EE.UU. intentará reparar en 2014 la relación con Brasil, dañada por espionaje

Fotografía de archivo fechada el 10 de julio de 2013 de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff. EFE/Archivo Fotografía de archivo fechada el 10 de julio de 2013 de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff. EFE/Archivo

Fotografía de archivo fechada el 10 de julio de 2013 de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff. EFE/Archivo

El Gobierno de Barack Obama se esforzará en 2014 en reparar su relación con Brasil, dañada por tensiones en torno a las revelaciones sobre los programas de espionaje de EE.UU., aseguró hoy a periodistas una alta funcionaria del Departamento de Estado."Creemos que este es el año en que podemos retomar las relaciones con Brasil", señaló la funcionaria, que pidió el anonimato.El año que comienza estará lleno de "grandes retos" para el gigante sudamericano, que celebrará elecciones presidenciales y acogerá el Mundial de Fútbol FIFA, además de trabajar en los preparativos para los Juegos Olímpicos de 2016, explicó la fuente."Queremos ser aliados de Brasil en todas esas áreas y en otras, y creo que tendremos la capacidad de hacerlo en 2014", aseveró.La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha sido muy franca sobre su indignación por las revelaciones sobre espionaje divulgadas por el extécnico de la CIA Edward Snowden, y llegó al punto de cancelar una visita de Estado que iba a hacer a Washington en agosto pasado.Preguntada por si esa visita podría producirse este año, la funcionaria dijo que por el momento no está al tanto de conversaciones al respecto y que este será un año "complicado" para Brasil, debido principalmente a las elecciones."Creo que si (la visita) no sucede en 2014, puede que no sea una señal política, sino simplemente que es un año difícil para hacerlo", opinó.La fuente recordó que Estados Unidos y Brasil tienen más de 25 mecanismos de diálogo bilateral diferentes, pero algunos de ellos han quedado paralizados y "es necesario restaurarlos, y moverlos cada vez a un nivel más alto"."La hoja de ruta no es complicada, porque sabemos lo que tenemos que hacer. La cuestión es cuándo se van a sentir cómodos los brasileños para hacerlo, porque nuestro deseo nunca fue ralentizar la relación", apuntó.La funcionaria añadió que Estados Unidos tiene "todo tipo de señales de que los brasileños también están interesados en relanzar esos diálogos".La indignación sobre el espionaje llevó a Rouseff a promover el año pasado un debate en la ONU para que se establezcan normas globales que impidan el espionaje a través de internet, y a convocar una conferencia global para el próximo marzo en Sao Paulo para debatir el asunto.

El Gobierno de Barack Obama se esforzará en 2014 en reparar su relación con Brasil, dañada por tensiones en torno a las revelaciones sobre los programas de espionaje de EE.UU., aseguró hoy a periodistas una alta funcionaria del Departamento de Estado."Creemos que este es el año en que podemos retomar las relaciones con Brasil", señaló la funcionaria, que pidió el anonimato.El año que comienza estará lleno de "grandes retos" para el gigante sudamericano, que celebrará elecciones presidenciales y acogerá el Mundial de Fútbol FIFA, además de trabajar en los preparativos para los Juegos Olímpicos de 2016, explicó la fuente."Queremos ser aliados de Brasil en todas esas áreas y en otras, y creo que tendremos la capacidad de hacerlo en 2014", aseveró.La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha sido muy franca sobre su indignación por las revelaciones sobre espionaje divulgadas por el extécnico de la CIA Edward Snowden, y llegó al punto de cancelar una visita de Estado que iba a hacer a Washington en agosto pasado.Preguntada por si esa visita podría producirse este año, la funcionaria dijo que por el momento no está al tanto de conversaciones al respecto y que este será un año "complicado" para Brasil, debido principalmente a las elecciones."Creo que si (la visita) no sucede en 2014, puede que no sea una señal política, sino simplemente que es un año difícil para hacerlo", opinó.La fuente recordó que Estados Unidos y Brasil tienen más de 25 mecanismos de diálogo bilateral diferentes, pero algunos de ellos han quedado paralizados y "es necesario restaurarlos, y moverlos cada vez a un nivel más alto"."La hoja de ruta no es complicada, porque sabemos lo que tenemos que hacer. La cuestión es cuándo se van a sentir cómodos los brasileños para hacerlo, porque nuestro deseo nunca fue ralentizar la relación", apuntó.La funcionaria añadió que Estados Unidos tiene "todo tipo de señales de que los brasileños también están interesados en relanzar esos diálogos".La indignación sobre el espionaje llevó a Rouseff a promover el año pasado un debate en la ONU para que se establezcan normas globales que impidan el espionaje a través de internet, y a convocar una conferencia global para el próximo marzo en Sao Paulo para debatir el asunto.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios