por Christie. afirma que el cierre de los carriles fue "apresurado y mal pensado", ya que tampoco se había advertido a las autoridades locales.A pesar de estos y otros mensajes, los responsables de la maniobra mantuvieron el cierre durante cuatro días ignorando las advertencias.Wildstein se acogió este jueves a la Quinta Enmienda constitucional, que le permite no declarar para no implicarse criminalmente, durante una audiencia de la legislatura del estado.Por otra parte, hoy se anunció la presentación de una demanda por parte de seis habitantes del estado contra las autoridades por los perjuicios que les ocasionaron los atascos.Aunque por ahora las explicaciones del gobernador han sido muy categóricas, un 56 % de votantes del estado cree que Christie debería dimitir si se llegara a demostrar que conocía de antemano la maniobra, según una encuesta divulgada hoy por la empresa Rasmussen.

Nuevos documentos divulgados hoy en el "Bridgegate", el escándalo del cierre parcial de un puente en Nueva Jersey por represalia política, muestran la indiferencia de los funcionarios relacionados con la maniobra pero no implican por ahora al gobernador del estado, Chris Christie.La comisión de Transporte y Obras Públicas de la Asamblea legislativa estatal divulgó hoy más de 2.000 páginas de documentos sobre el cierre en septiembre y durante cuatro días de dos carriles del puente George Washington, que une Fort Lee (Nueva Jersey) con el Alto Manhattan (Nueva York).Los cierres, por represalia política contra el alcalde demócrata de Fort Lee, crearon enormes atascos en este puente, el más transitado del mundo con un total de 102 millones de vehículos al año, que llegaron además a colapsar el tráfico en esa localidad.Los cierres fueron una represalia política contra el alcalde de Fort Lee, el demócrata Mark Sokolich, porque éste no había apoyado la campaña de reelección del gobernador de cara a los pasados comicios de noviembre.Christie pidió el jueves disculpas a los ciudadanos, un día después de que se divulgara una serie de correos que mostraban que la jefa adjunta de su gabinete, Bridget Anne Kelly, y algunos directivos de la Autoridad Portuaria de Nueva Jersey y Nueva York (PA) planearon y ejecutaron el cierre, y luego se burlaron de sus consecuencias.Además, Christie, quien dijo sentirse "humillado y avergonzado", anunció el cese de Kelly y medidas contra su asesor político y director de la campaña de su reelección, Bill Stepien, después de que dos directivos de la Autoridad Portuaria, Bill Baroni y David Wildstein, ya dimitieron en diciembre.Es "hora de que haya algunos problemas de tráfico en Fort Lee", señaló en agosto Kelly a Wildstein en uno de los primeros mensajes divulgados el miércoles. "De acuerdo", fue la respuesta.El gobernador, un republicano moderado, sopesa presentarse a las elecciones presidenciales de 2016, por lo que si este escándalo le salpica o no -por ahora no lo ha hecho- puede tener repercusiones nacionales.Los documentos divulgados hoy no implican, por ahora, al gobernador, pero sí ofrecen una imagen más precisa de cómo los responsables del cierre hicieron oídos sordos a las quejas de ciudadanos y otros funcionarios sobre las consecuencias potencialmente peligrosas.Entre los mensajes divulgados hoy figura un mensaje del director del puente, Robert Durando, quien señala desde el primer día que la congestión impide la adecuada circulación de los vehículos de servicios de urgencias.Otro funcionario de la PA, Tino Lado, señala en otro correo que una responsable municipal se quejó de que los vehículos de policía y ambulancias habían tenido problemas para atender dos casos.Una mujer de 91 años falleció después de que la ambulancia tardó aproximadamente el doble de lo habitual en llegar a su domicilio debido a los trastornos del tráfico.Otro mensaje de correo electrónico, en este caso de Patrick Foye, director ejecutivo de la Autoridad Portuaria nombrado por Christie. afirma que el cierre de los carriles fue "apresurado y mal pensado", ya que tampoco se había advertido a las autoridades locales.A pesar de estos y otros mensajes, los responsables de la maniobra mantuvieron el cierre durante cuatro días ignorando las advertencias.Wildstein se acogió este jueves a la Quinta Enmienda constitucional, que le permite no declarar para no implicarse criminalmente, durante una audiencia de la legislatura del estado.Por otra parte, hoy se anunció la presentación de una demanda por parte de seis habitantes del estado contra las autoridades por los perjuicios que les ocasionaron los atascos.Aunque por ahora las explicaciones del gobernador han sido muy categóricas, un 56 % de votantes del estado cree que Christie debería dimitir si se llegara a demostrar que conocía de antemano la maniobra, según una encuesta divulgada hoy por la empresa Rasmussen.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios