Mensajes ligan oficina de gobernador N.Jersey a escándalo por corte de puente

El gobernador de New Jersey, Chris Christie (C). EFE/Archivo El gobernador de New Jersey, Chris Christie (C). EFE/Archivo

El gobernador de New Jersey, Chris Christie (C). EFE/Archivo

Correos electrónicos y mensajes de texto divulgados hoy muestran que la oficina del gobernador de Nueva Jersey (EE.UU.), Chris Christie, estuvo implicada en el corte de varios carriles de un puente que une ese estado con Nueva York como supuesta represalia política contra un alcalde que no apoyó su reelección.La revelación puede afectar a la imagen de Christie, considerado un republicano moderado y uno de los nombres que más suenan en su partido para aspirar a la candidatura presidencial de Estados Unidos en 2016.Hasta ahora, el gobernador había negado que su oficina o su campaña tuvieran relación con el caso, pero los mensajes divulgados hoy muestran que hubo comunicaciones entre sus colaboradores y los responsables de los cortes."Hora de que haya algunos problemas de tráfico en Fort Lee", señaló en agosto pasado la jefa adjunta de gabinete de Christie, Bridget Ann Kelly, en un correo electrónico a David Wildstein, amigo del gobernador desde la época del instituto y que tenían un puesto destacado en la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey.Pocas semanas después, en septiembre, varios carriles del puente George Washington, que une la ciudad de Fort Lee (Nueva Jersey) con el Alto Manhattan (Nueva York) fueron cerrados de forma repentina, lo que creó una gran congestión del tránsito rodado en el lado de Nueva Jersey durante cuatro días.Inicialmente se adujo que la medida se había tomado para realizar un estudio sobre el tráfico.Pero después surgieron acusaciones acerca de que aliados de Christie en la Autoridad Portuaria (una entidad que gestiona, entre otras cosas, el transporte entre ambos estados) habían lanzado una operación de represalia política contra el alcalde de Fort Lee, el demócrata Mark Sokolich, porque no había apoyado la campaña de reelección del gobernador de cara a los pasados comicios de noviembre.En diciembre, dos próximos a Christie en la Autoridad de Puertos dimitieron por ese escándalo: Bill Baroni y el mencionado David Wildstein.Los mensajes divulgados hoy muestran un intercambio de comunicaciones entre Kelly y Wildstein sobre los cortes y sus efectos, incluso lamentan que Nueva York haya cedido algunos de sus carriles para aliviar a Fort Lee y sugieren que David Samson, nombrado por Christie para presidir la Autoridad Portuaria, está al tanto de la acción.El director de la campaña de reelección de Christie, Bill Stepien, y el portavoz del gobernador, Michael Drewniak, figuran entre varias personas que recibieron copias de esos mensajes, según el diario The Bergen Record (Nueva Jersey).

Correos electrónicos y mensajes de texto divulgados hoy muestran que la oficina del gobernador de Nueva Jersey (EE.UU.), Chris Christie, estuvo implicada en el corte de varios carriles de un puente que une ese estado con Nueva York como supuesta represalia política contra un alcalde que no apoyó su reelección.La revelación puede afectar a la imagen de Christie, considerado un republicano moderado y uno de los nombres que más suenan en su partido para aspirar a la candidatura presidencial de Estados Unidos en 2016.Hasta ahora, el gobernador había negado que su oficina o su campaña tuvieran relación con el caso, pero los mensajes divulgados hoy muestran que hubo comunicaciones entre sus colaboradores y los responsables de los cortes."Hora de que haya algunos problemas de tráfico en Fort Lee", señaló en agosto pasado la jefa adjunta de gabinete de Christie, Bridget Ann Kelly, en un correo electrónico a David Wildstein, amigo del gobernador desde la época del instituto y que tenían un puesto destacado en la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey.Pocas semanas después, en septiembre, varios carriles del puente George Washington, que une la ciudad de Fort Lee (Nueva Jersey) con el Alto Manhattan (Nueva York) fueron cerrados de forma repentina, lo que creó una gran congestión del tránsito rodado en el lado de Nueva Jersey durante cuatro días.Inicialmente se adujo que la medida se había tomado para realizar un estudio sobre el tráfico.Pero después surgieron acusaciones acerca de que aliados de Christie en la Autoridad Portuaria (una entidad que gestiona, entre otras cosas, el transporte entre ambos estados) habían lanzado una operación de represalia política contra el alcalde de Fort Lee, el demócrata Mark Sokolich, porque no había apoyado la campaña de reelección del gobernador de cara a los pasados comicios de noviembre.En diciembre, dos próximos a Christie en la Autoridad de Puertos dimitieron por ese escándalo: Bill Baroni y el mencionado David Wildstein.Los mensajes divulgados hoy muestran un intercambio de comunicaciones entre Kelly y Wildstein sobre los cortes y sus efectos, incluso lamentan que Nueva York haya cedido algunos de sus carriles para aliviar a Fort Lee y sugieren que David Samson, nombrado por Christie para presidir la Autoridad Portuaria, está al tanto de la acción.El director de la campaña de reelección de Christie, Bill Stepien, y el portavoz del gobernador, Michael Drewniak, figuran entre varias personas que recibieron copias de esos mensajes, según el diario The Bergen Record (Nueva Jersey).

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios