Mattingly decidió no seguir al frente de los Dodgers

Don Mattingly como piloto de los Dodgers de Los Ángeles. EFE/Archivo Don Mattingly como piloto de los Dodgers de Los Ángeles. EFE/Archivo

Don Mattingly como piloto de los Dodgers de Los Ángeles. EFE/Archivo

La etapa de Don Mattingly como piloto de los Dodgers de Los Ángeles llegó a su final después que hoy el equipo confirmase que no volvería con la organización la próxima temporada.Ambas partes, tras una semana de evaluación de todo lo relacionado con la plantilla, su rendimiento durante la pasada temporada y los objetivos que querían conseguir, al final decidieron que la mejor opción era iniciar una etapa con un nuevo manejador."A medida que comenzamos nuestro proceso de evaluación de la temporada, discutimos lo ocurrido en el pasado año, nuestras metas futuras, cambios necesarios, reforzamiento de la plantilla y otros asuntos relacionados a la próxima temporada", explicó en un comunicado Andrew Friedman, presidente de operaciones deportivas de los Dodgers."La decisión tomada fue bien meditada y tengo el mayor de los respetos por Donnie (Mattingly) y disfruté mucho trabajar con él en esta pasada temporada. Quiero agradecerle por su gran trabajo y colaboración, y por sus éxitos, incluyendo tres banderines consecutivos de la División Oeste de la Liga Nacional. Le deseo el mayor de los éxitos en el futuro", reiteró Friedman.Por su parte Mattingly expresó el agradecimiento de haber tenido la oportunidad de dirigir a los Dodgers y convencido que la nueva etapa que iba a iniciar el equipo era el movimiento correcto que hizo la dirección."Me siento honrado y orgulloso de haber tenido la oportunidad de dirigir a los Dodgers", destacó Mattingly. "Disfruté las experiencias y relaciones con el personal de la organización y con los jugadores en mis ocho años en L.A".Mattingly valoró de una manera muy positiva todo el proceso de decisión que habían tenido y estaba convencido que sería para beneficio del equipo."Sigo teniendo mucha pasión por dirigir y espero tener la oportunidad nuevamente en el futuro cercano. Mientras tanto, le quiero agradecer a la organización de los Dodgers, a la ciudad y a nuestros fanáticos por la oportunidad recibida, y les deseo mucho éxito de ahora en adelante", señaló Mattingly, al que le quedaba todavía un año de contrato.De acuerdo a varios informes periodísticos, los Dodgers le habían ofrecido la renovación del contrato, pero Mattingly, que nunca ha visto por parte del equipo un compromiso a largo plazo con su permanencia en la franquicia, decidió iniciar una nueva etapa profesional.A pesar de invertir 289 millones de dólares en la plantilla, los Dodgers quedaron de nuevo eliminados en la Serie de División, esta vez ante los Mets de Nueva York que ya ganaron el banderín de la Nacional y están en la Serie Mundial.Las mismas fuentes periodísticas señalan que varios equipos, incluidos los Marlins de Miami, han puesto interés en conseguir los servicios de Mattingly, que desea que sea su filosofía la que encaje dentro de la organización por la que pueda trabajar y no a la inversa como le sucedió con los Dodgers, donde la gerencia era la que imponía criterios y con los que le tocó enfrentarse.Mattingly, de 54 años, fue contratado por los Dodgers para reemplazar a Joe Torre en 2011. El equipo ganó el 55 por ciento de sus partidos de temporada regular en sus cuatro años al frente de la novena (446-363).También consiguió que los Dodgers ganasen tres banderines consecutivos en la División Oeste de la Liga Nacional, por primera vez en la historia de la franquicia.Pero la presión siguió aumentando en toda la organización tras el fracaso de los Dodgers en pasar de la primera ronda de la fase final en las últimas dos temporadas a pesar de tener la mayor nómina en todo el béisbol.Inclusive se reforzó la directiva con la incorporación de Friedman, que llegó de los Rays de Tampa Bay, y Farhan Zaidi, de los Atléticos de Oakland, como nuevo gerente general, además de formar una plantilla mucho más versátil con jugadores más jóvenes, en la que destacan los lanzadores Clayton Kershaw y Zack Greinke.A pesar de los cambios Mattingly siguió sin tener la mejor relación con la nueva dirección aunque si recibió siempre el apoyo de los jugadores como lo demostró Kershaw cuando dijo a la cadena de televisión de los Dodgers que estaba siempre en la esquina del manejador."Yo estoy en la esquina de Donnie (Mattingly) también. Adoro a Donnie, lo conocí por mucho tiempo, jugué para él y para Joe (Torre), los únicos dos pilotos con lo que he trabajado. Obviamente le tengo mucho respeto. Sería bueno tenerlo de vuelta", expresó Kershaw, un deseo que ya no se verá cumplido.

La etapa de Don Mattingly como piloto de los Dodgers de Los Ángeles llegó a su final después que hoy el equipo confirmase que no volvería con la organización la próxima temporada.Ambas partes, tras una semana de evaluación de todo lo relacionado con la plantilla, su rendimiento durante la pasada temporada y los objetivos que querían conseguir, al final decidieron que la mejor opción era iniciar una etapa con un nuevo manejador."A medida que comenzamos nuestro proceso de evaluación de la temporada, discutimos lo ocurrido en el pasado año, nuestras metas futuras, cambios necesarios, reforzamiento de la plantilla y otros asuntos relacionados a la próxima temporada", explicó en un comunicado Andrew Friedman, presidente de operaciones deportivas de los Dodgers."La decisión tomada fue bien meditada y tengo el mayor de los respetos por Donnie (Mattingly) y disfruté mucho trabajar con él en esta pasada temporada. Quiero agradecerle por su gran trabajo y colaboración, y por sus éxitos, incluyendo tres banderines consecutivos de la División Oeste de la Liga Nacional. Le deseo el mayor de los éxitos en el futuro", reiteró Friedman.Por su parte Mattingly expresó el agradecimiento de haber tenido la oportunidad de dirigir a los Dodgers y convencido que la nueva etapa que iba a iniciar el equipo era el movimiento correcto que hizo la dirección."Me siento honrado y orgulloso de haber tenido la oportunidad de dirigir a los Dodgers", destacó Mattingly. "Disfruté las experiencias y relaciones con el personal de la organización y con los jugadores en mis ocho años en L.A".Mattingly valoró de una manera muy positiva todo el proceso de decisión que habían tenido y estaba convencido que sería para beneficio del equipo."Sigo teniendo mucha pasión por dirigir y espero tener la oportunidad nuevamente en el futuro cercano. Mientras tanto, le quiero agradecer a la organización de los Dodgers, a la ciudad y a nuestros fanáticos por la oportunidad recibida, y les deseo mucho éxito de ahora en adelante", señaló Mattingly, al que le quedaba todavía un año de contrato.De acuerdo a varios informes periodísticos, los Dodgers le habían ofrecido la renovación del contrato, pero Mattingly, que nunca ha visto por parte del equipo un compromiso a largo plazo con su permanencia en la franquicia, decidió iniciar una nueva etapa profesional.A pesar de invertir 289 millones de dólares en la plantilla, los Dodgers quedaron de nuevo eliminados en la Serie de División, esta vez ante los Mets de Nueva York que ya ganaron el banderín de la Nacional y están en la Serie Mundial.Las mismas fuentes periodísticas señalan que varios equipos, incluidos los Marlins de Miami, han puesto interés en conseguir los servicios de Mattingly, que desea que sea su filosofía la que encaje dentro de la organización por la que pueda trabajar y no a la inversa como le sucedió con los Dodgers, donde la gerencia era la que imponía criterios y con los que le tocó enfrentarse.Mattingly, de 54 años, fue contratado por los Dodgers para reemplazar a Joe Torre en 2011. El equipo ganó el 55 por ciento de sus partidos de temporada regular en sus cuatro años al frente de la novena (446-363).También consiguió que los Dodgers ganasen tres banderines consecutivos en la División Oeste de la Liga Nacional, por primera vez en la historia de la franquicia.Pero la presión siguió aumentando en toda la organización tras el fracaso de los Dodgers en pasar de la primera ronda de la fase final en las últimas dos temporadas a pesar de tener la mayor nómina en todo el béisbol.Inclusive se reforzó la directiva con la incorporación de Friedman, que llegó de los Rays de Tampa Bay, y Farhan Zaidi, de los Atléticos de Oakland, como nuevo gerente general, además de formar una plantilla mucho más versátil con jugadores más jóvenes, en la que destacan los lanzadores Clayton Kershaw y Zack Greinke.A pesar de los cambios Mattingly siguió sin tener la mejor relación con la nueva dirección aunque si recibió siempre el apoyo de los jugadores como lo demostró Kershaw cuando dijo a la cadena de televisión de los Dodgers que estaba siempre en la esquina del manejador."Yo estoy en la esquina de Donnie (Mattingly) también. Adoro a Donnie, lo conocí por mucho tiempo, jugué para él y para Joe (Torre), los únicos dos pilotos con lo que he trabajado. Obviamente le tengo mucho respeto. Sería bueno tenerlo de vuelta", expresó Kershaw, un deseo que ya no se verá cumplido.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios