Obama elogia el "gran liderazgo" de Rajoy aunque cita desafíos como el paro

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy (i), y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante la reunión que ambos han mantenido hoy en la Casa Blanca, en Washington. EFE El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy (i), y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante la reunión que ambos han mantenido hoy en la Casa Blanca, en Washington. EFE

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy (i), y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante la reunión que ambos han mantenido hoy en la Casa Blanca, en Washington. EFE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, elogió hoy el "gran liderazgo" del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que, a su juicio, ha permitido el equilibrio económico en España, aunque ha llamado a seguir luchando contra desafíos como el elevado índice de paro.El respaldo a las reformas en España lo expresó Obama sentado junto a Rajoy en el Despacho Oval de la Casa Blanca en la que ha sido la primera entrevista entre ambos en Washington.Durante algo más de una hora, ambos hablaron sobre diversos asuntos, aunque la economía ha sido el hilo conductor de esta cita, en la que Obama reconoció que España ha tenido que tomar medidas que no son populares pero sí necesarias para atajar los desequilibrios.Unas medidas que Rajoy le aseguró que entiende la gran mayoría de españoles porque está convencido de que saben que repercute en el interés general.El dato conocido hoy de que en el cuarto trimestre de 2013 España creció un 0,3 por ciento sirvió a Rajoy como ejemplo de los frutos de sus políticas y para invitar a los inversores estadounidenses a una mayor presencia en España.Ya no se habla de rescate, el euro no está en duda, la prima de riesgo se encuentra en niveles que parecían muy difíciles hace unos meses.Son argumentos de Rajoy para asegurar que España está en recuperación, aunque retomando la advertencia de Obama de que restan desafíos como el paro señaló que esa es la principal lacra de España en la actualidad y no va a cejar en luchar contra ella.Obama le reconoció que llegó al poder en un momento sumamente difícil para la economía europea y española, le felicitó por los grandes avances que se van constatando y consideró que un acuerdo de libre comercio como el que negocian la UE y Estados Unidos (con el que se ha comprometido totalmente Rajoy) podría ayudar al crecimiento.El presidente estadounidense reconoció los pasos positivos que ha ido dando también Europa, pero, sin citar a ningún socio de la UE en concreto, lanzó un reproche a los países europeos con superávit que podrían hacer más para incrementar la demanda y ayudar a toda la región.De economía habló también Rajoy en la entrevista que mantuvo después de verse con Obama con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, quien elogió las reformas en España y, en especial, la laboral y la de las pensiones.Cataluña no ha sido objeto de comentario entre Rajoy y Obama, aunque ante la pregunta de los periodistas de si los intentos secesionistas en algunos países de Europa podrían afectar a la recuperación económica, el presidente estadounidense no ha hecho comentario alguno y Rajoy reiteró su discurso de que la independencia catalana no se va a convertir en realidad.Sí constataron los dos dirigentes una excelente colaboración en materia de seguridad y defensa ("Nunca ha sido más fuerte", dijo Obama y asintió Rajoy), y repasaron la situación en Siria, Libia y Latinoamérica, donde creen que se consolida la democracia y el libre comercio y España y Estados Unidos pueden incrementar su colaboración mutua.Además, Obama alabó la alianza "excepcional" existente ante asuntos como el programa nuclear iraní.No consideró necesario el presidente del Gobierno pedir explicaciones a Obama sobre el supuesto espionaje en España de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) porque, según dijo, las recibidas hasta ahora son "satisfactorias".Rajoy invitó a Obama a visitar España, y aunque el presidente estadounidense señaló que le encantaría, afirmó que su agenda le impide hacerlo por ahora.Lo que sí pidió a Rajoy es consejo para que la selección de fútbol de su país pueda ganar el Mundial de fútbol de Brasil de este año en Brasil.El jefe del Gobierno de Madrid, en el mismo tono de broma que su anfitrión, le respondió que le dará los que necesite para que la estadounidense sea segunda, detrás de la española.La entrevista con Obama estuvo precedida de un acto en el cementerio de Arlington en el que el presidente del Gobierno español rindió homenaje a los soldados estadounidenses muertos en diversas guerras.Su primera jornada en Washington la cerró Rajoy imponiendo en un acto en la residencia del embajador español en Estados Unidos la Gran Cruz de Isabel la Católica al senador demócrata de origen hispano Bob Menéndez, presidente de la Comisión de Exteriores del Senado.Rajoy aprovechó su intervención para destacar el protagonismo de lo hispano en Estados Unidos.Mañana, martes, en su segunda y última jornada en Washington, Rajoy se reunirá con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, visitará el Capitolio y tendrá un acto central de carácter económico en la Cámara de Comercio estadounidense.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, elogió hoy el "gran liderazgo" del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que, a su juicio, ha permitido el equilibrio económico en España, aunque ha llamado a seguir luchando contra desafíos como el elevado índice de paro.El respaldo a las reformas en España lo expresó Obama sentado junto a Rajoy en el Despacho Oval de la Casa Blanca en la que ha sido la primera entrevista entre ambos en Washington.Durante algo más de una hora, ambos hablaron sobre diversos asuntos, aunque la economía ha sido el hilo conductor de esta cita, en la que Obama reconoció que España ha tenido que tomar medidas que no son populares pero sí necesarias para atajar los desequilibrios.Unas medidas que Rajoy le aseguró que entiende la gran mayoría de españoles porque está convencido de que saben que repercute en el interés general.El dato conocido hoy de que en el cuarto trimestre de 2013 España creció un 0,3 por ciento sirvió a Rajoy como ejemplo de los frutos de sus políticas y para invitar a los inversores estadounidenses a una mayor presencia en España.Ya no se habla de rescate, el euro no está en duda, la prima de riesgo se encuentra en niveles que parecían muy difíciles hace unos meses.Son argumentos de Rajoy para asegurar que España está en recuperación, aunque retomando la advertencia de Obama de que restan desafíos como el paro señaló que esa es la principal lacra de España en la actualidad y no va a cejar en luchar contra ella.Obama le reconoció que llegó al poder en un momento sumamente difícil para la economía europea y española, le felicitó por los grandes avances que se van constatando y consideró que un acuerdo de libre comercio como el que negocian la UE y Estados Unidos (con el que se ha comprometido totalmente Rajoy) podría ayudar al crecimiento.El presidente estadounidense reconoció los pasos positivos que ha ido dando también Europa, pero, sin citar a ningún socio de la UE en concreto, lanzó un reproche a los países europeos con superávit que podrían hacer más para incrementar la demanda y ayudar a toda la región.De economía habló también Rajoy en la entrevista que mantuvo después de verse con Obama con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, quien elogió las reformas en España y, en especial, la laboral y la de las pensiones.Cataluña no ha sido objeto de comentario entre Rajoy y Obama, aunque ante la pregunta de los periodistas de si los intentos secesionistas en algunos países de Europa podrían afectar a la recuperación económica, el presidente estadounidense no ha hecho comentario alguno y Rajoy reiteró su discurso de que la independencia catalana no se va a convertir en realidad.Sí constataron los dos dirigentes una excelente colaboración en materia de seguridad y defensa ("Nunca ha sido más fuerte", dijo Obama y asintió Rajoy), y repasaron la situación en Siria, Libia y Latinoamérica, donde creen que se consolida la democracia y el libre comercio y España y Estados Unidos pueden incrementar su colaboración mutua.Además, Obama alabó la alianza "excepcional" existente ante asuntos como el programa nuclear iraní.No consideró necesario el presidente del Gobierno pedir explicaciones a Obama sobre el supuesto espionaje en España de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) porque, según dijo, las recibidas hasta ahora son "satisfactorias".Rajoy invitó a Obama a visitar España, y aunque el presidente estadounidense señaló que le encantaría, afirmó que su agenda le impide hacerlo por ahora.Lo que sí pidió a Rajoy es consejo para que la selección de fútbol de su país pueda ganar el Mundial de fútbol de Brasil de este año en Brasil.El jefe del Gobierno de Madrid, en el mismo tono de broma que su anfitrión, le respondió que le dará los que necesite para que la estadounidense sea segunda, detrás de la española.La entrevista con Obama estuvo precedida de un acto en el cementerio de Arlington en el que el presidente del Gobierno español rindió homenaje a los soldados estadounidenses muertos en diversas guerras.Su primera jornada en Washington la cerró Rajoy imponiendo en un acto en la residencia del embajador español en Estados Unidos la Gran Cruz de Isabel la Católica al senador demócrata de origen hispano Bob Menéndez, presidente de la Comisión de Exteriores del Senado.Rajoy aprovechó su intervención para destacar el protagonismo de lo hispano en Estados Unidos.Mañana, martes, en su segunda y última jornada en Washington, Rajoy se reunirá con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, visitará el Capitolio y tendrá un acto central de carácter económico en la Cámara de Comercio estadounidense.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios