EE.UU. celebra el comienzo del juicio por el asesinato de Hariri

Estados Unidos celebró hoy el inicio del juicio contra los cuatro presuntos asesinos del ex primer ministro libanés Rafic Hariri en el Tribunal Especial para el Líbano (TEL) de La Haya (Holanda)."Hemos apoyado firmemente los esfuerzos del Tribunal por hacer rendir cuentas a los responsables de actos de desestabilización y violencia en Líbano. La labor del Tribunal debe continuar sin obstáculos y los autores de estos actos deben ser llevados ante la justicia", dijo en un comunicado el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney."EE.UU. reitera su condena del uso de la violencia como herramienta política. Hacemos un llamamiento a todas las partes a trabajar juntas para evitar a Líbano una mayor inestabilidad, incluido el apoyo a las instituciones del Estado libanés, la asistencia a las Fuerzas Armadas de Líbano, y respetando la neutralidad de Líbano como se acordó en la Declaración de Baabda", agregó.El ex primer ministro libanés fue asesinado en un atentado terrorista perpetrado en Beirut el 14 de febrero de 2005 con un camión bomba cargado con dos toneladas de explosivos y en el que fallecieron otras 22 personas y otras 226 resultaron heridas.Los acusados por ese brutal atentado son Salim Jamil Ayash, de 50 años; Mustafa Amine Badredine, de 52; Husein Hasan Oneisi, de 39, y Asad Hasan Sabra, de 37, todos de nacionalidad libanesa y presuntos miembros de la milicia radical chií Hizbulá.Todos ellos están siendo juzgados en rebeldía después de que el líder de Hizbulá, Hasan Nasrala, rechazara entregarlos al alto tribunal de Naciones Unidas, alegando que es un instrumento en manos de Estados Unidos e Israel.La fiscalía del TEL, que se creó en 2007 por decisión del Consejo de Seguridad de la ONU y comenzó a funcionar dos años después, considera que Badredine y Ayash fueron los autores intelectuales y ejecutores del plan para asesinar a Hariri.La apertura del juicio en el Tribunal Especial para el Líbano, con sede en la localidad holandesa de Leidschendam, cerca de La Haya, se produce en un contexto de polarización e inestabilidad política en Líbano que gira en torno a los bandos a favor y en contra del régimen sirio.Los libaneses esperan que con la celebración del juicio se pueda poner fin a los crímenes políticos que vienen ocurriendo en el país desde los años de la guerra civil (1975-1990) y que prosiguieron tras su final.La muerte de Hariri abrió una serie de atentados contra políticos, intelectuales y periodistas que criticaban de modo abierto a Siria, aunque el TEL no ha acusado a ese país de haber participado en el magnicidio.

Estados Unidos celebró hoy el inicio del juicio contra los cuatro presuntos asesinos del ex primer ministro libanés Rafic Hariri en el Tribunal Especial para el Líbano (TEL) de La Haya (Holanda)."Hemos apoyado firmemente los esfuerzos del Tribunal por hacer rendir cuentas a los responsables de actos de desestabilización y violencia en Líbano. La labor del Tribunal debe continuar sin obstáculos y los autores de estos actos deben ser llevados ante la justicia", dijo en un comunicado el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney."EE.UU. reitera su condena del uso de la violencia como herramienta política. Hacemos un llamamiento a todas las partes a trabajar juntas para evitar a Líbano una mayor inestabilidad, incluido el apoyo a las instituciones del Estado libanés, la asistencia a las Fuerzas Armadas de Líbano, y respetando la neutralidad de Líbano como se acordó en la Declaración de Baabda", agregó.El ex primer ministro libanés fue asesinado en un atentado terrorista perpetrado en Beirut el 14 de febrero de 2005 con un camión bomba cargado con dos toneladas de explosivos y en el que fallecieron otras 22 personas y otras 226 resultaron heridas.Los acusados por ese brutal atentado son Salim Jamil Ayash, de 50 años; Mustafa Amine Badredine, de 52; Husein Hasan Oneisi, de 39, y Asad Hasan Sabra, de 37, todos de nacionalidad libanesa y presuntos miembros de la milicia radical chií Hizbulá.Todos ellos están siendo juzgados en rebeldía después de que el líder de Hizbulá, Hasan Nasrala, rechazara entregarlos al alto tribunal de Naciones Unidas, alegando que es un instrumento en manos de Estados Unidos e Israel.La fiscalía del TEL, que se creó en 2007 por decisión del Consejo de Seguridad de la ONU y comenzó a funcionar dos años después, considera que Badredine y Ayash fueron los autores intelectuales y ejecutores del plan para asesinar a Hariri.La apertura del juicio en el Tribunal Especial para el Líbano, con sede en la localidad holandesa de Leidschendam, cerca de La Haya, se produce en un contexto de polarización e inestabilidad política en Líbano que gira en torno a los bandos a favor y en contra del régimen sirio.Los libaneses esperan que con la celebración del juicio se pueda poner fin a los crímenes políticos que vienen ocurriendo en el país desde los años de la guerra civil (1975-1990) y que prosiguieron tras su final.La muerte de Hariri abrió una serie de atentados contra políticos, intelectuales y periodistas que criticaban de modo abierto a Siria, aunque el TEL no ha acusado a ese país de haber participado en el magnicidio.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios