EE.UU. apoya los esfuerzos para una intervención militar en Mali "si es necesario"

EE.UU. apoya los "esfuerzos" del Gobierno de Mali y de la comunidad internacional para una intervención militar en ese país africano "si es necesario" y siempre que esté "bien planificada, gestionada y coordinada", según dijo hoy una portavoz del Departamento de Estado."Dada la presencia de terroristas y narcotraficantes en el norte con los que la negociación no es una opción, Estados Unidos apoya los esfuerzos del Gobierno de Mali y la comunidad internacional para preparar una respuesta militar si es necesario", indicó a Efe en una declaración escrita Hilary Renner, portavoz para Asuntos Africanos del Departamento de Estado.Según Renner, esa eventual "respuesta militar" debería hacerse "de conformidad con el derecho internacional" y estar "bien planificada, gestionada y coordinada".El Gobierno de Mali y Francia urgieron la semana pasada al Consejo de Seguridad de la ONU a autorizar una intervención militar internacional en el norte de Mali, controlado por grupos islamistas. Una petición que fue acogida con reservas por el secretario general del organismo, Ban Ki-moon.La petición del Gobierno de Mali, apoyada por Francia, busca que el Consejo de Seguridad de la ONU autorice el despliegue de una fuerza militar de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao) para recuperar el control del norte de la nación.EE.UU. apoya la decisión anunciada por Ban la semana pasada de nombrar un enviado especial de la ONU para toda la región africana del Sahel, que se encargaría de los esfuerzos "para hacer frente a la crisis en Mali", recordó la portavoz en la declaración.Ese esfuerzo en Mali debe incluir la coordinación de la ayuda de emergencia, "ayuda para abordar antiguas reivindicaciones políticas de grupos étnicos del norte y la preparación de elecciones creíbles", según la declaración.La grave crisis política y social que vive Mali comenzó en marzo con el golpe de Estado militar, que aprovecharon semanas después los rebeldes tuareg del Movimiento Nacional para la Liberación de Azawed (MNLA) para avanzar y proclamar la independencia de esa región del norte del país.En junio, grupos extremistas islámicos como Muyao o Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), este último considerado la principal amenaza terrorista en la región del Sahel, se enfrentaron a los rebeldes tuareg y les arrebataron el control de la principales ciudades septentrionales, como Gao, Kidal y Tombuctú.El jefe de las fuerzas armadas estadounidenses en África, el general Carter Ham, afirmó ayer en Argel que su país apoya una solución "política y diplomática" para resolver la crisis en Mali.Mientras, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, aseguró hoy que la Alianza "no tiene intención" de intervenir militarmente en Mali, aunque está siguiendo de cerca la situación.

EE.UU. apoya los "esfuerzos" del Gobierno de Mali y de la comunidad internacional para una intervención militar en ese país africano "si es necesario" y siempre que esté "bien planificada, gestionada y coordinada", según dijo hoy una portavoz del Departamento de Estado."Dada la presencia de terroristas y narcotraficantes en el norte con los que la negociación no es una opción, Estados Unidos apoya los esfuerzos del Gobierno de Mali y la comunidad internacional para preparar una respuesta militar si es necesario", indicó a Efe en una declaración escrita Hilary Renner, portavoz para Asuntos Africanos del Departamento de Estado.Según Renner, esa eventual "respuesta militar" debería hacerse "de conformidad con el derecho internacional" y estar "bien planificada, gestionada y coordinada".El Gobierno de Mali y Francia urgieron la semana pasada al Consejo de Seguridad de la ONU a autorizar una intervención militar internacional en el norte de Mali, controlado por grupos islamistas. Una petición que fue acogida con reservas por el secretario general del organismo, Ban Ki-moon.La petición del Gobierno de Mali, apoyada por Francia, busca que el Consejo de Seguridad de la ONU autorice el despliegue de una fuerza militar de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao) para recuperar el control del norte de la nación.EE.UU. apoya la decisión anunciada por Ban la semana pasada de nombrar un enviado especial de la ONU para toda la región africana del Sahel, que se encargaría de los esfuerzos "para hacer frente a la crisis en Mali", recordó la portavoz en la declaración.Ese esfuerzo en Mali debe incluir la coordinación de la ayuda de emergencia, "ayuda para abordar antiguas reivindicaciones políticas de grupos étnicos del norte y la preparación de elecciones creíbles", según la declaración.La grave crisis política y social que vive Mali comenzó en marzo con el golpe de Estado militar, que aprovecharon semanas después los rebeldes tuareg del Movimiento Nacional para la Liberación de Azawed (MNLA) para avanzar y proclamar la independencia de esa región del norte del país.En junio, grupos extremistas islámicos como Muyao o Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), este último considerado la principal amenaza terrorista en la región del Sahel, se enfrentaron a los rebeldes tuareg y les arrebataron el control de la principales ciudades septentrionales, como Gao, Kidal y Tombuctú.El jefe de las fuerzas armadas estadounidenses en África, el general Carter Ham, afirmó ayer en Argel que su país apoya una solución "política y diplomática" para resolver la crisis en Mali.Mientras, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, aseguró hoy que la Alianza "no tiene intención" de intervenir militarmente en Mali, aunque está siguiendo de cerca la situación.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios