Obama y Romney llegan a la Universidad de Denver para su primer debate

El presidente de Estados Unidos y candidato demócrata a la reelección, Barack Obama, se enfrenta esta noche a su rival republicano, Mitt Romney, en el primero de los tres debates, cara a cara, que influirán decisivamente en la suerte de las elecciones del 6 de noviembre.Los equipos de campaña de ambos continuaron hoy su guerra de mensajes destinados a ganar el voto de los indecisos, horas antes del primer debate presidencial que tendrá lugar en la Universidad de Denver (Colorado) a partir de las 19.00 hora local (01.00 GMT del jueves).Obama y Romney no han realizado actos públicos y continúan preparándose a puerta cerrada para su primer a cara de 90 minutos esta noche, en un debate con un costo de 1,7 millones de dólares y centrado en asuntos de política interna, muy especialmente sobre la evolución de la economía.Romney llegó la noche del lunes, y se prevé que Obama llegue a partir de las dos de la tarde hora local (20.00 GMT) desde Henderson (Nevada).La campaña de Romney divulgó una "guía para el debate" en la que destaca las "cinco mentiras favoritas y exageraciones" de Obama, en torno a la trayectoria empresarial y el plan tributario del republicano.La de Obama replicó con su propia lista que resume "las muchas promesas y contradicciones que probablemente escuchará usted de Romney", además de que lanzó un nuevo vídeo en el que lo acusa "apegarse a los mismos planes vacíos que ya nos ha demostrado".Esta mañana, durante un foro auspiciado por el diario Político, asesores de alto rango de Obama y Romney continuaron sus ataques mutuos sobre la postura de los candidatos en torno a asuntos como la recuperación económica, los recortes tributarios, la inmigración y la reforma sanitaria de 2010, que dominarán el debate nocturno.El asesor de alto rango de la campaña de Obama y exsecretario de prensa de la Casa Blanca, Robert Gibbs, señaló que Obama se centrará en cinco puntos fundamentales para espolear la economía.Estos son la duplicación de las exportaciones; la reactivación del sector manufacturero; el fin de recortes tributarios a quienes "exportan" empleos fuera del país; la contratación de miles de maestros de ciencias y matemáticas, y la reducción de la dependencia de EE.UU. respecto al petróleo extranjero para 2020.Gibbs indicó que esta contienda siempre ha sido y seguirá siendo "muy reñida", y se definirá en los nueves estados "bisagra" de Nevada, Colorado, Iowa, Wisconsin, Ohio, Nuevo Hampshire, Florida, Virginia y Carolina del Norte.Por otra parte, aseguró que los demócratas no buscan "culpables" por la precaria situación económica que heredó Obama pero, insistió, Romney no ha ofrecido detalles sobre cómo financiará los recortes tributarios que promueve.El abogado de la campaña de Romney, Ben Ginsberg, dijo en un panel aparte que los tres debates ofrecerán "un contraste de visiones, sin filtro" entre el plan de Romney y las, según él, fallidas políticas económicas de Obama en los últimos cuatro años.Presionado sobre el plan económico, Ginsberg insistió en que no quería "adelantarse" a Romney y que éste presentará esos detalles "en las próximas semanas".Preguntado por Efe sobre las cambiantes posturas de Romney en el campo migratorio y si eso le hará perder el voto hispano, Ginsberg enfatizó: "los votantes hispanos son como los demás votantes, quieren saber quién proveerá más empleos para la clase media"."Los trabajos son el hilo conductor en esta contienda" y Romney es quien tiene la clave para que EE.UU. avance en el rumbo correcto, argumentó Ginsberg.Ese fue el mismo mensaje del senador republicano por Florida, Marco Rubio, quien participó en un mitin en Denver ante unas 200 personas.En declaraciones a Efe, Rubio aseguró que un Gobierno que aplica demasiadas intervenciones en la economía, que aumenta los impuestos y las regulaciones "no es un Gobierno que ayuda al pobre ni a la clase media".

El presidente de Estados Unidos y candidato demócrata a la reelección, Barack Obama, se enfrenta esta noche a su rival republicano, Mitt Romney, en el primero de los tres debates, cara a cara, que influirán decisivamente en la suerte de las elecciones del 6 de noviembre.Los equipos de campaña de ambos continuaron hoy su guerra de mensajes destinados a ganar el voto de los indecisos, horas antes del primer debate presidencial que tendrá lugar en la Universidad de Denver (Colorado) a partir de las 19.00 hora local (01.00 GMT del jueves).Obama y Romney no han realizado actos públicos y continúan preparándose a puerta cerrada para su primer a cara de 90 minutos esta noche, en un debate con un costo de 1,7 millones de dólares y centrado en asuntos de política interna, muy especialmente sobre la evolución de la economía.Romney llegó la noche del lunes, y se prevé que Obama llegue a partir de las dos de la tarde hora local (20.00 GMT) desde Henderson (Nevada).La campaña de Romney divulgó una "guía para el debate" en la que destaca las "cinco mentiras favoritas y exageraciones" de Obama, en torno a la trayectoria empresarial y el plan tributario del republicano.La de Obama replicó con su propia lista que resume "las muchas promesas y contradicciones que probablemente escuchará usted de Romney", además de que lanzó un nuevo vídeo en el que lo acusa "apegarse a los mismos planes vacíos que ya nos ha demostrado".Esta mañana, durante un foro auspiciado por el diario Político, asesores de alto rango de Obama y Romney continuaron sus ataques mutuos sobre la postura de los candidatos en torno a asuntos como la recuperación económica, los recortes tributarios, la inmigración y la reforma sanitaria de 2010, que dominarán el debate nocturno.El asesor de alto rango de la campaña de Obama y exsecretario de prensa de la Casa Blanca, Robert Gibbs, señaló que Obama se centrará en cinco puntos fundamentales para espolear la economía.Estos son la duplicación de las exportaciones; la reactivación del sector manufacturero; el fin de recortes tributarios a quienes "exportan" empleos fuera del país; la contratación de miles de maestros de ciencias y matemáticas, y la reducción de la dependencia de EE.UU. respecto al petróleo extranjero para 2020.Gibbs indicó que esta contienda siempre ha sido y seguirá siendo "muy reñida", y se definirá en los nueves estados "bisagra" de Nevada, Colorado, Iowa, Wisconsin, Ohio, Nuevo Hampshire, Florida, Virginia y Carolina del Norte.Por otra parte, aseguró que los demócratas no buscan "culpables" por la precaria situación económica que heredó Obama pero, insistió, Romney no ha ofrecido detalles sobre cómo financiará los recortes tributarios que promueve.El abogado de la campaña de Romney, Ben Ginsberg, dijo en un panel aparte que los tres debates ofrecerán "un contraste de visiones, sin filtro" entre el plan de Romney y las, según él, fallidas políticas económicas de Obama en los últimos cuatro años.Presionado sobre el plan económico, Ginsberg insistió en que no quería "adelantarse" a Romney y que éste presentará esos detalles "en las próximas semanas".Preguntado por Efe sobre las cambiantes posturas de Romney en el campo migratorio y si eso le hará perder el voto hispano, Ginsberg enfatizó: "los votantes hispanos son como los demás votantes, quieren saber quién proveerá más empleos para la clase media"."Los trabajos son el hilo conductor en esta contienda" y Romney es quien tiene la clave para que EE.UU. avance en el rumbo correcto, argumentó Ginsberg.Ese fue el mismo mensaje del senador republicano por Florida, Marco Rubio, quien participó en un mitin en Denver ante unas 200 personas.En declaraciones a Efe, Rubio aseguró que un Gobierno que aplica demasiadas intervenciones en la economía, que aumenta los impuestos y las regulaciones "no es un Gobierno que ayuda al pobre ni a la clase media".

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios