EE.UU. quiere ser "parte de la solución" en Colombia, dice Jacobson

EE.UU no es parte del diálogo para la paz en Colombia que arrancó hoy en Noruega pero lo apoya "firmemente" y quiere ser "parte de la solución" de los problemas sociales de ese país, afirmó la secretaria de Estado adjunta para América Latina, Roberta Jacobson."Es importante que dejemos en claro que, como dijimos cuando el presidente (colombiano Juan Manuel) Santos anunció que comenzaba este proceso, apoyamos firmemente al Gobierno colombiano y todo el esfuerzo para el proceso de paz", dijo hoy Jacobson en un encuentro con periodistas extranjeros."Queremos dar todo el apoyo posible. Continuamos trabajando en Colombia en programas que creemos que responden a algunos de esos mismos asuntos sociales que preocupan a ambos lados en la mesa de negociaciones, ya sea (asuntos de) tierra, derechos humanos, derechos legales, y brindar mayor seguridad a través del país para que el desarrollo económico pueda acelerarse", precisó.Jacobson calificó como una "gran oportunidad" el arranque del diálogo hoy en Hurdal, en las afueras de la capital noruega, y señaló que asuntos como la "equidad, justicia, e igualdad ante la ley" forman parte de la estrategia de Estados Unidos para el desarrollo en Colombia, que da seguimiento al "Plan Colombia".Esa iniciativa financiera y militar, en la que EE.UU ha invertido más de 8.000 millones de dólares desde 2000, incluye fondos para el desarrollo institucional y social, pero el grueso de la ayuda ha estado destinado a combatir al narcotráfico y el crimen organizado."Desde luego hemos dejado en claro que queremos ser parte de esa solución. Queremos continuar apoyando a Colombia y al pueblo colombiano para asegurar que, como comunidad internacional hagamos todo lo posible para asegurar que una paz real y duradera salga de este proceso", enfatizó Jacobson.Jacobson rechazó críticas de que EE.UU. ha ayudado a financiar el conflicto armado en Colombia, y reiteró que este país no es parte negociadora del proceso, pues es el Gobierno colombiano el que "debe decidir y liderar en las conversaciones con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia)".En ese sentido, Jacobson evadió comentar sobre si Washington permitirá que "Simón Trinidad", un jefe guerrillero que purga una condena de 60 años en prisión en EE.UU., participe en el proceso vía teleconferencia como exigen las FARC."Los asuntos del proceso de paz colombiano son muy importantes para nosotros...pero lo que no haré desde el podio, y no creo que haga ningún funcionario del Departamento de Estado durante este proceso, es confirmar muchos detalles sobre conversaciones individuales con el Gobierno colombiano sobre aspectos de las pláticas", explicó.Las FARC, que comenzaron su lucha armada hace casi 50 años, están incluidas en la lista de organizaciones terroristas internacionales de EE.UU., al igual que en la de la Unión Europea.

EE.UU no es parte del diálogo para la paz en Colombia que arrancó hoy en Noruega pero lo apoya "firmemente" y quiere ser "parte de la solución" de los problemas sociales de ese país, afirmó la secretaria de Estado adjunta para América Latina, Roberta Jacobson."Es importante que dejemos en claro que, como dijimos cuando el presidente (colombiano Juan Manuel) Santos anunció que comenzaba este proceso, apoyamos firmemente al Gobierno colombiano y todo el esfuerzo para el proceso de paz", dijo hoy Jacobson en un encuentro con periodistas extranjeros."Queremos dar todo el apoyo posible. Continuamos trabajando en Colombia en programas que creemos que responden a algunos de esos mismos asuntos sociales que preocupan a ambos lados en la mesa de negociaciones, ya sea (asuntos de) tierra, derechos humanos, derechos legales, y brindar mayor seguridad a través del país para que el desarrollo económico pueda acelerarse", precisó.Jacobson calificó como una "gran oportunidad" el arranque del diálogo hoy en Hurdal, en las afueras de la capital noruega, y señaló que asuntos como la "equidad, justicia, e igualdad ante la ley" forman parte de la estrategia de Estados Unidos para el desarrollo en Colombia, que da seguimiento al "Plan Colombia".Esa iniciativa financiera y militar, en la que EE.UU ha invertido más de 8.000 millones de dólares desde 2000, incluye fondos para el desarrollo institucional y social, pero el grueso de la ayuda ha estado destinado a combatir al narcotráfico y el crimen organizado."Desde luego hemos dejado en claro que queremos ser parte de esa solución. Queremos continuar apoyando a Colombia y al pueblo colombiano para asegurar que, como comunidad internacional hagamos todo lo posible para asegurar que una paz real y duradera salga de este proceso", enfatizó Jacobson.Jacobson rechazó críticas de que EE.UU. ha ayudado a financiar el conflicto armado en Colombia, y reiteró que este país no es parte negociadora del proceso, pues es el Gobierno colombiano el que "debe decidir y liderar en las conversaciones con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia)".En ese sentido, Jacobson evadió comentar sobre si Washington permitirá que "Simón Trinidad", un jefe guerrillero que purga una condena de 60 años en prisión en EE.UU., participe en el proceso vía teleconferencia como exigen las FARC."Los asuntos del proceso de paz colombiano son muy importantes para nosotros...pero lo que no haré desde el podio, y no creo que haga ningún funcionario del Departamento de Estado durante este proceso, es confirmar muchos detalles sobre conversaciones individuales con el Gobierno colombiano sobre aspectos de las pláticas", explicó.Las FARC, que comenzaron su lucha armada hace casi 50 años, están incluidas en la lista de organizaciones terroristas internacionales de EE.UU., al igual que en la de la Unión Europea.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios