Juan Verde dice que sorprende el empate tras la lucha de Obama con grupos de interés

A pesar del empate técnico que muestran los sondeos electorales en EE.UU., para el codirector de la campaña internacional de Barack Obama, Juan Verde, es "sorprendente" que el republicano Mitt Romney no tenga un margen mayor con los fondos que ha recaudado.Obama, según explicó hoy el español en entrevista con Efe, se ha enfrentado durante los últimos 4 años a los grupos de interés más poderosos del país, como la sanidad privada, las petroleras, Wall Street y la industria armamentística.Lobbies que a lo largo de la campaña han apoyado al republicano a través de millonarias donaciones a grupos externos, conocidos como Super Pacs."Todo apunta a que al final van a gastar el doble que nosotros y que van recaudar más de 2.000 millones de dólares, entre la campaña y el dinero de los Pacs. (...) Y no me sorprende la recaudación, lo que me sorprende es que sigan empatados", dijo Verde en referencia a los desiguales ingresos obtenidos entre ambos partidos.Los Pacs, grupos creados a raíz de varios dictámenes de 2010 y que pueden recibir y gastar fondos sin límites para impulsar la victoria o derrota de un candidato, "obviamente" están invirtiendo en la candidatura de Romney, haciendo uso de la "falta de transparencia" de sus mecanismos, que según dice Verde no permiten saber si están coordinando sus esfuerzos."Sabemos la gran cantidad que están recaudando y la inmensa mayoría es de los grandes grupos de interés. Tiene mucho que ver con que Obama ha sido un presidente muy valiente que, incluso, en contra de muchos asesores, ha decidido luchar muchas batallas que ningún presidente se había atrevido", subrayó.El codirector de la campaña internacional de reelección del presidente, que también fue en esta legislatura Subsecretario Adjunto para Europa y Eurasia del Departamento de Comercio, señala como un claro ejemplo el sector de la sanidad privada, que tras la reforma impulsada por Obama en 2010 invirtió cientos de millones de dólares para acabar con ella.Pero pese a que las grandes industrias están volcando sus esfuerzos en la financiación de la candidatura de Mitt Romney, y que los republicanos están basando su campaña en los datos económicos, Verde recuerda que la recuperación económica del país es real y "solo hay que remitirse a los hechos"."A principios, de 2009, cuando Obama llega a la Casa Blanca, estábamos perdiendo del orden de 750.000 puestos de trabajo al mes, la bolsa se había desplomado por completo, había caído un 44 %, y los sectores como el automovilístico y el financiero estaban al borde del cataclismo. Hoy llevamos más de 30 meses de crecimiento positivo", sentencia."¿Estamos mejor que hace cuatro años?" es uno de los eslóganes de campaña de Romney para el que Verde tiene por respuesta un "sí rotundo", y añade que estrategias como la de comparar la economía estadounidense con la española, como hizo el republicano en el primer debate presidencial "solo muestran su miopía"."España es menos de una décima parte de la economía de Estados Unidos, y EE.UU. juega un papel preponderante como líder económico mundial y militar. (...) Es una comparación irresponsable", consideró.En el primer debate presidencial de la pasada semana, Romney dijo que no era partidario de que el gasto público en Estados Unidos siguiera el camino de España, donde representa "el 42 por ciento del PIB", pese a que el peso del sector público del país en comparación con el tamaño de la economía es uno de los más bajos en la eurozona.Verde insistió en que el presidente Obama nunca dijo que llevaría a cabo todas sus políticas en un primer mandato, y recuerda que hubo gente que llegó a pensar que con él "acabarían las injusticias, el hambre y las guerras".A menos de un mes para la cita electoral Verde es contundente: "Obama como mito puede haber decepcionado, pero como hombre y político ha cumplido. Son los hechos". Raquel Godos

A pesar del empate técnico que muestran los sondeos electorales en EE.UU., para el codirector de la campaña internacional de Barack Obama, Juan Verde, es "sorprendente" que el republicano Mitt Romney no tenga un margen mayor con los fondos que ha recaudado.Obama, según explicó hoy el español en entrevista con Efe, se ha enfrentado durante los últimos 4 años a los grupos de interés más poderosos del país, como la sanidad privada, las petroleras, Wall Street y la industria armamentística.Lobbies que a lo largo de la campaña han apoyado al republicano a través de millonarias donaciones a grupos externos, conocidos como Super Pacs."Todo apunta a que al final van a gastar el doble que nosotros y que van recaudar más de 2.000 millones de dólares, entre la campaña y el dinero de los Pacs. (...) Y no me sorprende la recaudación, lo que me sorprende es que sigan empatados", dijo Verde en referencia a los desiguales ingresos obtenidos entre ambos partidos.Los Pacs, grupos creados a raíz de varios dictámenes de 2010 y que pueden recibir y gastar fondos sin límites para impulsar la victoria o derrota de un candidato, "obviamente" están invirtiendo en la candidatura de Romney, haciendo uso de la "falta de transparencia" de sus mecanismos, que según dice Verde no permiten saber si están coordinando sus esfuerzos."Sabemos la gran cantidad que están recaudando y la inmensa mayoría es de los grandes grupos de interés. Tiene mucho que ver con que Obama ha sido un presidente muy valiente que, incluso, en contra de muchos asesores, ha decidido luchar muchas batallas que ningún presidente se había atrevido", subrayó.El codirector de la campaña internacional de reelección del presidente, que también fue en esta legislatura Subsecretario Adjunto para Europa y Eurasia del Departamento de Comercio, señala como un claro ejemplo el sector de la sanidad privada, que tras la reforma impulsada por Obama en 2010 invirtió cientos de millones de dólares para acabar con ella.Pero pese a que las grandes industrias están volcando sus esfuerzos en la financiación de la candidatura de Mitt Romney, y que los republicanos están basando su campaña en los datos económicos, Verde recuerda que la recuperación económica del país es real y "solo hay que remitirse a los hechos"."A principios, de 2009, cuando Obama llega a la Casa Blanca, estábamos perdiendo del orden de 750.000 puestos de trabajo al mes, la bolsa se había desplomado por completo, había caído un 44 %, y los sectores como el automovilístico y el financiero estaban al borde del cataclismo. Hoy llevamos más de 30 meses de crecimiento positivo", sentencia."¿Estamos mejor que hace cuatro años?" es uno de los eslóganes de campaña de Romney para el que Verde tiene por respuesta un "sí rotundo", y añade que estrategias como la de comparar la economía estadounidense con la española, como hizo el republicano en el primer debate presidencial "solo muestran su miopía"."España es menos de una décima parte de la economía de Estados Unidos, y EE.UU. juega un papel preponderante como líder económico mundial y militar. (...) Es una comparación irresponsable", consideró.En el primer debate presidencial de la pasada semana, Romney dijo que no era partidario de que el gasto público en Estados Unidos siguiera el camino de España, donde representa "el 42 por ciento del PIB", pese a que el peso del sector público del país en comparación con el tamaño de la economía es uno de los más bajos en la eurozona.Verde insistió en que el presidente Obama nunca dijo que llevaría a cabo todas sus políticas en un primer mandato, y recuerda que hubo gente que llegó a pensar que con él "acabarían las injusticias, el hambre y las guerras".A menos de un mes para la cita electoral Verde es contundente: "Obama como mito puede haber decepcionado, pero como hombre y político ha cumplido. Son los hechos". Raquel Godos

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios