La ofensiva de Ibáñez, Pagán, Blanco y Sandoval salva a Yanquis y Gigantes

El poder de la ofensiva latina surgió en momentos claves de la fase final de las Grandes Ligas con el cubano-americano Raúl Ibáñez de líder y héroe al conectar par de jonrones decisivos para los Yanquis de Nueva York.También lo fueron los jonrones que pegaron el boricua Ángel Pagán y los venezolanos Gregor Blanco y Pablo Sandoval con los Gigantes de San Francisco.La eficacia y productividad de los bates latinoamericanos se hizo presente en momentos que sus respectivos equipos más lo necesitaban para seguir en la competición de sus respectivas series de división.Ibáñez, que salió como bateador emergente, fue el héroe y salvador para los Yanquis, que de nuevo vinieron de atrás y ganaron 3-2, en 12 episodios, a los Orioles de Baltimore.El veterano cubano-americano de 40 años pegó en la novena entrada para empatar la pizarra y en la décimo segunda para darle el triunfo a los Yanquis en el tercer juego de la serie divisional de la Liga Americana que se disputa al mejor de cinco y ahora dominan por 2-1.Ibáñez castigó al relevo Jim Johnson desapareciendo la pelota por todo lo alto del jardín derecho, en la parte baja de la novena entrada cuando había un out en la pizarra.El segundo fallo de Johnson en rescates ha impedido a los Orioles estar por delante en la serie o haberla ganado, además de tirar por tierra la gran labor que realizó en el montículo el abridor novato mexicano Miguel González.El lanzador derecho de 28 años trabajó siete entradas de cinco hits, una carrera, recetó ocho ponches y no dio boletos ante 50.497 aficionados que presenciaron el partido en el Yankee Stadium.González ha permitido una carrera y ha ponchado 17 bateadores en dos salidas y 14 entradas que ha tenido en el campo de los Yanquis.Pero fue Ibáñez él que logró desarticular la serpentina del bullpen de los Orioles y en el décimo segundo episodio nuevamente les botó la pelota por el jardín derecho, esta vez ante el cerrador Brian Matusz, solitario.El cuarto duelo de la serie, que podría ser el definitivo, se jugará el jueves, también en el Yankee Stadium,La novena neoyorquina subirá al montículo a Phil Hughes, que se enfrentará a Chris Tillman o Joe Saunders, posibles abridores por los Orioles.Mientras que Pagán se unió a Blanco y Sandoval para pegar un jonrón cada uno que ayudaron a los Gigantes a ganar 8-3 a los Rojos de Cincinnati en el cuarto partido de la serie de división de la Liga Nacional.Los Gigantes, que estuvieron cerca de ser "barridos" obligaron a disputar el quinto partido para decidir el boleto que llevará al ganador a disputar el banderín de la Liga Nacional.Ahora los Gigantes pueden hacer historia al completar una remontada de 0-2 en una serie de división al mejor de cinco si el jueves consiguen la victoria.Ningún equipo hasta ahora ha podido superar una desventaja de 0-2 y además ganar tres partidos seguidos fuera de su campo.Pagán pegó jonrón solitario contra el abridor derecho Mike Leake, y más tarde sonaron los cuadrangulares de dos carreras cada de Blanco y Sandoval en el segundo y séptimo episodios, para sellar la victoria de los Gigantes.Tim Lincecum (1-0) trabajó cuatro entradas y un tercio en los que cedió sólo dos imparables con una carrera limpia, no dio bases por bolas y abanicó a seis bateadores rivales para conseguir el triunfo, y el dominicano Santiago Casilla sacó los tres últimos "outs" del partido con un hit y un ponche.El quinto duelo lo abrirá Matt Cain (0-1), por los Gigantes, mientras que los Rojos pondrán sus esperanzas en Mat Latos.Si los bates latinoamericanos acapararon reflectores, la remontada que consiguieron los Atléticos de Oakland no se quedó atrás, al vencer 4-3 a los Tigres de Detroit.El designado Seth Smith remolcó dos carreras en el noveno episodio para empatar la pizarra y el guardabosques Coco Crisp impulsó el triunfo con sencillo para los Atléticos.Smith y Crisp definieron el cuarto juego de la serie divisional de la Liga Americana y obligaron al quinto y decisivo partido, al dejar 2-2 la fase que se juega al mejor de cinco.Después de haber perdido los primeros dos juegos, los Atléticos remontaron en la serie para sumar dos victorias seguidas (2-2).El quinto juego se disputará el jueves en el campo de los Atléticos, el O.co Coliseum, donde el equipo local tendrá al abridor a Jarrod Parker, y los Tigres al estelar Justin Verlander.En la novena entrada, Smith descifró los lanzamientos del cerrador dominicano José Valverde y con doble a lo profundo entre los jardines derecho y central remolcó las dos carreras del empate (3-3).En su turno, Crisp enfrentó a un descontrolado Valverde, a quien le conectó sencillo a la derecha para impulsar la carrera de la victoria que anotó Smith.Mientras que desde el montículo el abridor Chris Carpenter puso bajo control el juego y guió a los Cardenales de San Luis a un triunfo por 8-0 ante los Nacionales de Washington en el tercer partido de la serie de división de la Liga Nacional.Carpenter, que lanzó como los grandes, tal como lo hizo cuando ayudó a que los Cardenales consiguieran el título de la Serie Mundial del 2011, no mostró signos de molestias por su operación en el hombro derecho y en poco más de cinco entradas abrió el camino del triunfo que deja a los Cardenales con ventaja de 2-1 en la serie al mejor de cinco juegos.El juego fue el primero de fase final de las Grandes Ligas que se jugó en la capital de la nación después de 79 años de que se diese el último en 1933 cuando los Senadores de Washington perdieron la Serie Mundial ante los Gigantes de Nueva York.Los Nacionales, con el abridor Ross Detwiler, aún tienen la oportunidad de continuar en la fase final si el jueves ganan el cuarto partido, cuando enfrenten a Kyle Lohse, de los Cardenales.

El poder de la ofensiva latina surgió en momentos claves de la fase final de las Grandes Ligas con el cubano-americano Raúl Ibáñez de líder y héroe al conectar par de jonrones decisivos para los Yanquis de Nueva York.También lo fueron los jonrones que pegaron el boricua Ángel Pagán y los venezolanos Gregor Blanco y Pablo Sandoval con los Gigantes de San Francisco.La eficacia y productividad de los bates latinoamericanos se hizo presente en momentos que sus respectivos equipos más lo necesitaban para seguir en la competición de sus respectivas series de división.Ibáñez, que salió como bateador emergente, fue el héroe y salvador para los Yanquis, que de nuevo vinieron de atrás y ganaron 3-2, en 12 episodios, a los Orioles de Baltimore.El veterano cubano-americano de 40 años pegó en la novena entrada para empatar la pizarra y en la décimo segunda para darle el triunfo a los Yanquis en el tercer juego de la serie divisional de la Liga Americana que se disputa al mejor de cinco y ahora dominan por 2-1.Ibáñez castigó al relevo Jim Johnson desapareciendo la pelota por todo lo alto del jardín derecho, en la parte baja de la novena entrada cuando había un out en la pizarra.El segundo fallo de Johnson en rescates ha impedido a los Orioles estar por delante en la serie o haberla ganado, además de tirar por tierra la gran labor que realizó en el montículo el abridor novato mexicano Miguel González.El lanzador derecho de 28 años trabajó siete entradas de cinco hits, una carrera, recetó ocho ponches y no dio boletos ante 50.497 aficionados que presenciaron el partido en el Yankee Stadium.González ha permitido una carrera y ha ponchado 17 bateadores en dos salidas y 14 entradas que ha tenido en el campo de los Yanquis.Pero fue Ibáñez él que logró desarticular la serpentina del bullpen de los Orioles y en el décimo segundo episodio nuevamente les botó la pelota por el jardín derecho, esta vez ante el cerrador Brian Matusz, solitario.El cuarto duelo de la serie, que podría ser el definitivo, se jugará el jueves, también en el Yankee Stadium,La novena neoyorquina subirá al montículo a Phil Hughes, que se enfrentará a Chris Tillman o Joe Saunders, posibles abridores por los Orioles.Mientras que Pagán se unió a Blanco y Sandoval para pegar un jonrón cada uno que ayudaron a los Gigantes a ganar 8-3 a los Rojos de Cincinnati en el cuarto partido de la serie de división de la Liga Nacional.Los Gigantes, que estuvieron cerca de ser "barridos" obligaron a disputar el quinto partido para decidir el boleto que llevará al ganador a disputar el banderín de la Liga Nacional.Ahora los Gigantes pueden hacer historia al completar una remontada de 0-2 en una serie de división al mejor de cinco si el jueves consiguen la victoria.Ningún equipo hasta ahora ha podido superar una desventaja de 0-2 y además ganar tres partidos seguidos fuera de su campo.Pagán pegó jonrón solitario contra el abridor derecho Mike Leake, y más tarde sonaron los cuadrangulares de dos carreras cada de Blanco y Sandoval en el segundo y séptimo episodios, para sellar la victoria de los Gigantes.Tim Lincecum (1-0) trabajó cuatro entradas y un tercio en los que cedió sólo dos imparables con una carrera limpia, no dio bases por bolas y abanicó a seis bateadores rivales para conseguir el triunfo, y el dominicano Santiago Casilla sacó los tres últimos "outs" del partido con un hit y un ponche.El quinto duelo lo abrirá Matt Cain (0-1), por los Gigantes, mientras que los Rojos pondrán sus esperanzas en Mat Latos.Si los bates latinoamericanos acapararon reflectores, la remontada que consiguieron los Atléticos de Oakland no se quedó atrás, al vencer 4-3 a los Tigres de Detroit.El designado Seth Smith remolcó dos carreras en el noveno episodio para empatar la pizarra y el guardabosques Coco Crisp impulsó el triunfo con sencillo para los Atléticos.Smith y Crisp definieron el cuarto juego de la serie divisional de la Liga Americana y obligaron al quinto y decisivo partido, al dejar 2-2 la fase que se juega al mejor de cinco.Después de haber perdido los primeros dos juegos, los Atléticos remontaron en la serie para sumar dos victorias seguidas (2-2).El quinto juego se disputará el jueves en el campo de los Atléticos, el O.co Coliseum, donde el equipo local tendrá al abridor a Jarrod Parker, y los Tigres al estelar Justin Verlander.En la novena entrada, Smith descifró los lanzamientos del cerrador dominicano José Valverde y con doble a lo profundo entre los jardines derecho y central remolcó las dos carreras del empate (3-3).En su turno, Crisp enfrentó a un descontrolado Valverde, a quien le conectó sencillo a la derecha para impulsar la carrera de la victoria que anotó Smith.Mientras que desde el montículo el abridor Chris Carpenter puso bajo control el juego y guió a los Cardenales de San Luis a un triunfo por 8-0 ante los Nacionales de Washington en el tercer partido de la serie de división de la Liga Nacional.Carpenter, que lanzó como los grandes, tal como lo hizo cuando ayudó a que los Cardenales consiguieran el título de la Serie Mundial del 2011, no mostró signos de molestias por su operación en el hombro derecho y en poco más de cinco entradas abrió el camino del triunfo que deja a los Cardenales con ventaja de 2-1 en la serie al mejor de cinco juegos.El juego fue el primero de fase final de las Grandes Ligas que se jugó en la capital de la nación después de 79 años de que se diese el último en 1933 cuando los Senadores de Washington perdieron la Serie Mundial ante los Gigantes de Nueva York.Los Nacionales, con el abridor Ross Detwiler, aún tienen la oportunidad de continuar en la fase final si el jueves ganan el cuarto partido, cuando enfrenten a Kyle Lohse, de los Cardenales.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios