Kim aboga por agilizar el BM y recuerda a los 1.300 millones de pobres en el mundo

El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, afirmó hoy que su principal "objetivo" es reducir la pobreza al recordar "a los 1.300 millones de pobres que aún existen" en el mundo y subrayó que la institución debe ser más "ágil" para conseguir resultados sobre el terreno."Debemos pasar de una cultura de la aprobación de préstamos a una cultura de resultados sobre el terreno, para encontrar soluciones adecuadas para caso", explicó Kim, ante un reducido grupo de periodistas, entre ellos Efe."Va a tener que haber algunos cambios en la manera en que funciona la institución, la necesidad de estos cambios ha estado clara desde hace bastante tiempo", indicó.El presidente del BM, que asumió la dirección de la principal institución de desarrollo mundial el pasado junio, tras suceder a Robert Zoellick, señaló que prevé desvelar parte de sus propuestas de regeneración durante la reunión conjunta con el Fondo Monetario Internacional la próxima semana en Tokio.Pese a reconocer que el foco mediático está ahora en los problemas de Europa y Estados Unidos, Kim afirmó que como presidente del BM recordará en esta reunión que los grandes impactos económicos adversos "tienen sus peores efectos en los pobres"."Todos nosotros estamos animando a Europa a que encuentre un camino para resolver sus problemas", precisó en referencia a la incertidumbre generada por la crisis financiera y económica en la eurozona.Asimismo, resaltó la importancia de fomentar un crecimiento que sea "inclusivo" y puso a la Primavera Árabe como consecuencia de la prosperidad no compartida en la región.Kim tratará de exponer ante los países miembros que el Banco Mundial debe "transformarse" si quiere hacer frente a los nuevos desafíos globales, entre los que citó la lucha contra el cambio climático y la potenciación de las energías limpias.Como primer presidente del organismo de formación científica, Kim, médico de profesión, consideró un deber "dar un toque de atención sobre la cuestión del cambio climático"."Todos los científicos coinciden en que la última sequía ha sido consecuencia de las actividades de los seres humanos", precisó como ejemplo.Reconoció, no obstante, que no es el momento de pedir un aumento de capital del organismo ante el negativo panorama económico, por lo que urgió a ser más "ágiles y aprovechar de manera eficiente los recursos disponibles".Por otro lado, Kim valoró el progreso realizado por las economías emergentes en los últimos años, frente al estancamiento de las economías avanzadas."El crecimiento económico en los últimos años, cerca de dos tercios, ha venido impulsado en gran medida por los países emergentes. Su contribución será crítica para el futuro mundial", destacó.En este sentido, subrayó el "sorprendente buen comportamiento" de América Latina en los últimos años, en una época de "dramática" recesión global.Kim avanzó que los últimos análisis sobre la economía del gigante asiático, China, muestran un "continuada revisión" a la baja, aunque no precisó detalles y señaló que su devenir tendrá importantes consecuencias en el resto del mundo.Durante la reunión de Tokio del FMI, que se celebrará del 10 al 14 de octubre, revelará sus previsiones actualizadas de crecimiento para la economía.La directora gerente del Fondo, Christine Lagarde, ya anunció la pasada semana que serían menores de las presentadas en julio, cuando se pronosticó un 3,5 % para 2012 y un 3,9 % para 2013.

El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, afirmó hoy que su principal "objetivo" es reducir la pobreza al recordar "a los 1.300 millones de pobres que aún existen" en el mundo y subrayó que la institución debe ser más "ágil" para conseguir resultados sobre el terreno."Debemos pasar de una cultura de la aprobación de préstamos a una cultura de resultados sobre el terreno, para encontrar soluciones adecuadas para caso", explicó Kim, ante un reducido grupo de periodistas, entre ellos Efe."Va a tener que haber algunos cambios en la manera en que funciona la institución, la necesidad de estos cambios ha estado clara desde hace bastante tiempo", indicó.El presidente del BM, que asumió la dirección de la principal institución de desarrollo mundial el pasado junio, tras suceder a Robert Zoellick, señaló que prevé desvelar parte de sus propuestas de regeneración durante la reunión conjunta con el Fondo Monetario Internacional la próxima semana en Tokio.Pese a reconocer que el foco mediático está ahora en los problemas de Europa y Estados Unidos, Kim afirmó que como presidente del BM recordará en esta reunión que los grandes impactos económicos adversos "tienen sus peores efectos en los pobres"."Todos nosotros estamos animando a Europa a que encuentre un camino para resolver sus problemas", precisó en referencia a la incertidumbre generada por la crisis financiera y económica en la eurozona.Asimismo, resaltó la importancia de fomentar un crecimiento que sea "inclusivo" y puso a la Primavera Árabe como consecuencia de la prosperidad no compartida en la región.Kim tratará de exponer ante los países miembros que el Banco Mundial debe "transformarse" si quiere hacer frente a los nuevos desafíos globales, entre los que citó la lucha contra el cambio climático y la potenciación de las energías limpias.Como primer presidente del organismo de formación científica, Kim, médico de profesión, consideró un deber "dar un toque de atención sobre la cuestión del cambio climático"."Todos los científicos coinciden en que la última sequía ha sido consecuencia de las actividades de los seres humanos", precisó como ejemplo.Reconoció, no obstante, que no es el momento de pedir un aumento de capital del organismo ante el negativo panorama económico, por lo que urgió a ser más "ágiles y aprovechar de manera eficiente los recursos disponibles".Por otro lado, Kim valoró el progreso realizado por las economías emergentes en los últimos años, frente al estancamiento de las economías avanzadas."El crecimiento económico en los últimos años, cerca de dos tercios, ha venido impulsado en gran medida por los países emergentes. Su contribución será crítica para el futuro mundial", destacó.En este sentido, subrayó el "sorprendente buen comportamiento" de América Latina en los últimos años, en una época de "dramática" recesión global.Kim avanzó que los últimos análisis sobre la economía del gigante asiático, China, muestran un "continuada revisión" a la baja, aunque no precisó detalles y señaló que su devenir tendrá importantes consecuencias en el resto del mundo.Durante la reunión de Tokio del FMI, que se celebrará del 10 al 14 de octubre, revelará sus previsiones actualizadas de crecimiento para la economía.La directora gerente del Fondo, Christine Lagarde, ya anunció la pasada semana que serían menores de las presentadas en julio, cuando se pronosticó un 3,5 % para 2012 y un 3,9 % para 2013.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios