Romney da la vuelta a las encuestas y pone a prueba la estrategia de Obama

El candidato presidencial republicano, Mitt Romney, ha dado la vuelta a la mayoría de las encuestas electorales, que antes del debate de la semana pasada daban ventaja a Barack Obama, el mismo día en el que el presidente hizo campaña en el decisivo estado de Ohio.El primer debate electoral ha conseguido algo inusual: influenciar de manera decisiva en el cambio de rumbo de las encuestas, al privar a Obama de la ventaja que había obtenido hasta su pobre actuación, según los analistas, en el cara a cara del 3 de octubre, el primero de los tres programados.Un sondeo de la televisión CNN da hoy una ventaja a Romney de un punto frente al 47 por ciento de Obama, por debajo de los tres puntos que sacaba el presidente al republicano justo antes del debate del pasado miércoles, algo que también han corroborado otras encuestas que resucitan el empate técnico entre los candidatos.El presidente intentó hoy hacer frente a este panorama con un mensaje optimista en el estado de Ohio, clave en los comicios de noviembre, donde recordó que ahora el desempleo está por debajo del 8 por ciento, tal como revelaron la semana pasada los datos de septiembre, y que la industria y el sector inmobiliario se están recuperando."No sé cuántos estarán conmigo a la hora de votar, pero yo trabajaré por todos", aseguró Obama en un mitin de campaña en Columbus, en la capital de Ohio, donde reiteró que "se ha llegado muy lejos para volver atrás y regresar a las mismas políticas que nos llevaron a este lío"."La pieza central del plan económico de Romney es un nuevo recorte de impuesto de 5 billones de dólares para favorecer a los estadounidenses más ricos", aseguró Obama.El presidente pidió más "ánimo" y "cuatro años más" en un momento complicado y atacó las propuestas económicas de Romney, como su mención en el debate de recortar fondos a la televisión pública, PBS, y por "ponerse duro" con programas infantiles como "Sesame Street", pero no con el sector financiero de Wall Street."Eso no es liderazgo, eso es ser un agente de ventas", aseguró Obama, al tiempo que volvió a echar mano del comentario de Romney sobre esos recortes pese a que le encantaba, dijo, 'Big Bird'"."Elmo está ya huyendo hacia la frontera", bromeó el presidente, en referencia a este asunto que ha sido criticado por la campaña demócrata en un anuncio electoral divulgado hoy y que ha llevado a PBS a pedir que se ponga fin al uso electoral de la imagen de "Abelardo", personaje de Plaza Sésamo que los niños estadounidenses conocen como "Big Bird" y los españoles como "Caponata".Por su parte, Romney criticó hoy desde la localidad de Van Meter, estado de Iowa, a Obama por relegar los "verdaderos asuntos serios" que afronta el país y hablar en lugar de ello de personajes de Plaza Sésamo, que han pasado a formar parte del debate político."Yo me voy a dedicar a hablar de empleos y crecimiento", explicó Romney poco después en una entrevista con la CNN en la que dijo que es necesario dejar de tomar dinero prestado de China y permitir la libre competencia.En Ohio, Obama subrayó que en sus cuatro años en la Casa Blanca consiguieron aprobar la reforma sanitaria, acabar con la discriminación en el Ejército o resucitar a la industria del motor, en la que "se apoyan 1 de cada 8 empleos" del estado.Los números de Romney se han recuperado a nivel nacional, pero también en los estados que serán decisivos el 6 de noviembre, donde los indecisos parecen haber pasado a tomar más seriamente las propuestas de Romney tras un debate que se repetirá con un formato diferente el día 16 en el estado de Nueva York.Un sondeo de la CNN hoy recorta la amplia ventaja de la que disfrutaba Obama en Ohio a un modesto 51-47 por ciento entre los más posibles votantes en las elecciones de noviembre, pese a que mantiene el importante apoyo de las mujeres del estado en un 60 % a 38 %.

El candidato presidencial republicano, Mitt Romney, ha dado la vuelta a la mayoría de las encuestas electorales, que antes del debate de la semana pasada daban ventaja a Barack Obama, el mismo día en el que el presidente hizo campaña en el decisivo estado de Ohio.El primer debate electoral ha conseguido algo inusual: influenciar de manera decisiva en el cambio de rumbo de las encuestas, al privar a Obama de la ventaja que había obtenido hasta su pobre actuación, según los analistas, en el cara a cara del 3 de octubre, el primero de los tres programados.Un sondeo de la televisión CNN da hoy una ventaja a Romney de un punto frente al 47 por ciento de Obama, por debajo de los tres puntos que sacaba el presidente al republicano justo antes del debate del pasado miércoles, algo que también han corroborado otras encuestas que resucitan el empate técnico entre los candidatos.El presidente intentó hoy hacer frente a este panorama con un mensaje optimista en el estado de Ohio, clave en los comicios de noviembre, donde recordó que ahora el desempleo está por debajo del 8 por ciento, tal como revelaron la semana pasada los datos de septiembre, y que la industria y el sector inmobiliario se están recuperando."No sé cuántos estarán conmigo a la hora de votar, pero yo trabajaré por todos", aseguró Obama en un mitin de campaña en Columbus, en la capital de Ohio, donde reiteró que "se ha llegado muy lejos para volver atrás y regresar a las mismas políticas que nos llevaron a este lío"."La pieza central del plan económico de Romney es un nuevo recorte de impuesto de 5 billones de dólares para favorecer a los estadounidenses más ricos", aseguró Obama.El presidente pidió más "ánimo" y "cuatro años más" en un momento complicado y atacó las propuestas económicas de Romney, como su mención en el debate de recortar fondos a la televisión pública, PBS, y por "ponerse duro" con programas infantiles como "Sesame Street", pero no con el sector financiero de Wall Street."Eso no es liderazgo, eso es ser un agente de ventas", aseguró Obama, al tiempo que volvió a echar mano del comentario de Romney sobre esos recortes pese a que le encantaba, dijo, 'Big Bird'"."Elmo está ya huyendo hacia la frontera", bromeó el presidente, en referencia a este asunto que ha sido criticado por la campaña demócrata en un anuncio electoral divulgado hoy y que ha llevado a PBS a pedir que se ponga fin al uso electoral de la imagen de "Abelardo", personaje de Plaza Sésamo que los niños estadounidenses conocen como "Big Bird" y los españoles como "Caponata".Por su parte, Romney criticó hoy desde la localidad de Van Meter, estado de Iowa, a Obama por relegar los "verdaderos asuntos serios" que afronta el país y hablar en lugar de ello de personajes de Plaza Sésamo, que han pasado a formar parte del debate político."Yo me voy a dedicar a hablar de empleos y crecimiento", explicó Romney poco después en una entrevista con la CNN en la que dijo que es necesario dejar de tomar dinero prestado de China y permitir la libre competencia.En Ohio, Obama subrayó que en sus cuatro años en la Casa Blanca consiguieron aprobar la reforma sanitaria, acabar con la discriminación en el Ejército o resucitar a la industria del motor, en la que "se apoyan 1 de cada 8 empleos" del estado.Los números de Romney se han recuperado a nivel nacional, pero también en los estados que serán decisivos el 6 de noviembre, donde los indecisos parecen haber pasado a tomar más seriamente las propuestas de Romney tras un debate que se repetirá con un formato diferente el día 16 en el estado de Nueva York.Un sondeo de la CNN hoy recorta la amplia ventaja de la que disfrutaba Obama en Ohio a un modesto 51-47 por ciento entre los más posibles votantes en las elecciones de noviembre, pese a que mantiene el importante apoyo de las mujeres del estado en un 60 % a 38 %.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios