Seahawks y Patriots llegan como favoritos por la ventaja de campo

Drew Brees, de los Saints de Nueva Orleans. EFE/Archivo Drew Brees, de los Saints de Nueva Orleans. EFE/Archivo

Drew Brees, de los Saints de Nueva Orleans. EFE/Archivo

Una vez más se espera que la ventaja de campo decida a favor de los equipos en la serie divisional de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), y en este caso el papel de favorito les corresponde a los Seahawks de Seattle y a los Patriots de Nueva Inglaterra.Los Saints de Nueva Orleans pudieron al fin ganar un partido de la fase final fuera de su campo y lo hicieron ante los Eagles de Filadelfia, donde nunca habían conseguido la victoria, pero ahora de nuevo tendrán que seguir de visitantes y su rivales en esta ocasión tienen la mejor marca de la NFL.Nadie cuestiona que los Saints también contarán al frente de la ofensiva a un mariscal de garantía como Drew Brees, pero si quieren conseguir la victoria ante los Seahawks deberán hacer de nuevo una gran labor e imponerse a la séptima mejor defensiva por tierra de la NFL.Los Seahawks llegan con una semana de descanso, y estarán jugando en el estadio más ruidoso de la NFL, el CenturyLink Field, de Seattle, donde el mariscal de campo Russel Wilson ha perdido apenas un partido en toda su carrera.Wilson volverá a ser decisivo en lo que puedan hacer los Seahawks y además seguir con la proyección del mariscal de elite de cara a la próxima década.Junto a la gran inteligencia, aptitudes y cualidades atléticas que posee Wilson, los Seahawks también tendrán en el receptor abierto Percy Harvin una gran arma ofensiva, lo mismo que la potencia y calidad que posee el corredor Marshawn Lynch cuando transporta la pelota.Pocos confían que los Saints puedan ganar una batalla física en Seattle, lo cual significa que Brees va a tener que gozar de uno de esos grandes días si pretende llevar a los suyos a la sorpresiva victoria.El inconveniente es que Brees sigue teniendo problemas como visitante, dado que ante los Eagles volvió a lanzar otras dos interceptaciones y la defensiva de los Seahawks fue la mejor de la NFL contra el ataque aéreo de sus rivales.La línea de apuesta puede parecer alta, pero la realidad es que los Seahawks son probablemente el mejor equipo de la NFL en estos momentos y por eso en Las Vegas también les dan como claros favoritos a que sean los primeros en pasar a la final de la Conferencia Nacional (NFC).Lo mismo sucede con los Patriots dentro de la Conferencia Americana (AFC), un equipo que a pesar de todos los problemas que se le han presentando antes y durante la temporada regular volvieron a conseguir la segunda mejor marca que les dejó sin competir en la ronda de comodines.Los sorpresivos Colts llegan de haber conseguido una remontada histórica de 28 puntos ante los Chiefs de Kansas City, algo que les enaltece, pero que tal vez no les pueda servir de nada el sábado ante un equipo experimentado y grande como los Patriots.El mariscal de campo de los Colts, Andrew Luck, de 25 años, será uno de los jugadores clave, su anotación valió la remontada para su equipo ante los Chiefs.En ese encuentro ante los Chiefs otro gran revulsivo en ataque de los Colts fue el receptor abierto T.Y.Hilton, al que la defensa contraria no marcó con contundencia lo que les costó perder el partido.No sucederá lo mismo con los Patriots, donde su entrenador en jefe, Bill Belichick, el mejor que hay en la NFL, tendrá como principal objetivo anular a Luck y por supuesto no darle ninguna libertad a Hilton.El problema para Belichick serán las bajas que ha sufrido en las últimas semanas en la defensiva, incluida la del linebacker Brandon Spikes, que no podrá jugar más por lo que resta de la fase final.Lo bueno para los Patriots es que esa defensiva de los Colts, que hizo una gran labor en los últimos tres partidos, fue destruida por la ofensiva de los Chiefs, que no fue responsable de la derrota de su equipo.Asimismo, el mariscal de campo estelar de los Patriots, Tom Brady, está a tres touchdowns de alcanzar el récord histórico de pases de anotación en la fase final.Pero no se sentiría para nada ofendido si su compañero, el corredor LeGarrette Blount vuelve a disfrazarse de la mejor versión del legendario Jerome Bettis y les de todo un plus a la ofensiva de los Patriots, que además están invictos jugando en Foxborough esta temporada, a pesar de los interrogantes que se han dado sobre el equipo.La ofensiva no es la misma sin el tight end Rob Gronkowski y el ataque terrestre no es consistente, aunque puede mejorar en el partido del sábado.Ambas defensivas dejan bastante que desear por tierra, y el equipo que establezca el ataque por ese apartado ofensivo y lo imponga tendrá grandes posibilidades de conseguir la victoria, lo que significa que serán los corredores los que definan y no tanto los mariscales de campo.

Una vez más se espera que la ventaja de campo decida a favor de los equipos en la serie divisional de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), y en este caso el papel de favorito les corresponde a los Seahawks de Seattle y a los Patriots de Nueva Inglaterra.Los Saints de Nueva Orleans pudieron al fin ganar un partido de la fase final fuera de su campo y lo hicieron ante los Eagles de Filadelfia, donde nunca habían conseguido la victoria, pero ahora de nuevo tendrán que seguir de visitantes y su rivales en esta ocasión tienen la mejor marca de la NFL.Nadie cuestiona que los Saints también contarán al frente de la ofensiva a un mariscal de garantía como Drew Brees, pero si quieren conseguir la victoria ante los Seahawks deberán hacer de nuevo una gran labor e imponerse a la séptima mejor defensiva por tierra de la NFL.Los Seahawks llegan con una semana de descanso, y estarán jugando en el estadio más ruidoso de la NFL, el CenturyLink Field, de Seattle, donde el mariscal de campo Russel Wilson ha perdido apenas un partido en toda su carrera.Wilson volverá a ser decisivo en lo que puedan hacer los Seahawks y además seguir con la proyección del mariscal de elite de cara a la próxima década.Junto a la gran inteligencia, aptitudes y cualidades atléticas que posee Wilson, los Seahawks también tendrán en el receptor abierto Percy Harvin una gran arma ofensiva, lo mismo que la potencia y calidad que posee el corredor Marshawn Lynch cuando transporta la pelota.Pocos confían que los Saints puedan ganar una batalla física en Seattle, lo cual significa que Brees va a tener que gozar de uno de esos grandes días si pretende llevar a los suyos a la sorpresiva victoria.El inconveniente es que Brees sigue teniendo problemas como visitante, dado que ante los Eagles volvió a lanzar otras dos interceptaciones y la defensiva de los Seahawks fue la mejor de la NFL contra el ataque aéreo de sus rivales.La línea de apuesta puede parecer alta, pero la realidad es que los Seahawks son probablemente el mejor equipo de la NFL en estos momentos y por eso en Las Vegas también les dan como claros favoritos a que sean los primeros en pasar a la final de la Conferencia Nacional (NFC).Lo mismo sucede con los Patriots dentro de la Conferencia Americana (AFC), un equipo que a pesar de todos los problemas que se le han presentando antes y durante la temporada regular volvieron a conseguir la segunda mejor marca que les dejó sin competir en la ronda de comodines.Los sorpresivos Colts llegan de haber conseguido una remontada histórica de 28 puntos ante los Chiefs de Kansas City, algo que les enaltece, pero que tal vez no les pueda servir de nada el sábado ante un equipo experimentado y grande como los Patriots.El mariscal de campo de los Colts, Andrew Luck, de 25 años, será uno de los jugadores clave, su anotación valió la remontada para su equipo ante los Chiefs.En ese encuentro ante los Chiefs otro gran revulsivo en ataque de los Colts fue el receptor abierto T.Y.Hilton, al que la defensa contraria no marcó con contundencia lo que les costó perder el partido.No sucederá lo mismo con los Patriots, donde su entrenador en jefe, Bill Belichick, el mejor que hay en la NFL, tendrá como principal objetivo anular a Luck y por supuesto no darle ninguna libertad a Hilton.El problema para Belichick serán las bajas que ha sufrido en las últimas semanas en la defensiva, incluida la del linebacker Brandon Spikes, que no podrá jugar más por lo que resta de la fase final.Lo bueno para los Patriots es que esa defensiva de los Colts, que hizo una gran labor en los últimos tres partidos, fue destruida por la ofensiva de los Chiefs, que no fue responsable de la derrota de su equipo.Asimismo, el mariscal de campo estelar de los Patriots, Tom Brady, está a tres touchdowns de alcanzar el récord histórico de pases de anotación en la fase final.Pero no se sentiría para nada ofendido si su compañero, el corredor LeGarrette Blount vuelve a disfrazarse de la mejor versión del legendario Jerome Bettis y les de todo un plus a la ofensiva de los Patriots, que además están invictos jugando en Foxborough esta temporada, a pesar de los interrogantes que se han dado sobre el equipo.La ofensiva no es la misma sin el tight end Rob Gronkowski y el ataque terrestre no es consistente, aunque puede mejorar en el partido del sábado.Ambas defensivas dejan bastante que desear por tierra, y el equipo que establezca el ataque por ese apartado ofensivo y lo imponga tendrá grandes posibilidades de conseguir la victoria, lo que significa que serán los corredores los que definan y no tanto los mariscales de campo.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios