La ONU está alarmada por el uso de "ambulancias bomba" en el conflicto sirio

La ONU mostró hoy su alarma por los últimos informes que apuntan al uso de vehículos médicos en los enfrentamientos armados entre las fuerzas leales al régimen de Bachar al Asad y los rebeldes en Siria."Las instalaciones médicas, sus equipamientos y su personal no pueden ser convertidos en objetivos ni empleados con fines militares", afirmó la oficina del portavoz del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en un comunicado de prensa.El grupo islamista Frente al Nusra reivindicó hoy un atentado contra una sede de inteligencia de la Fuerza Aérea en la localidad de Harasta, a las afueras de Damasco, en el que hicieron explotar el lunes por la noche una "ambulancia bomba" cargada con explosivos."Todas las partes involucradas en el conflicto deben respetar las leyes humanitarias internacionales y garantizar que la población civil no se convierta en objetivo de los enfrentamientos", añadió el portavoz de la ONU, Martin Nesirky.Por último, tras recordar que el único objetivo de los trabajos humanitarios es "salvar vidas y proteger a los más vulnerables", reiteró que deben realizar sus tareas "desde la más estricta imparcialidad y neutralidad".El grupo islamista dijo en un comunicado colgado en Facebook que un suicida que conducía un coche cargado con nueve toneladas de explosivos lo detonó contra ese edificio gubernamental en Harasta y minutos después otro suicida explotó una "ambulancia bomba".El director del opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman, aseguró por teléfono a Efe que decenas de personas resultaron muertas o heridas en ese atentado, aunque todavía no tienen una cifra precisa.Precisamente hoy el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el presidente de Francia, François Hollande, pidieron en París una "solución política" al conflicto en Siria, que amenaza con desestabilizar a Líbano y Jordania."Le he hecho comprender al Gobierno sirio que debe declarar un alto el fuego unilateral inmediatamente", señaló Ban en una conferencia de prensa en la que destacó que la situación en ese país es "insoportable".El conflicto que se vive en Siria desde marzo de 2011 ha causado ya unos 25.000 muertos, mientras que 2,5 millones de personas necesitan ayuda humanitaria y más de 250.000 se han refugiado en los países vecinos, según Naciones Unidas.

La ONU mostró hoy su alarma por los últimos informes que apuntan al uso de vehículos médicos en los enfrentamientos armados entre las fuerzas leales al régimen de Bachar al Asad y los rebeldes en Siria."Las instalaciones médicas, sus equipamientos y su personal no pueden ser convertidos en objetivos ni empleados con fines militares", afirmó la oficina del portavoz del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en un comunicado de prensa.El grupo islamista Frente al Nusra reivindicó hoy un atentado contra una sede de inteligencia de la Fuerza Aérea en la localidad de Harasta, a las afueras de Damasco, en el que hicieron explotar el lunes por la noche una "ambulancia bomba" cargada con explosivos."Todas las partes involucradas en el conflicto deben respetar las leyes humanitarias internacionales y garantizar que la población civil no se convierta en objetivo de los enfrentamientos", añadió el portavoz de la ONU, Martin Nesirky.Por último, tras recordar que el único objetivo de los trabajos humanitarios es "salvar vidas y proteger a los más vulnerables", reiteró que deben realizar sus tareas "desde la más estricta imparcialidad y neutralidad".El grupo islamista dijo en un comunicado colgado en Facebook que un suicida que conducía un coche cargado con nueve toneladas de explosivos lo detonó contra ese edificio gubernamental en Harasta y minutos después otro suicida explotó una "ambulancia bomba".El director del opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman, aseguró por teléfono a Efe que decenas de personas resultaron muertas o heridas en ese atentado, aunque todavía no tienen una cifra precisa.Precisamente hoy el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el presidente de Francia, François Hollande, pidieron en París una "solución política" al conflicto en Siria, que amenaza con desestabilizar a Líbano y Jordania."Le he hecho comprender al Gobierno sirio que debe declarar un alto el fuego unilateral inmediatamente", señaló Ban en una conferencia de prensa en la que destacó que la situación en ese país es "insoportable".El conflicto que se vive en Siria desde marzo de 2011 ha causado ya unos 25.000 muertos, mientras que 2,5 millones de personas necesitan ayuda humanitaria y más de 250.000 se han refugiado en los países vecinos, según Naciones Unidas.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios