Obama comunicará su decisión sobre los programas de vigilancia el próximo día 17

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama (d), conversa con cinco jóvenes en el restaurante The Coupe en Washington DC, EE.UU., el 10 de enero de 2014. EFE El presidente de Estados Unidos, Barack Obama (d), conversa con cinco jóvenes en el restaurante The Coupe en Washington DC, EE.UU., el 10 de enero de 2014. EFE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama (d), conversa con cinco jóvenes en el restaurante The Coupe en Washington DC, EE.UU., el 10 de enero de 2014. EFE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, comunicará el próximo 17 de enero las decisiones que ha tomado tras la revisión de los programas de vigilancia cuyo alcance reveló el exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) Edward Snowden.El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, confirmó hoy la fecha en la que el presidente hará público si modifica o no, y de qué manera, los actuales programas de vigilancia mediante los que Estados Unidos recopila datos de millones de usuarios.Obama ha mantenido reuniones con altos cargos de la comunidad de inteligencia, legisladores y abogados desde que volvió de sus vacaciones navideñas y ha analizado también un informe elaborado por un comité independiente, que le fue entregado a finales de año.Entre las más de 40 recomendaciones recogidas en ese informe, el panel propuso trasladar una base de datos de seguimiento de llamadas que ahora está en manos de la NSA a las compañías telefónicas o a una tercera compañía independiente del sector privado."Hemos dejado claro cuando se lanzó el informe que el presidente considera todas las recomendaciones dignas de consideración seria", dijo Carney a los periodistas."El objetivo que el presidente ha establecido aquí es tomar las medidas que creen más transparencia, introducir reformas que mejoren el sistema de una manera que le den al pueblo estadounidense más confianza", agregó el portavoz.Carney explicó que Obama hará declaraciones al respecto, pero no dio más detalles.Las revelaciones de Snowden se dieron a conocer en junio del año pasado, cuando proporcionó a varios medios de comunicación los detalles sobre los programas de vigilancia de la NSA mediante los que se recopilan millones de datos de los usuarios, telefónicos y de otro tipo.El escándalo se hizo aún mayor cuando se dio a conocer que varios mandatarios extranjeros podrían haber sido víctimas también del espionaje.El Gobierno estadounidense ha argumentado que los programas responden a una estrategia de seguridad nacional que además ha contribuido a conjurar la amenaza terrorista contra el país.Snowden, que también había trabajado para la CIA y ha sido encausado por la Justicia estadounidense, recibió asilo temporal en Rusia tras llegar a Moscú desde Hong Kong, donde empezó a difundir los datos.Un informe clasificado del Departamento de Defensa, del que informaron este jueves dos congresistas que tuvieron acceso al mismo, concluyó que Snowden descargó y se apropió de 1,7 millones de archivos de los servicios de inteligencia del país, el mayor robo individual de documentos secretos de la historia de EE.UU.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, comunicará el próximo 17 de enero las decisiones que ha tomado tras la revisión de los programas de vigilancia cuyo alcance reveló el exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) Edward Snowden.El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, confirmó hoy la fecha en la que el presidente hará público si modifica o no, y de qué manera, los actuales programas de vigilancia mediante los que Estados Unidos recopila datos de millones de usuarios.Obama ha mantenido reuniones con altos cargos de la comunidad de inteligencia, legisladores y abogados desde que volvió de sus vacaciones navideñas y ha analizado también un informe elaborado por un comité independiente, que le fue entregado a finales de año.Entre las más de 40 recomendaciones recogidas en ese informe, el panel propuso trasladar una base de datos de seguimiento de llamadas que ahora está en manos de la NSA a las compañías telefónicas o a una tercera compañía independiente del sector privado."Hemos dejado claro cuando se lanzó el informe que el presidente considera todas las recomendaciones dignas de consideración seria", dijo Carney a los periodistas."El objetivo que el presidente ha establecido aquí es tomar las medidas que creen más transparencia, introducir reformas que mejoren el sistema de una manera que le den al pueblo estadounidense más confianza", agregó el portavoz.Carney explicó que Obama hará declaraciones al respecto, pero no dio más detalles.Las revelaciones de Snowden se dieron a conocer en junio del año pasado, cuando proporcionó a varios medios de comunicación los detalles sobre los programas de vigilancia de la NSA mediante los que se recopilan millones de datos de los usuarios, telefónicos y de otro tipo.El escándalo se hizo aún mayor cuando se dio a conocer que varios mandatarios extranjeros podrían haber sido víctimas también del espionaje.El Gobierno estadounidense ha argumentado que los programas responden a una estrategia de seguridad nacional que además ha contribuido a conjurar la amenaza terrorista contra el país.Snowden, que también había trabajado para la CIA y ha sido encausado por la Justicia estadounidense, recibió asilo temporal en Rusia tras llegar a Moscú desde Hong Kong, donde empezó a difundir los datos.Un informe clasificado del Departamento de Defensa, del que informaron este jueves dos congresistas que tuvieron acceso al mismo, concluyó que Snowden descargó y se apropió de 1,7 millones de archivos de los servicios de inteligencia del país, el mayor robo individual de documentos secretos de la historia de EE.UU.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios