Empleados en proyectos públicos pueden reclamar en una web sus sueldos impagados

Los trabajadores empleados en proyectos públicos de la ciudad de Nueva York y no hayan recibido todo su salario podrán consultar cuánto dinero se les debe y reclamarlo a través de una web lanzada por el fiscal municipal de Cuentas, John Liu."Los contratistas que estén desarrollando los proyectos de la ciudad deben pagar los salarios requeridos por ley. Esta web devuelve el poder a los trabajadores", aseguró hoy Liu, cuya oficina ha recuperado hasta 12 millones de dólares procedentes de salarios que, en su día, no se pagaron a los empleados, latinos en su mayor parte.De los 12 millones de dólares en sueldos no retribuidos, un total de dos millones todavía no han sido reclamados por sus legítimos propietarios, según informó la Fiscalía de Cuentas en un comunicado.El número de trabajadores que no han reclamado la remuneración debida asciende a 723, la mayoría por cantidades que superan los 1.000 dólares.El nuevo portal constituye una herramienta confidencial y accesible al público, que simplifica el proceso de reclamación, ya que, hasta la fecha, para localizar a los trabajadores a quienes se debía un pago no existía otro método que publicar sus nombres en los periódicos, esperando que los vieran y contactaran con la Fiscalía.Además, algunos de los afectados no reclamaban por miedo a Inmigración, a pesar de que la legislación del estado de Nueva York establece que los empleados en proyectos públicos tienen derecho a percibir el salario estipulado independientemente de su estatus migratorio.El comunicado recuerda que los trabajadores latinos son los más explotados en términos salariales y de falta de seguridad laboral, según las estadísticas oficiales."Los abusos laborales a los que se enfrentan los trabajadores inmigrantes en Nueva York son simplemente inaceptables y no podemos permitir que estas comunidades más vulnerables sean explotadas y que se aprovechen de ellas", señaló el concejal y miembro del comité de Inmigración Daniel Dromm. El cónsul general de México en Nueva York, Carlos Sada, quien ha contribuido a la puesta en marcha de esta iniciativa, calificó esta iniciativa como "compromiso hacia los neoyorquinos más vulnerables" y pidió a los miembros de su comunidad que "denuncien sin miedo".Por su parte, el asambleísta Keith Wright apuntó que, "ahora, estos trabajadores que contribuyeron a la construcción y crecimiento de la ciudad pueden ser compensados".

Los trabajadores empleados en proyectos públicos de la ciudad de Nueva York y no hayan recibido todo su salario podrán consultar cuánto dinero se les debe y reclamarlo a través de una web lanzada por el fiscal municipal de Cuentas, John Liu."Los contratistas que estén desarrollando los proyectos de la ciudad deben pagar los salarios requeridos por ley. Esta web devuelve el poder a los trabajadores", aseguró hoy Liu, cuya oficina ha recuperado hasta 12 millones de dólares procedentes de salarios que, en su día, no se pagaron a los empleados, latinos en su mayor parte.De los 12 millones de dólares en sueldos no retribuidos, un total de dos millones todavía no han sido reclamados por sus legítimos propietarios, según informó la Fiscalía de Cuentas en un comunicado.El número de trabajadores que no han reclamado la remuneración debida asciende a 723, la mayoría por cantidades que superan los 1.000 dólares.El nuevo portal constituye una herramienta confidencial y accesible al público, que simplifica el proceso de reclamación, ya que, hasta la fecha, para localizar a los trabajadores a quienes se debía un pago no existía otro método que publicar sus nombres en los periódicos, esperando que los vieran y contactaran con la Fiscalía.Además, algunos de los afectados no reclamaban por miedo a Inmigración, a pesar de que la legislación del estado de Nueva York establece que los empleados en proyectos públicos tienen derecho a percibir el salario estipulado independientemente de su estatus migratorio.El comunicado recuerda que los trabajadores latinos son los más explotados en términos salariales y de falta de seguridad laboral, según las estadísticas oficiales."Los abusos laborales a los que se enfrentan los trabajadores inmigrantes en Nueva York son simplemente inaceptables y no podemos permitir que estas comunidades más vulnerables sean explotadas y que se aprovechen de ellas", señaló el concejal y miembro del comité de Inmigración Daniel Dromm. El cónsul general de México en Nueva York, Carlos Sada, quien ha contribuido a la puesta en marcha de esta iniciativa, calificó esta iniciativa como "compromiso hacia los neoyorquinos más vulnerables" y pidió a los miembros de su comunidad que "denuncien sin miedo".Por su parte, el asambleísta Keith Wright apuntó que, "ahora, estos trabajadores que contribuyeron a la construcción y crecimiento de la ciudad pueden ser compensados".

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios