Tigres y Rojos comienzan la fase final con triunfos claros

La primera jornada de las series divisionales en las Grandes Ligas permitió que los Tigres de Detroit y los Rojos de Cincinnati recuperaran la forma en juegos de fase final para conseguir sendas victorias.Mientras que los Tigres se hicieron de su segundo triunfo en sus últimos siete juegos en postemporada, los Rojos consiguieron la primera victoria en fase final en 17 años, a pesar de haber perdido a su lanzador estelar el dominicano Jhonny Cueto.El abridor Justin Verlander dominó desde la lomita siete episodios y llevó a los Tigres a un triunfo por 3-1 sobre los Atléticos de Oakland en el primer juego de la serie divisional.Los Tigres, que pasaron a la fase final como campeones de la División Central de la Liga Americana, se ponen con ventaja de 1-0 en la serie que se juega al mejor de cinco sobre los Atléticos, ganadores del título de la Oeste de la misma liga.Verlander controló el juego y empató marca personal en ponches, con 11, incluidos cinco consecutivos, en juegos de fase final, pero su labor fue redondeada con la asistencia de los relevistas dominicanos Joaquín Benoit, que lanzó la octava entrada, y del cerrador José Valverde, que se hizo del rescate sacando los últimos tres "outs" del partido."Al principio no sabía qué estaba pasando, me sentí descontrolado en mis lanzamientos, pero pude recuperarme y al final conseguí el ritmo y el triunfo", declaró Verlander,El serpentinero dijo que "para recuperarme tuve que ser agresivo, tratando de encontrar la zona del strike, haciendo lanzamientos de calidad para superar al enemigo".Mientras que el receptor Alex Ávila, que pegó jonrón, se mostró satisfecho con el triunfo ya que "ganar el primer juego es muy importante en una serie de fase final, porque los que tengamos como visitantes serán muy difíciles".El tercero, cuarto y quinto juegos, se disputaran en el campo de los Atléticos.Verlander, Benoit, Valverde y Ávila se combinaron para que los Tigres recuperaran el ritmo ganador en fase final, al conseguir apenas el segundo en los últimos siete disputados.La novena de Detroit perdió el primer juego contra los Yanquis de Nueva York en la serie de división el año pasado, antes de ganar en cinco; y posteriormente perdieron la serie por el título de la Americana ante los Vigilantes de Texas.Pero ahora, los campeones de la División Central de la Americana, se encuentran en su segundo viaje consecutivo a fase final por primera vez desde las campañas 1934-35.La victoria la consiguieron los Tigres a pesar de que su antesalista venezolano Miguel Cabrera, ganador de la Triple Corona, se fue sin hacer contacto con la bola al dejar números de 0-3.El segundo partido se jugará el domingo, con Doug Fister sobre la lomita por los Tigres, y el zurdo Tommy Milone, de los Atléticos.Mientras que los Rojos vuelvan al camino ganador en fase final, al conseguir su primera victoria en 17 años, a pesar de haber perdido uno de sus mejores brazos, el dominicano Cueto.En su más reciente incursión a las finales, en el 2010, los Rojos fueron "barridos" en la primera ronda por los Filis de Filadelfia.Esta vez, cuando Cueto apenas había sacado un out, tuvo que dejar el campo por una lesión de espalda, y los Rojos corrieron el riesgo de continuar su marcha perdedora, pero dos jonrones de Brandon Phillips y Jay Bruce, les dieron el impulso necesario para ganar."Sólo hice lo que debía hacer, tratar de que las cosas sucedieran positivamente para el equipo", dijo Phillips, quien agregó que "el triunfo es una muestra de que creemos en nuestro equipo, a pesar de haber perdido a uno de nuestros mejores hombres, a Cueto, un tipo de persona a la que realmente necesitamos".Mientras que el piloto de los Rojos, Dusty Baker, de 63 años de edad, tuvo un regreso triunfal al AT&T Park para estar en los playoffs 10 años después de haber dejado a los Gigantes a sólo seis "outs" del título de la Serie Mundial, antes de perder frente a los Angelinos, que pasaron con el comodín.Su presencia en el campo también marco su regreso después de 11 juegos de ausencia debido a su recuperación de una ligero ataque al corazón y palpitaciones irregulares.Baker, refiriéndose a los números perdedores que tenían los Rojos en fase final, dijo que "les juro que no conocía esas cifras, pero aunque las hubiera conocido, uno no puede hacer nada para lograr que fuesen diferentes esos 17 años".Los Rojos habían perdido siete juegos de fase final consecutivos desde 1995, cuando el ahora piloto de los Nacionales de Washington, Davey Johnson, y Cincinnati, fueron "barridos" en la serie del banderín de la Nacional, por los Bravos de Atlanta.El segundo juego se llevará a cabo el domingo, con el derecho Bronson Arroyo (12-10) por los Rojos, contra el zurdo Madison Bumgarner, (16-11), por los Gigantes.

La primera jornada de las series divisionales en las Grandes Ligas permitió que los Tigres de Detroit y los Rojos de Cincinnati recuperaran la forma en juegos de fase final para conseguir sendas victorias.Mientras que los Tigres se hicieron de su segundo triunfo en sus últimos siete juegos en postemporada, los Rojos consiguieron la primera victoria en fase final en 17 años, a pesar de haber perdido a su lanzador estelar el dominicano Jhonny Cueto.El abridor Justin Verlander dominó desde la lomita siete episodios y llevó a los Tigres a un triunfo por 3-1 sobre los Atléticos de Oakland en el primer juego de la serie divisional.Los Tigres, que pasaron a la fase final como campeones de la División Central de la Liga Americana, se ponen con ventaja de 1-0 en la serie que se juega al mejor de cinco sobre los Atléticos, ganadores del título de la Oeste de la misma liga.Verlander controló el juego y empató marca personal en ponches, con 11, incluidos cinco consecutivos, en juegos de fase final, pero su labor fue redondeada con la asistencia de los relevistas dominicanos Joaquín Benoit, que lanzó la octava entrada, y del cerrador José Valverde, que se hizo del rescate sacando los últimos tres "outs" del partido."Al principio no sabía qué estaba pasando, me sentí descontrolado en mis lanzamientos, pero pude recuperarme y al final conseguí el ritmo y el triunfo", declaró Verlander,El serpentinero dijo que "para recuperarme tuve que ser agresivo, tratando de encontrar la zona del strike, haciendo lanzamientos de calidad para superar al enemigo".Mientras que el receptor Alex Ávila, que pegó jonrón, se mostró satisfecho con el triunfo ya que "ganar el primer juego es muy importante en una serie de fase final, porque los que tengamos como visitantes serán muy difíciles".El tercero, cuarto y quinto juegos, se disputaran en el campo de los Atléticos.Verlander, Benoit, Valverde y Ávila se combinaron para que los Tigres recuperaran el ritmo ganador en fase final, al conseguir apenas el segundo en los últimos siete disputados.La novena de Detroit perdió el primer juego contra los Yanquis de Nueva York en la serie de división el año pasado, antes de ganar en cinco; y posteriormente perdieron la serie por el título de la Americana ante los Vigilantes de Texas.Pero ahora, los campeones de la División Central de la Americana, se encuentran en su segundo viaje consecutivo a fase final por primera vez desde las campañas 1934-35.La victoria la consiguieron los Tigres a pesar de que su antesalista venezolano Miguel Cabrera, ganador de la Triple Corona, se fue sin hacer contacto con la bola al dejar números de 0-3.El segundo partido se jugará el domingo, con Doug Fister sobre la lomita por los Tigres, y el zurdo Tommy Milone, de los Atléticos.Mientras que los Rojos vuelvan al camino ganador en fase final, al conseguir su primera victoria en 17 años, a pesar de haber perdido uno de sus mejores brazos, el dominicano Cueto.En su más reciente incursión a las finales, en el 2010, los Rojos fueron "barridos" en la primera ronda por los Filis de Filadelfia.Esta vez, cuando Cueto apenas había sacado un out, tuvo que dejar el campo por una lesión de espalda, y los Rojos corrieron el riesgo de continuar su marcha perdedora, pero dos jonrones de Brandon Phillips y Jay Bruce, les dieron el impulso necesario para ganar."Sólo hice lo que debía hacer, tratar de que las cosas sucedieran positivamente para el equipo", dijo Phillips, quien agregó que "el triunfo es una muestra de que creemos en nuestro equipo, a pesar de haber perdido a uno de nuestros mejores hombres, a Cueto, un tipo de persona a la que realmente necesitamos".Mientras que el piloto de los Rojos, Dusty Baker, de 63 años de edad, tuvo un regreso triunfal al AT&T Park para estar en los playoffs 10 años después de haber dejado a los Gigantes a sólo seis "outs" del título de la Serie Mundial, antes de perder frente a los Angelinos, que pasaron con el comodín.Su presencia en el campo también marco su regreso después de 11 juegos de ausencia debido a su recuperación de una ligero ataque al corazón y palpitaciones irregulares.Baker, refiriéndose a los números perdedores que tenían los Rojos en fase final, dijo que "les juro que no conocía esas cifras, pero aunque las hubiera conocido, uno no puede hacer nada para lograr que fuesen diferentes esos 17 años".Los Rojos habían perdido siete juegos de fase final consecutivos desde 1995, cuando el ahora piloto de los Nacionales de Washington, Davey Johnson, y Cincinnati, fueron "barridos" en la serie del banderín de la Nacional, por los Bravos de Atlanta.El segundo juego se llevará a cabo el domingo, con el derecho Bronson Arroyo (12-10) por los Rojos, contra el zurdo Madison Bumgarner, (16-11), por los Gigantes.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios