Moody's mantiene la calificación de España pero con perspectiva negativa

La agencia de calificación Moody's mantuvo hoy la calificación de la deuda soberana de España (Baa3, aprobado bajo) al considerar que el Gobierno español pedirá un rescate, pero la puso en perspectiva negativa.Moody's explicó su decisión en que el riesgo de que la deuda española tenga problemas de acceso al mercado "se ha reducido" por la "disposición" del Banco Central Europeo (BCE) a comprar bonos del Gobierno español para "contener su volatilidad", según indicó en un comunicado.La agencia de calificación "cree que España solicitará probablemente una línea de crédito preventiva" al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE). Esto a su vez ayudará a que el BCE active su programa de compras en el mercado secundario."Creemos que esto ayudará a España a mantener el acceso a los mercados de deuda", resumió a Efe Kathrin Muehlbronner, analista de Moody's y vicepresidenta de su grupo de análisis de deuda.La analista señaló que la subasta del Tesoro español realizada esta mañana en Madrid, en la que se captaron 4.863 millones de euros en letras, por encima de lo previsto y al menor interés desde la pasada primavera, muestra que la asunción de que España pedirá un rescate ha tenido ya "impacto" en los mercados de deuda.La agencia de calificación destacó además el "compromiso" del Gobierno español con la aplicación de reformas fiscales y estructurales para corregir el déficit y estabilizar la deuda.También en el lado positivo, Moody's valoró el proceso de reestructuración bancaria y de mejora de la solvencia de las entidades afectadas, lo que debería "devolver la confianza del mercado en el sistema bancario español en su conjunto", señala la nota.La calificación Baa3 está un escalón por encima del suspenso o consideración de "bono basura", y Moody's explicó que pone a la deuda española en perspectiva negativa porque todavía quedan riesgos considerables, como la falta de progresos en el control del déficit.Los problemas en la zona euro si no hay avances en la aplicación de reformas o una hipotética salida de Grecia de la moneda única son otros de los riesgos que percibe Moody's, ya que tendrían consecuencias negativas para España.Muehlbronner destacó, en una entrevista telefónica, el "reto" que supondrá que el Gobierno central y los Ejecutivos regionales cumplan sus objetivos de reducción del déficit.Aunque "vemos progresos y ha habido un recorte significativo del gasto", la ejecución presupuestaria de los Gobiernos regionales "será un problema durante largo tiempo", vaticinó.La analista también señaló que la economía española está "muy débil", por lo que Moody's prevé que pueda haber problemas en cumplir los objetivos de déficit.Aún así, insistió en que "no hay alternativa a la consolidación fiscal", ya que "los déficit son muy grandes" y han sido agravados por los costes de la recapitalización bancaria.Moody's también mantuvo la calificación Baa3 para el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), también con perspectiva negativa.La decisión de Moody's sigue a la de otra agencia de calificación, Standard and Poor's (S&P), que la pasada semana rebajó la calificación española en dos escalones y la dejó un peldaño por encima del suspenso, e igualmente con perspectiva negativa.La otra gran agencia del sector, Fitch, rebajó en junio el rating de la deuda soberana de España desde A hasta BBB, lo que le dejaba a dos pasos de la categoría de bono basura.

La agencia de calificación Moody's mantuvo hoy la calificación de la deuda soberana de España (Baa3, aprobado bajo) al considerar que el Gobierno español pedirá un rescate, pero la puso en perspectiva negativa.Moody's explicó su decisión en que el riesgo de que la deuda española tenga problemas de acceso al mercado "se ha reducido" por la "disposición" del Banco Central Europeo (BCE) a comprar bonos del Gobierno español para "contener su volatilidad", según indicó en un comunicado.La agencia de calificación "cree que España solicitará probablemente una línea de crédito preventiva" al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE). Esto a su vez ayudará a que el BCE active su programa de compras en el mercado secundario."Creemos que esto ayudará a España a mantener el acceso a los mercados de deuda", resumió a Efe Kathrin Muehlbronner, analista de Moody's y vicepresidenta de su grupo de análisis de deuda.La analista señaló que la subasta del Tesoro español realizada esta mañana en Madrid, en la que se captaron 4.863 millones de euros en letras, por encima de lo previsto y al menor interés desde la pasada primavera, muestra que la asunción de que España pedirá un rescate ha tenido ya "impacto" en los mercados de deuda.La agencia de calificación destacó además el "compromiso" del Gobierno español con la aplicación de reformas fiscales y estructurales para corregir el déficit y estabilizar la deuda.También en el lado positivo, Moody's valoró el proceso de reestructuración bancaria y de mejora de la solvencia de las entidades afectadas, lo que debería "devolver la confianza del mercado en el sistema bancario español en su conjunto", señala la nota.La calificación Baa3 está un escalón por encima del suspenso o consideración de "bono basura", y Moody's explicó que pone a la deuda española en perspectiva negativa porque todavía quedan riesgos considerables, como la falta de progresos en el control del déficit.Los problemas en la zona euro si no hay avances en la aplicación de reformas o una hipotética salida de Grecia de la moneda única son otros de los riesgos que percibe Moody's, ya que tendrían consecuencias negativas para España.Muehlbronner destacó, en una entrevista telefónica, el "reto" que supondrá que el Gobierno central y los Ejecutivos regionales cumplan sus objetivos de reducción del déficit.Aunque "vemos progresos y ha habido un recorte significativo del gasto", la ejecución presupuestaria de los Gobiernos regionales "será un problema durante largo tiempo", vaticinó.La analista también señaló que la economía española está "muy débil", por lo que Moody's prevé que pueda haber problemas en cumplir los objetivos de déficit.Aún así, insistió en que "no hay alternativa a la consolidación fiscal", ya que "los déficit son muy grandes" y han sido agravados por los costes de la recapitalización bancaria.Moody's también mantuvo la calificación Baa3 para el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), también con perspectiva negativa.La decisión de Moody's sigue a la de otra agencia de calificación, Standard and Poor's (S&P), que la pasada semana rebajó la calificación española en dos escalones y la dejó un peldaño por encima del suspenso, e igualmente con perspectiva negativa.La otra gran agencia del sector, Fitch, rebajó en junio el rating de la deuda soberana de España desde A hasta BBB, lo que le dejaba a dos pasos de la categoría de bono basura.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios