Se abre en Ohio el voto por adelantado, que favoreció a Obama en 2008

Las urnas se abrieron hoy en Ohio para el voto por adelantado, que favoreció en los comicios de 2008 al ahora presidente de EE.UU., Barack Obama, aspirante a la reelección y que cuenta con una holgada ventaja sobre su rival republicano, Mitt Romney, en este decisivo estado.En 2008 casi un 30 % de los votos de Ohio se emitió por anticipado y entre los que ejercieron su derecho al sufragio antes de la jornada electoral la mayoría se decantó por Obama frente a su entonces rival republicano, John McCain.Los analistas calculan que para las elecciones del próximo 6 de noviembre el voto por anticipado en Ohio, disponible desde hoy en los 88 condados del estado, puede llegar a representar un 40 % del total.Según el secretario de Estado de Ohio, Jon Husted, más de 922.000 residentes han solicitado ya papeletas para votar por correo.Un estudio del Instituto de Política Aplicada de la Universidad de Akron (Ohio) que analiza las últimas convocatorias electorales muestra que la llamada votación "temprana" está creciendo en importancia en el estado y que ha tendido a favorecer a los candidatos demócratas.Mientras, los votos de la jornada electoral como tal suelen ir hacia candidatos republicanos, según esa investigación.Conscientes de la importancia de esos votos anticipados, los demócratas han enviado hoy a hacer campaña a Ohio nada menos que a la primera dama, Michelle Obama, mientras su esposo y Romney terminan de prepararse para el primer debate televisado entre ambos, que tendrá lugar este miércoles en la Universidad de Denver.Los 7,8 millones de votantes de Ohio tienen de límite hasta el próximo martes para registrarse para poder votar.Está en el aire todavía cuándo finalizará la votación por adelantado, ya que los legisladores estatales aprobaron en 2011 una ley que la elimina para los tres días anteriores al 6 de noviembre, excepto para los militares.Esa ley fue recurrida ante los tribunales y sigue bajo revisión después de que un juez federal dictaminara que es inconstitucional porque los militares están exentos de la restricción al voto.Ohio es tan decisivo porque es un reflejo del sentir político del país y desde 1960 ningún candidato presidencial ha ganado unas elecciones generales sin haberse impuesto también en ese estado.Ningún republicano ha sido elegido presidente sin haber ganado en Ohio y solo dos demócratas lo han conseguido desde 1900: Franklin D. Roosevelt en 1944 y John F. Kennedy en 1960.Según el censo de 2010, Ohio tiene más de 11,5 millones de habitantes, un 4 % del total de la población estadounidense, y los blancos son mayoría (83,6 %) frente a negros (12,4 %) e hispanos (3,2 %).Tras la grave crisis de 2008 la economía de Ohio se ha recuperado algo mejor que la de otros estados y su tasa de desempleo también está por debajo de la media nacional.Eso favorece a Obama, que cuenta en Ohio con una ventaja de 8 a 10 puntos sobre Romney, según los últimos sondeos, y volverá a hacer campaña en el estado este mismo viernes con una visita a la ciudad de Cleveland.Además de Ohio, otros 34 estados y el Distrito de Columbia permiten alguna forma de votación por adelantado en persona.De los nueve estados indecisos que inclinarán la balanza hacia Obama o hacia Romney todos permiten el voto anticipado por correo y solo en dos (Virginia y Nuevo Hampshire) no se puede votar en persona antes del 6 de noviembre.En 2004 alrededor del 20 % de los votantes emitió su voto antes del día de la elección. En 2008, cuando Obama ganó los comicios que lo han llevado a ser el primer presidente negro de la historia del país, ese porcentaje alcanzó el 30 %.Varias legislaturas estatales controladas por los republicanos han aprobado desde 2008 normas para restringir la votación por adelantado como el argumento de evitar el fraude electoral, mientras los demócratas denuncian que se trata de estrategias para coartar el derecho al sufragio.

Las urnas se abrieron hoy en Ohio para el voto por adelantado, que favoreció en los comicios de 2008 al ahora presidente de EE.UU., Barack Obama, aspirante a la reelección y que cuenta con una holgada ventaja sobre su rival republicano, Mitt Romney, en este decisivo estado.En 2008 casi un 30 % de los votos de Ohio se emitió por anticipado y entre los que ejercieron su derecho al sufragio antes de la jornada electoral la mayoría se decantó por Obama frente a su entonces rival republicano, John McCain.Los analistas calculan que para las elecciones del próximo 6 de noviembre el voto por anticipado en Ohio, disponible desde hoy en los 88 condados del estado, puede llegar a representar un 40 % del total.Según el secretario de Estado de Ohio, Jon Husted, más de 922.000 residentes han solicitado ya papeletas para votar por correo.Un estudio del Instituto de Política Aplicada de la Universidad de Akron (Ohio) que analiza las últimas convocatorias electorales muestra que la llamada votación "temprana" está creciendo en importancia en el estado y que ha tendido a favorecer a los candidatos demócratas.Mientras, los votos de la jornada electoral como tal suelen ir hacia candidatos republicanos, según esa investigación.Conscientes de la importancia de esos votos anticipados, los demócratas han enviado hoy a hacer campaña a Ohio nada menos que a la primera dama, Michelle Obama, mientras su esposo y Romney terminan de prepararse para el primer debate televisado entre ambos, que tendrá lugar este miércoles en la Universidad de Denver.Los 7,8 millones de votantes de Ohio tienen de límite hasta el próximo martes para registrarse para poder votar.Está en el aire todavía cuándo finalizará la votación por adelantado, ya que los legisladores estatales aprobaron en 2011 una ley que la elimina para los tres días anteriores al 6 de noviembre, excepto para los militares.Esa ley fue recurrida ante los tribunales y sigue bajo revisión después de que un juez federal dictaminara que es inconstitucional porque los militares están exentos de la restricción al voto.Ohio es tan decisivo porque es un reflejo del sentir político del país y desde 1960 ningún candidato presidencial ha ganado unas elecciones generales sin haberse impuesto también en ese estado.Ningún republicano ha sido elegido presidente sin haber ganado en Ohio y solo dos demócratas lo han conseguido desde 1900: Franklin D. Roosevelt en 1944 y John F. Kennedy en 1960.Según el censo de 2010, Ohio tiene más de 11,5 millones de habitantes, un 4 % del total de la población estadounidense, y los blancos son mayoría (83,6 %) frente a negros (12,4 %) e hispanos (3,2 %).Tras la grave crisis de 2008 la economía de Ohio se ha recuperado algo mejor que la de otros estados y su tasa de desempleo también está por debajo de la media nacional.Eso favorece a Obama, que cuenta en Ohio con una ventaja de 8 a 10 puntos sobre Romney, según los últimos sondeos, y volverá a hacer campaña en el estado este mismo viernes con una visita a la ciudad de Cleveland.Además de Ohio, otros 34 estados y el Distrito de Columbia permiten alguna forma de votación por adelantado en persona.De los nueve estados indecisos que inclinarán la balanza hacia Obama o hacia Romney todos permiten el voto anticipado por correo y solo en dos (Virginia y Nuevo Hampshire) no se puede votar en persona antes del 6 de noviembre.En 2004 alrededor del 20 % de los votantes emitió su voto antes del día de la elección. En 2008, cuando Obama ganó los comicios que lo han llevado a ser el primer presidente negro de la historia del país, ese porcentaje alcanzó el 30 %.Varias legislaturas estatales controladas por los republicanos han aprobado desde 2008 normas para restringir la votación por adelantado como el argumento de evitar el fraude electoral, mientras los demócratas denuncian que se trata de estrategias para coartar el derecho al sufragio.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios