EE.UU. se desmarca de la exhibición de Rodman y exjugadores de la NBA en Pyongyang

Fotografía tomada el pasado 1 de marzo y facilitada por la Agencia Central de Noticias Norcoreana (KCNA) en la que se registró al líder norcoreano Kim Jong-Un (i) y al exjugador de la NBA Dennis Rodman (d), en Pyongyang (Corea del Norte). EFE/Archivo Fotografía tomada el pasado 1 de marzo y facilitada por la Agencia Central de Noticias Norcoreana (KCNA) en la que se registró al líder norcoreano Kim Jong-Un (i) y al exjugador de la NBA Dennis Rodman (d), en Pyongyang (Corea del Norte). EFE/Archivo

Fotografía tomada el pasado 1 de marzo y facilitada por la Agencia Central de Noticias Norcoreana (KCNA) en la que se registró al líder norcoreano Kim Jong-Un (i) y al exjugador de la NBA Dennis Rodman (d), en Pyongyang (Corea del Norte). EFE/Archivo

La Casa Blanca y el Departamento de Estado de Estados Unidos negaron hoy cualquier vinculación con el viaje de varios exjugadores de la NBA encabezados por Dennis Rodman a Corea del Norte para participar mañana en un partido de exhibición con motivo del cumpleaños del líder norcoreano, Kim Jong-un.En sendas ruedas de prensa, el secretario de prensa de la Casa Blanca, Jay Carney, y la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, se desmarcaron así de esta iniciativa que calificaron como un "viaje privado" e insistieron en que Rodman y los otros exbaloncestistas no están representando a Estados Unidos.Rodman acudió ayer a Pyongyang acompañado de otros exjugadores de la NBA, como Vin Baker y Cliff Robinson, que también participarán en el partido previsto para mañana, en el que se celebrará el que se cree que es el cumpleaños número 31 de Kim Jong-un.La antigua estrella de los Chicago Bulls defendió su viaje, el cuarto que realiza al país asiático, esta mañana en una tensa entrevista con la cadena estadounidense CNN que acabó a gritos y en la que aseguró que su iniciativa es "una gran idea para el mundo".Preguntado por si hablaría en nombre de la familia del ciudadano estadounidense de origen surcoreano Kenneth Bae, retenido en Corea del Norte desde 2012, Rodman elevó su voz y, apuntando con su dedo hacia la pantalla, afirmó que Bae hizo "una cosa", sin especificar nada más."Si entendieras lo que Kenneth Bae hizo... ¿Entiendes lo que hizo en este país? No, no, no, dime, dime. ¿Por qué está cautivo en este país, por qué? Me encantaría hablar de esto", respondió el exjugador de la NBA al periodista Chris Cuomo.La insinuación de que Bae está detenido con razón sorprendió al periodista, quien recordó al exjugador que el régimen comunista no ha explicado de qué cargos acusa al ciudadano estadounidense.A este respecto, Psaki recordó que la visión de Estados Unidos se mantiene y que en el Departamento de Estado siguen trabajando por sus propios canales diplomáticos para conseguir la liberación de Kenneth Bae, por cuya salud están "gravemente preocupados"."Sus comentarios no son representativos de las visiones del Gobierno de Estados Unidos porque obviamente no está hablando en nuestro nombre ni está allí en nuestro nombre. Estamos trabajando a través de nuestros propios canales", abundó Psaki.Psaki también apuntó que Estados Unidos está preparado para desplazar a su enviado para negociar la liberación de Bae, Robert King, cuya invitación fue anulada por el régimen norcoreano el pasado agosto.Por su parte, Carney señaló que los intercambios deportivos y la diplomacia deportiva pueden ser "valiosos", aunque remarcó que el viaje de Rodman es "privado"."Nuestra preocupación sobre Corea del Norte es aclarar la elección que ese régimen afronta entre más aislamiento, más privación económica por su insistencia en usar sus recursos para financiar su programa militar y sus ambiciones nucleares o alinearse con sus obligaciones internacionales", razonó Carney.También la NBA se desvinculó de este partido de exhibición en un comunicado."La NBA no está involucrada en el viaje del señor Rodman a Corea del Norte y no se atrevería a participar o apoyarlo sin la aprobación del Departamento de Estado", aseguró el comisionado de la NBA, David Stern, en el comunicado.En su entrevista en la CNN, Rodman se refirió una vez más al líder norcoreano como su "amigo". "Quiero a mi amigo", añadió."Un día, esta puerta se va a abrir porque estos diez tipos aquí, todos nosotros, (Doug) Christie, Vin (Baker), Dennis (Rodman), Charles (Smith)... Todos, si podemos abrir esta puerta sólo un poco para que la gente venga aquí y haga una cosa...", apuntó después Rodman.Otros exjugadores que forman parte de la expedición a Pyongyang matizaron en declaraciones a CNN que su viaje es para jugar baloncesto y no para hacer política y que participan en él porque el régimen norcoreano los invitó.La anterior ocasión en que el exbaloncestista viajó a Corea del Norte fue hace menos de un mes, cuando dedicó cinco días a preparar el partido de veteranos de mañana, que enfrentará a los deportistas retirados de la NBA contra la selección de baloncesto norcoreana, a la que también ha entrenado Rodman.La celebración del cumpleaños de Kim Jong-un se producirá menos de un mes después de conocerse la ejecución de Jang Song-thaek, su tío y exnúmero dos en la escala de poder.

La Casa Blanca y el Departamento de Estado de Estados Unidos negaron hoy cualquier vinculación con el viaje de varios exjugadores de la NBA encabezados por Dennis Rodman a Corea del Norte para participar mañana en un partido de exhibición con motivo del cumpleaños del líder norcoreano, Kim Jong-un.En sendas ruedas de prensa, el secretario de prensa de la Casa Blanca, Jay Carney, y la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, se desmarcaron así de esta iniciativa que calificaron como un "viaje privado" e insistieron en que Rodman y los otros exbaloncestistas no están representando a Estados Unidos.Rodman acudió ayer a Pyongyang acompañado de otros exjugadores de la NBA, como Vin Baker y Cliff Robinson, que también participarán en el partido previsto para mañana, en el que se celebrará el que se cree que es el cumpleaños número 31 de Kim Jong-un.La antigua estrella de los Chicago Bulls defendió su viaje, el cuarto que realiza al país asiático, esta mañana en una tensa entrevista con la cadena estadounidense CNN que acabó a gritos y en la que aseguró que su iniciativa es "una gran idea para el mundo".Preguntado por si hablaría en nombre de la familia del ciudadano estadounidense de origen surcoreano Kenneth Bae, retenido en Corea del Norte desde 2012, Rodman elevó su voz y, apuntando con su dedo hacia la pantalla, afirmó que Bae hizo "una cosa", sin especificar nada más."Si entendieras lo que Kenneth Bae hizo... ¿Entiendes lo que hizo en este país? No, no, no, dime, dime. ¿Por qué está cautivo en este país, por qué? Me encantaría hablar de esto", respondió el exjugador de la NBA al periodista Chris Cuomo.La insinuación de que Bae está detenido con razón sorprendió al periodista, quien recordó al exjugador que el régimen comunista no ha explicado de qué cargos acusa al ciudadano estadounidense.A este respecto, Psaki recordó que la visión de Estados Unidos se mantiene y que en el Departamento de Estado siguen trabajando por sus propios canales diplomáticos para conseguir la liberación de Kenneth Bae, por cuya salud están "gravemente preocupados"."Sus comentarios no son representativos de las visiones del Gobierno de Estados Unidos porque obviamente no está hablando en nuestro nombre ni está allí en nuestro nombre. Estamos trabajando a través de nuestros propios canales", abundó Psaki.Psaki también apuntó que Estados Unidos está preparado para desplazar a su enviado para negociar la liberación de Bae, Robert King, cuya invitación fue anulada por el régimen norcoreano el pasado agosto.Por su parte, Carney señaló que los intercambios deportivos y la diplomacia deportiva pueden ser "valiosos", aunque remarcó que el viaje de Rodman es "privado"."Nuestra preocupación sobre Corea del Norte es aclarar la elección que ese régimen afronta entre más aislamiento, más privación económica por su insistencia en usar sus recursos para financiar su programa militar y sus ambiciones nucleares o alinearse con sus obligaciones internacionales", razonó Carney.También la NBA se desvinculó de este partido de exhibición en un comunicado."La NBA no está involucrada en el viaje del señor Rodman a Corea del Norte y no se atrevería a participar o apoyarlo sin la aprobación del Departamento de Estado", aseguró el comisionado de la NBA, David Stern, en el comunicado.En su entrevista en la CNN, Rodman se refirió una vez más al líder norcoreano como su "amigo". "Quiero a mi amigo", añadió."Un día, esta puerta se va a abrir porque estos diez tipos aquí, todos nosotros, (Doug) Christie, Vin (Baker), Dennis (Rodman), Charles (Smith)... Todos, si podemos abrir esta puerta sólo un poco para que la gente venga aquí y haga una cosa...", apuntó después Rodman.Otros exjugadores que forman parte de la expedición a Pyongyang matizaron en declaraciones a CNN que su viaje es para jugar baloncesto y no para hacer política y que participan en él porque el régimen norcoreano los invitó.La anterior ocasión en que el exbaloncestista viajó a Corea del Norte fue hace menos de un mes, cuando dedicó cinco días a preparar el partido de veteranos de mañana, que enfrentará a los deportistas retirados de la NBA contra la selección de baloncesto norcoreana, a la que también ha entrenado Rodman.La celebración del cumpleaños de Kim Jong-un se producirá menos de un mes después de conocerse la ejecución de Jang Song-thaek, su tío y exnúmero dos en la escala de poder.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios