El Gobierno de México presenta "chivos expiatorios" en el caso de Marisela Escobedo

Familiares de Marisela Escobedo, asesinada en México en diciembre de 2010, aseguraron hoy en Texas que las autoridades del país vecino presentaron esta semana a "chivos expiatorios" como los presuntos responsables del homicidio de la activista.Las autoridades de Chihuahua presentaron esta semana a José Enrique Jiménez Zavala, alias "El Wicked", como el asesino material de Escobedo, quien al ser detenido confesó el crimen y otros más cometidos en el estado.Señalaron también como cómplices a Luis Alberto Camacho Ramos, Luis Carlos González López, alias "El Cepi", y a Enrique Castro Castro, alias "EL Kike"."Nuevamente las autoridades mexicanas actúan de forma mañosa y para cerrar este caso presentan a un hombre que de ninguna manera fue el asesino de mi madre", dijo hoy en conferencia de prensa en El Paso Juan Manuel Frayre Escobedo, hijo de la activista asesinada y quien está en proceso de petición de asilo político.Frayre señaló que el asesino de su madre fue identificado con fotografía y de nombre por su tío, Ricardo Escobedo, quien estaba con la mujer la noche en que fue asesinada y quien vio de frente al asesino que inicialmente le apuntó a él con el arma homicida."Mi tío acudió ante representantes de la Procuraduría General de la República en el Consulado de México en El Paso para darles la información del asesino", afirmó.Agregó que la persona que disparó en contra de su madre es de nacionalidad estadounidense y podría estar actualmente en este país.El abogado de Frayre en El Paso, Carlos Spector, quien lo representa en su proceso de asilo político, indicó que él mismo acompañó a la familia al consulado para dar información a las autoridades mexicanas que les permitiera atrapar al asesino."Prefirieron agarrar a un mexicano que se le parece para evitarse todo el trabajo de tener que investigar y solicitar la extradición al gobierno norteamericano", señaló Spector."Obviamente este hombre al que inculpan sabía lo que tenia que decir cuando lo presentaron ante los medios", opinó Frayre Escobedo.La activista de Ciudad Juárez Marisela Escobedo Ortiz fue asesinada el 16 de diciembre de 2010 mientras realizaba un plantón frente a Palacio de Gobierno en Chihuahua.Escobedo buscaba presionar a las autoridades del estado para que arresten al hombre que había asesinado a su hija Rubí en 2008, en Ciudad Juárez, y a quien ella misma identificó ante la Policía como Sergio Barraza, miembro del grupo de los Zetas.Frayre señaló que lo que llevó a su madre a protestar frente a Palacio de Gobierno fue que a pesar de haber dado toda la información del asesino de su hija a las autoridades, estas optaron por no hacer nada.Tras del asesinato de Marisela Escobedo, los miembros de la familia comenzaron a recibir amenazas de muerte en Ciudad Juárez y siete de ellos decidieron abandonar México para solicitar asilo político en Estados Unidos.De ellos, cuatro integrantes de los Escobedo recibieron ya el beneficio migratorio, y tres más, incluyendo Juan Manuel están en proceso.Spector dijo que actualmente su oficina representa a 160 personas que han solicitado el asilo político, la mayoría de ellas provenientes del estado de Chihuahua.

Familiares de Marisela Escobedo, asesinada en México en diciembre de 2010, aseguraron hoy en Texas que las autoridades del país vecino presentaron esta semana a "chivos expiatorios" como los presuntos responsables del homicidio de la activista.Las autoridades de Chihuahua presentaron esta semana a José Enrique Jiménez Zavala, alias "El Wicked", como el asesino material de Escobedo, quien al ser detenido confesó el crimen y otros más cometidos en el estado.Señalaron también como cómplices a Luis Alberto Camacho Ramos, Luis Carlos González López, alias "El Cepi", y a Enrique Castro Castro, alias "EL Kike"."Nuevamente las autoridades mexicanas actúan de forma mañosa y para cerrar este caso presentan a un hombre que de ninguna manera fue el asesino de mi madre", dijo hoy en conferencia de prensa en El Paso Juan Manuel Frayre Escobedo, hijo de la activista asesinada y quien está en proceso de petición de asilo político.Frayre señaló que el asesino de su madre fue identificado con fotografía y de nombre por su tío, Ricardo Escobedo, quien estaba con la mujer la noche en que fue asesinada y quien vio de frente al asesino que inicialmente le apuntó a él con el arma homicida."Mi tío acudió ante representantes de la Procuraduría General de la República en el Consulado de México en El Paso para darles la información del asesino", afirmó.Agregó que la persona que disparó en contra de su madre es de nacionalidad estadounidense y podría estar actualmente en este país.El abogado de Frayre en El Paso, Carlos Spector, quien lo representa en su proceso de asilo político, indicó que él mismo acompañó a la familia al consulado para dar información a las autoridades mexicanas que les permitiera atrapar al asesino."Prefirieron agarrar a un mexicano que se le parece para evitarse todo el trabajo de tener que investigar y solicitar la extradición al gobierno norteamericano", señaló Spector."Obviamente este hombre al que inculpan sabía lo que tenia que decir cuando lo presentaron ante los medios", opinó Frayre Escobedo.La activista de Ciudad Juárez Marisela Escobedo Ortiz fue asesinada el 16 de diciembre de 2010 mientras realizaba un plantón frente a Palacio de Gobierno en Chihuahua.Escobedo buscaba presionar a las autoridades del estado para que arresten al hombre que había asesinado a su hija Rubí en 2008, en Ciudad Juárez, y a quien ella misma identificó ante la Policía como Sergio Barraza, miembro del grupo de los Zetas.Frayre señaló que lo que llevó a su madre a protestar frente a Palacio de Gobierno fue que a pesar de haber dado toda la información del asesino de su hija a las autoridades, estas optaron por no hacer nada.Tras del asesinato de Marisela Escobedo, los miembros de la familia comenzaron a recibir amenazas de muerte en Ciudad Juárez y siete de ellos decidieron abandonar México para solicitar asilo político en Estados Unidos.De ellos, cuatro integrantes de los Escobedo recibieron ya el beneficio migratorio, y tres más, incluyendo Juan Manuel están en proceso.Spector dijo que actualmente su oficina representa a 160 personas que han solicitado el asilo político, la mayoría de ellas provenientes del estado de Chihuahua.

Más noticias

0 Comentarios