Organización trabaja en la conservación del hábitat de la mariposa monarca

Una fundación de San Diego trabaja desde 2003 en la conservación del hábitat de la mariposa monarca en el estado mexicano de Michoacán a través de un programa que previene la deforestación, una de las principales causas que amenaza su supervivencia.La Fundación ECOLIFE del condado de San Diego, con la ayuda del programa "Amigos por el Mundo" de Disney que le ha otorgado 25.000 dólares, trabajará en preservar los bosques, mejorar la salud de habitantes de los pueblos del área y reducir la polución del aire de la Reserva de la Biósfera de la Mariposa en Michoacán.El director de ECOLIFE, William Toone, dijo a Efe que estos fondos buscan mejorar la calidad de vida de pobladores, principalmente mazahuas y purépechas, que viven en comunidades con pocas oportunidades económicas y educativas."El gobierno local ha hecho un gran trabajo en la reducción de tala ilegal, pero todavía se derriban miles de árboles para su uso como leña, lo que tiene efectos en las cuencas y mantos acuíferos y en el futuro de estos pobladores", señaló Toone.La fundación ha entrenado a habitantes de la zona para que utilicen estufas eficientes a fin de reducir las enfermedades respiratorias y quemaduras severas entre mujeres y niños."Estas estufas utilizan cerca de 70 por ciento menos combustible que el método tradicional de cocinar a aire abierto sobre piedras". dijo Toone.Cerca de 3.000 millones de personas en el mundo todavía cocinan al aire libre, lo que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud tiene efectos equivalentes para las mujeres y niños expuestos a ese humo a fumar cinco cajetillas de cigarros diarios, agregó."Estas estufas cuentan con una chimenea que expulsa el humo del hogar, protegen los bosques, cuestan 100 dólares por unidad y tenemos planeado a través de nuestra colaboración con el grupo local ecologista Cuatro Elementos repartir 200", indicó Toone.De acuerdo con la fundación, estos fondos también permitirán crear un invernadero en el área, además de emprender actividades educativas entre familias locales con la colaboración de universidades mexicanas.Desde 2003 la fundación ha plantado más de 80.000 oyameles en la reserva, donde se calcula que cada árbol plantado da albergue a cerca de 25.000 mariposas, y en forma conjunta reducen en cerca de 1.000 toneladas la cantidad de carbono que se emite al ambiente."Los árboles son plantados a las afueras de la reserva. Nuestra prioridad es proteger a los árboles maduros. Cuando crezcan los entre 20.000 y 30.000 que tenemos planeado plantar, las comunidades locales los pueden utilizar como les convenga. En cinco años pueden usarlos para combustible, en 10 para construir estructuras ligeras, y en 15 para vender madera comercialmente", dijo Toon.Los fondos fueron posibles gracias a la organización infantil "Amigos por el Mundo" de Disney, a través de la cual niños de todo el mundo votaron en 2010 por proyectos relacionados con la conservación del medio ambiente.A través de este programa, Disney dona cerca de un millón de dólares anuales para proyectos educativos en el mundo y para este caso en particular los niños consideraron valioso proteger a los millones de mariposas monarca que vuelan desde Canadá y el noreste de EE.UU a fin de alcanzar los altos del México central y occidental, donde se protegen durante el invierno."Este migración anual es verdaderamente uno de los grandes misterios de la naturaleza. Las mariposas viajan cerca de 2.000 millas resistiendo fuertes lluvias, frío extremo y múltiples peligros a fin de alcanzar un destino que nunca han visto antes", destacó Toon.La vida de las mariposas monarca es importante también para EE.UU ya que son agentes polinizadores que tienen efectos benéficos en la economía agrícola de las rutas que transitan.

Una fundación de San Diego trabaja desde 2003 en la conservación del hábitat de la mariposa monarca en el estado mexicano de Michoacán a través de un programa que previene la deforestación, una de las principales causas que amenaza su supervivencia.La Fundación ECOLIFE del condado de San Diego, con la ayuda del programa "Amigos por el Mundo" de Disney que le ha otorgado 25.000 dólares, trabajará en preservar los bosques, mejorar la salud de habitantes de los pueblos del área y reducir la polución del aire de la Reserva de la Biósfera de la Mariposa en Michoacán.El director de ECOLIFE, William Toone, dijo a Efe que estos fondos buscan mejorar la calidad de vida de pobladores, principalmente mazahuas y purépechas, que viven en comunidades con pocas oportunidades económicas y educativas."El gobierno local ha hecho un gran trabajo en la reducción de tala ilegal, pero todavía se derriban miles de árboles para su uso como leña, lo que tiene efectos en las cuencas y mantos acuíferos y en el futuro de estos pobladores", señaló Toone.La fundación ha entrenado a habitantes de la zona para que utilicen estufas eficientes a fin de reducir las enfermedades respiratorias y quemaduras severas entre mujeres y niños."Estas estufas utilizan cerca de 70 por ciento menos combustible que el método tradicional de cocinar a aire abierto sobre piedras". dijo Toone.Cerca de 3.000 millones de personas en el mundo todavía cocinan al aire libre, lo que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud tiene efectos equivalentes para las mujeres y niños expuestos a ese humo a fumar cinco cajetillas de cigarros diarios, agregó."Estas estufas cuentan con una chimenea que expulsa el humo del hogar, protegen los bosques, cuestan 100 dólares por unidad y tenemos planeado a través de nuestra colaboración con el grupo local ecologista Cuatro Elementos repartir 200", indicó Toone.De acuerdo con la fundación, estos fondos también permitirán crear un invernadero en el área, además de emprender actividades educativas entre familias locales con la colaboración de universidades mexicanas.Desde 2003 la fundación ha plantado más de 80.000 oyameles en la reserva, donde se calcula que cada árbol plantado da albergue a cerca de 25.000 mariposas, y en forma conjunta reducen en cerca de 1.000 toneladas la cantidad de carbono que se emite al ambiente."Los árboles son plantados a las afueras de la reserva. Nuestra prioridad es proteger a los árboles maduros. Cuando crezcan los entre 20.000 y 30.000 que tenemos planeado plantar, las comunidades locales los pueden utilizar como les convenga. En cinco años pueden usarlos para combustible, en 10 para construir estructuras ligeras, y en 15 para vender madera comercialmente", dijo Toon.Los fondos fueron posibles gracias a la organización infantil "Amigos por el Mundo" de Disney, a través de la cual niños de todo el mundo votaron en 2010 por proyectos relacionados con la conservación del medio ambiente.A través de este programa, Disney dona cerca de un millón de dólares anuales para proyectos educativos en el mundo y para este caso en particular los niños consideraron valioso proteger a los millones de mariposas monarca que vuelan desde Canadá y el noreste de EE.UU a fin de alcanzar los altos del México central y occidental, donde se protegen durante el invierno."Este migración anual es verdaderamente uno de los grandes misterios de la naturaleza. Las mariposas viajan cerca de 2.000 millas resistiendo fuertes lluvias, frío extremo y múltiples peligros a fin de alcanzar un destino que nunca han visto antes", destacó Toon.La vida de las mariposas monarca es importante también para EE.UU ya que son agentes polinizadores que tienen efectos benéficos en la economía agrícola de las rutas que transitan.

Más noticias

0 Comentarios