Obama veta un presupuesto de Defensa que evita el cierre de Guantánamo

El presidente de EE.UU., Barack Obama, firma el veto a la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA), que permite gastos para el Departamento de Defensa, hoy, jueves 22 de octubre de 2015, en la Oficina Oval de la Casa Blanca en Washington, DC, EE.UU. El presidente de EE.UU., Barack Obama, firma el veto a la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA), que permite gastos para el Departamento de Defensa, hoy, jueves 22 de octubre de 2015, en la Oficina Oval de la Casa Blanca en Washington, DC, EE.UU.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, firma el veto a la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA), que permite gastos para el Departamento de Defensa, hoy, jueves 22 de octubre de 2015, en la Oficina Oval de la Casa Blanca en Washington, DC, EE.UU.

El presidente, Barack Obama, vetó hoy con una pompa inusual un presupuesto de Defensa para 2016 que incluye un aumento de fondos fuera de las disposiciones de gasto habituales, y que bloquea el cierre de la prisión de Guantánamo.Obama eligió rodearse de cámaras y periodistas para firmar en su escritorio el veto que devuelve al Congreso la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA) por no cumplir con las demandas de la Casa Blanca y pese a superar con mayoría las votaciones de la Cámara de Representantes y el Senado."Mi mensaje es muy sencillo. Tenemos que hacer esto bien", aseguró Obama en la mediática ceremonia, con la que suscribe su tercer veto del año y el quinto de su presidencia.La Casa Blanca se opone a este presupuesto porque incluye un aumento del gasto para Defensa mientras prosiguen los recortes en otras áreas.Esos recortes se adoptaron como una solución temporal en 2013 por la incapacidad de demócratas y republicanos para ponerse de acuerdo en un política fiscal a largo plazo.El presupuesto -que obtuvo a favor 270 de los 435 votos de la Cámara, y 70 de los 100 del Senado- recurre a fondos reservados para conflictos en el extranjero a fin de aumentar el gasto en defensa a los 612.000 millones de dólares.Además, bloquea el cierre de la prisión de la Base Naval de Guantánamo, que la Casa Blanca quiere vaciar de reclusos acelerando las transferencias autorizadas y explorando el traslado de otros reos a territorio estadounidense.Otros puntos se oponen a los planes del Pentágono para cerrar bases militares alrededor del mundo, así como a los polémicos proyectos de Defensa para explorar el uso de combustibles alternativos."El presidente considera que los hombres y mujeres que sirven en las Fuerza Armadas se merecen un presupuesto responsable y adecuado, no una solución a medias que no es sostenible", indicó hoy en rueda de prensa el viceportavoz de la Casa Blanca, Eric Schultz.Por su parte, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, dijo que es hora de que Obama "ponga a nuestras tropas primero y deje de dedicarse a juegos políticos".Ahora, el Congreso puede someter la ley de nuevo a votación para intentar obtener una mayoría de dos tercios que invalide el poder Ejecutivo del presidente, algo que la Casa Blanca cree que no sucederá.Los republicanos, que controlan ambas cámaras del Congreso, justificaban su presupuesto de Defensa con el argumento de que la urgencia por mantener los fondos para el Pentágono no podía someterse a la necesidad de un acuerdo presupuestario integral, algo que lleva años sin producirse.Este es el quinto veto de la presidencia de Obama, quien ha recurrido a esta prerrogativa en menos ocasiones que sus predecesores, pese a lidiar con un Congreso dividido desde 2010 y perder el control de ambas cámaras del Legislativo en 2014.Desde que en 1961 EEUU comenzó a aprobar las prioridades de gasto en Defensa de manera anual, la mayoría de presidentes han vetado en alguna ocasión esa ley.Las razones de esos vetos han variado desde políticas de gasto en desarrollo de misiles a hasta la estrategia en la guerra de Irak, durante la presidencia anterior, la de George W. Bush.

El presidente, Barack Obama, vetó hoy con una pompa inusual un presupuesto de Defensa para 2016 que incluye un aumento de fondos fuera de las disposiciones de gasto habituales, y que bloquea el cierre de la prisión de Guantánamo.Obama eligió rodearse de cámaras y periodistas para firmar en su escritorio el veto que devuelve al Congreso la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA) por no cumplir con las demandas de la Casa Blanca y pese a superar con mayoría las votaciones de la Cámara de Representantes y el Senado."Mi mensaje es muy sencillo. Tenemos que hacer esto bien", aseguró Obama en la mediática ceremonia, con la que suscribe su tercer veto del año y el quinto de su presidencia.La Casa Blanca se opone a este presupuesto porque incluye un aumento del gasto para Defensa mientras prosiguen los recortes en otras áreas.Esos recortes se adoptaron como una solución temporal en 2013 por la incapacidad de demócratas y republicanos para ponerse de acuerdo en un política fiscal a largo plazo.El presupuesto -que obtuvo a favor 270 de los 435 votos de la Cámara, y 70 de los 100 del Senado- recurre a fondos reservados para conflictos en el extranjero a fin de aumentar el gasto en defensa a los 612.000 millones de dólares.Además, bloquea el cierre de la prisión de la Base Naval de Guantánamo, que la Casa Blanca quiere vaciar de reclusos acelerando las transferencias autorizadas y explorando el traslado de otros reos a territorio estadounidense.Otros puntos se oponen a los planes del Pentágono para cerrar bases militares alrededor del mundo, así como a los polémicos proyectos de Defensa para explorar el uso de combustibles alternativos."El presidente considera que los hombres y mujeres que sirven en las Fuerza Armadas se merecen un presupuesto responsable y adecuado, no una solución a medias que no es sostenible", indicó hoy en rueda de prensa el viceportavoz de la Casa Blanca, Eric Schultz.Por su parte, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, dijo que es hora de que Obama "ponga a nuestras tropas primero y deje de dedicarse a juegos políticos".Ahora, el Congreso puede someter la ley de nuevo a votación para intentar obtener una mayoría de dos tercios que invalide el poder Ejecutivo del presidente, algo que la Casa Blanca cree que no sucederá.Los republicanos, que controlan ambas cámaras del Congreso, justificaban su presupuesto de Defensa con el argumento de que la urgencia por mantener los fondos para el Pentágono no podía someterse a la necesidad de un acuerdo presupuestario integral, algo que lleva años sin producirse.Este es el quinto veto de la presidencia de Obama, quien ha recurrido a esta prerrogativa en menos ocasiones que sus predecesores, pese a lidiar con un Congreso dividido desde 2010 y perder el control de ambas cámaras del Legislativo en 2014.Desde que en 1961 EEUU comenzó a aprobar las prioridades de gasto en Defensa de manera anual, la mayoría de presidentes han vetado en alguna ocasión esa ley.Las razones de esos vetos han variado desde políticas de gasto en desarrollo de misiles a hasta la estrategia en la guerra de Irak, durante la presidencia anterior, la de George W. Bush.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios