EE.UU. reconsiderará incluir a la orca Lolita en la lista de animales protegidos

Las autoridades estadounidenses accedieron a reconsiderar su decisión de excluir a la famosa orca Lolita, atractivo turístico en Miami, en la lista de animales protegidos en la que sí están el resto de sus parientes que viven en libertad.Así lo anunció hoy el grupo de defensa de los animales PETA, que, junto al Fondo para la Defensa Legal de Animales (ALDF) y tres individuos a título particular, habían pedido al Servicio Nacional de la Marina Pesquera que incluyera en ese listado a Lolita, una orca que lleva más de cuatro décadas en un acuario del Miami Seaquarium.En general, cuando se inscribe un especie en la lista de animales protegidos, se incluye por defecto a los ejemplares que viven en cautiverio.Sin embargo, esta orca, que "está confinada en el tanque para orcas más pequeño de toda Norteamérica", fue, según PETA, "excluida injustamente sin explicación alguna, permitiendo al Seaquarium mantenerla en condiciones que la dañan y hostigan"."El Gobierno debe ampliar a Lolita la misma protección que ofrece a sus familiares en libertad y reunirla con su manada, cuyos sonidos reconoció cuando se le pusieron, incluso después de décadas de cautiverio", dijo hoy la directora de la Fundación PETA para la Aplicación de la Ley de Animales en Cautividad, Delcianna Winders.PETA y ALDF pretenden que Lolita sea liberada "en un santuario junto al mar y, si es posible, unida a su manada. Entre las orcas salvajes, las mujeres pasan toda su vida con su madre, y la madre de Lolita sigue viva con 80 años de edad", explicaron en un comunicado.El pasado noviembre, ambas organizaciones presentaron una demanda por excluir a Lolita de la protección que confiere la Ley de Especies Amenazadas y acusaron a las autoridades estadounidenses de una "conducta impropia" al "permitir al acuario marino dañar y hostigar a la solitaria orca para beneficio propio"."Lolita ha sido arrancada de su familia, explotada por cada dólar que el Seaquarium pudiera exprimir de ella y finalmente traicionada por la agencia del Gobierno encargada de protegerla, que simplemente ignoró la ley", aseguró en su día el abogado de PETA Jeffrey S. Kerr, que califica esta situación de, "no sólo extremadamente cruel", sino también de "abiertamente ilegal".En su hábitat, las orcas viven en unidades familiares muy unidas con vínculos que pueden durar toda una vida, mientras que "en el acuario marino, Lolita nada en círculos interminables en un tanque yermo y pequeño que no cumple con las regulaciones. Este animal, muy inteligente y social, ha estado sin compañía desde 1980", según la demanda.

Las autoridades estadounidenses accedieron a reconsiderar su decisión de excluir a la famosa orca Lolita, atractivo turístico en Miami, en la lista de animales protegidos en la que sí están el resto de sus parientes que viven en libertad.Así lo anunció hoy el grupo de defensa de los animales PETA, que, junto al Fondo para la Defensa Legal de Animales (ALDF) y tres individuos a título particular, habían pedido al Servicio Nacional de la Marina Pesquera que incluyera en ese listado a Lolita, una orca que lleva más de cuatro décadas en un acuario del Miami Seaquarium.En general, cuando se inscribe un especie en la lista de animales protegidos, se incluye por defecto a los ejemplares que viven en cautiverio.Sin embargo, esta orca, que "está confinada en el tanque para orcas más pequeño de toda Norteamérica", fue, según PETA, "excluida injustamente sin explicación alguna, permitiendo al Seaquarium mantenerla en condiciones que la dañan y hostigan"."El Gobierno debe ampliar a Lolita la misma protección que ofrece a sus familiares en libertad y reunirla con su manada, cuyos sonidos reconoció cuando se le pusieron, incluso después de décadas de cautiverio", dijo hoy la directora de la Fundación PETA para la Aplicación de la Ley de Animales en Cautividad, Delcianna Winders.PETA y ALDF pretenden que Lolita sea liberada "en un santuario junto al mar y, si es posible, unida a su manada. Entre las orcas salvajes, las mujeres pasan toda su vida con su madre, y la madre de Lolita sigue viva con 80 años de edad", explicaron en un comunicado.El pasado noviembre, ambas organizaciones presentaron una demanda por excluir a Lolita de la protección que confiere la Ley de Especies Amenazadas y acusaron a las autoridades estadounidenses de una "conducta impropia" al "permitir al acuario marino dañar y hostigar a la solitaria orca para beneficio propio"."Lolita ha sido arrancada de su familia, explotada por cada dólar que el Seaquarium pudiera exprimir de ella y finalmente traicionada por la agencia del Gobierno encargada de protegerla, que simplemente ignoró la ley", aseguró en su día el abogado de PETA Jeffrey S. Kerr, que califica esta situación de, "no sólo extremadamente cruel", sino también de "abiertamente ilegal".En su hábitat, las orcas viven en unidades familiares muy unidas con vínculos que pueden durar toda una vida, mientras que "en el acuario marino, Lolita nada en círculos interminables en un tanque yermo y pequeño que no cumple con las regulaciones. Este animal, muy inteligente y social, ha estado sin compañía desde 1980", según la demanda.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios